Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Todo lo que el ácido hialurónico puede hacer para que te veas más joven

Todos los usos del ácido hialurónico para verte más joven

Hay pocos activos tan multifunción como él. Rostro, escote y hasta manos pueden beneficiarse de su potencial hidratante. Hablamos de todos los usos del ácido hialurónico para verte más joven.

Conociendo el ácido hialurónico

El ácido hialurónico está presente de manera natural en el organismo. Es un principio activo que podemos encontrar en las articulaciones, los cartílagos y en la propia piel. 

  • En las articulaciones favorece el movimiento y evita fricciones que podrían terminar provocando dolor.
  • En los cartílagos tiene una función reconstituyente.
  • En la piel, otorga hidratación y actúa como sustento, ayudando a que se mantenga firme. Y en consecuencia, con aspecto joven.
  • En los huesos, los últimos estudios apuntan a su capacidad regeneradora.

Sin embargo, la cantidad de ácido hialurónico que hay de forma natural en el organismo se va reduciendo. Esto es un proceso habitual del envejecimiento. Lo mismo sucede con proteínas como el colágeno y la elastina. Con la piel menos hidratada y tersa, las arrugas y las líneas de expresión son más visibles. El aspecto general de la tez es menos luminoso.

Los usos del ácido hialurónico: el activo multitarea

El ácido hialurónico es uno los principios activos más utilizados en medicina estética. Con su capacidad hidratante y voluminizadora, es uno de los materiales de relleno reabsorbibles de más éxito en la actualidad, por su altísima eficacia. 

Pero, sobre todo, una de sus grandes cualidades es su capacidad multifunción. El ácido hialurónico es capaz de rejuvenecer sin cirugía zonas tan diferentes como ojeras, labios, perfil facial, escote o manos. Hidrata, rellena, da volumen donde se necesita, reposición contornos… Es un método infalible para verse más joven sin grandes cambios radicales. Y sin necesidad de cirugías ni técnicas invasivas. Ahí estriba su grandísimo éxito.

Dependiendo de la zona donde se vaya a infiltrar, el especialista elige ácidos hialurónicos de diferentes reticulaciones. Así se puede asegurar un resultado totalmente personalizado a cada paciente.

Labios

Mejorar los labios es el deseo de muchos pacientes. Sin embargo, también genera muchos reparos. ¿Se notará mucho? ¿Parecerá artificial? El ácido hialurónico actúa en tres frentes: hidratación, perfil y volumen. Es decir, no se trata simplemente de inyectar el activo y nada más. 

Nuestros especialistas estudian el conjunto facial del paciente. Sus rasgos, sus posibles arrugas y líneas de expresión. De ese modo se puede aplicar el ácido hialurónico de un modo armonioso. Y por ello el resultado es siempre completamente natural.

Ojeras

Con el uso masivo de la mascarilla por el coronavirus, los ojos se han convertido en el centro del rostro. Por eso ha crecido muchísimo la demanda de tratamientos para mejorar el conjunto de la mirada y evitar el aspecto cansado.

Uno de los usos más exitosos del ácido hialurónico es el de borrar arrugas y corregir bolsas de los ojos. Las infiltraciones con este principio activo solucionan pérdidas de volumen y zonas hundidas. El resultado es un contorno de ojos más joven y saludable. Aunque no corrige por completo la pigmentación (las ojeras), sí es útil para conseguir una mejora. 

Mejillas y pómulos

Otro de los usos de ácido hialurónico es el de reestructurar volúmenes en pómulos y mejillas. El contorno del rostro se rejuvenece, mejora la flacidez y el resultado es un rostro de apariencia más joven.

Surco nasogeniano

Con el paso de los años y la pérdida de ácido hialurónico, colágeno y elastina, el surco nasogeniano se va marcando. Es una de las arrugas que más envejece el rostro, marcando dos surcos profundos desde los lados de la nariz hasta los laterales de los labios.

En algunos casos la solución es la infiltración en la zona de ácido hialurónico. En otros (generalmente en pacientes de más edad), a veces la solución está en mejorar el volumen de los pómulos, para compensar el conjunto facial y devolverle la armonía natural.

Nariz

Las infiltraciones de ácido hialurónico en la nariz han hecho que reciban el nombre de “rinolasplastia” sin cirugía. Debido a su capacidad de reposicionar volúmenes, es capaz de corregir suavemente asimetrías y contornos.

Contorno facial

El ácido hialurónico también puede infiltrarse para mejorar el contorno facial, en mentón y mandíbulas. Así se pueden disimular volúmenes prominentes o remarcarlos, en el caso de ser necesario. El resultado es un rostro más definido y armonioso en su silueta.

Manos

Las manos son a veces las grandes olvidadas. Expuestas a muchas agresiones. Entre ellos, productos de limpieza, lavados constantes, geles hidroalcohólicos o agentes externos como sol y frío. Sin embargo, la piel es muy delgada y apenas hay grasa. Con el envejecimiento, se marcan arrugas y aparecen zonas hundidas y un aspecto huesudo.

Las infiltraciones con ácido hialurónico también ayudan a corregir ese aspecto envejecido, al hidratar intensamente y recuperar volúmenes.

Dependiendo de la zona a tratar, la edad del paciente y el grado de envejecimiento, el especialista elegirá el tipo de ácido hialurónico que es conveniente infiltrar. Pueden ser necesarias varias sesiones y, en todo caso, con el tiempo se reabsorbe y son necesarios retoques. 

Si deseas informarte sobre los usos de este principio activo todoterreno, no dudes en pedirnos cita sin compromiso. Además ahora puedes beneficiarte de nuestra oferta de un 15 % de descuento en tratamientos faciales con ácido hialurónico.

Si te ha gustado ¡Comparte!

Contenido relacionado:

Categorías

Cambia tu aspecto y tu vida

Hay decisiones que cambian la vida, esta es la TUYA

Financiamos tu cambio

Contacta con nosotros y te daremos la información personalizada que necesitas.

Valoramos tu caso

Contacta con nosotros y te daremos la información personalizada que necesitas.