Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Qué sujetador usar después de un aumento de pecho

Qué sujetador usar después de un aumento de pecho

Llevar un sujetador adecuado es algo importante tras un aumento de pecho. Aunque tengas prisa por lucir tu nuevo escote, tendrán que pasar unas semanas para esperar elegir a tu gusto. Pero son necesarias para una buena recuperación.

sujetador aumento de pecho

Cómo elegir el sujetador tras una cirugía de aumento de pecho

Los primeros días tras una intervención de aumento o elevación de senos tendrás las molestias lógicas de una cirugía. Quizá lleves puesto un vendaje compresivo durante unas pocas jornadas. Pero pronto el cirujano te permitirá a retirarlo y podrás estrenar tu primer sujetador con tu nuevo pecho. 

Ese primer sujetador después de un aumento de pecho no será uno de lencería clásica, sino uno postoperatorio. De suave pero firme algodón, muy elástico y con fácil sistema de quita y pon (con corchetes por delante y por detrás), tienen diseño parecido al de un corsé. Sin aros, sin costuras internas y sin relleno, se adapta al cuerpo y refuerza la sujeción. Así, aunque sea un sujetador, hace el efecto de un vendaje compresivo. 

Este modelo de sujetador postoperatorio que llevarás tras la cirugía de aumento de pecho deberá tener la talla de tu nuevo contorno, dependiendo de las prótesis que se hayan implantado. Tendrás que llevarlo de manera continuada durante al menos dos semanas. Estos plazos pueden variar dependiendo de cada paciente. Lo que para unas son dos semanas, para otras puede ser un mes. Por eso siempre deberás atenerte a las indicaciones del especialista. Y ser paciente. Por muchas ganas que tengas de lucir una lencería clásica, merece la pena esperar el tiempo que sea necesario para asegurar que la recuperación es totalmente óptima. Los tejidos y la prótesis tienen que asentarse y acomodarse al cuerpo. Puede que el resultado del aumento de pecho o de la mastopexia no sean definitivos hasta que no haya pasado un año y medio.

sujetador cirugia mamas

¿Y después del sujetador postoperatorio?

Pasadas dos semanas, es posible que el cirujano te autorice a ponerte otro tipo de sujetador, generalmente de tipo deportivo. Para llevarlo solo o para alternarlo con el postoperatorio. 

Los sujetadores o tops de tipo deportivo son aconsejables al principio porque consiguen buena sujeción y cubren toda la copa. La paciente se siente más protegida y segura al llevarlos.

Pasado el plazo aproximado de un mes desde la cirugía, es posible que ya puedas pasarte a sujetadores normales adaptados a tu nueva talla tras el aumento de pecho. 

Existirán dos opciones, de nuevo dependiendo de la evolución de cada paciente: sujetadores sin aros o con ellos. En contra de lo que pueda parecer, el sujetador con aros puede ayudar a la recuperación de la paciente de aumento o elevación de pecho. Esto es así porque permite desempeñar el papel de una férula, que ayudar a acomodar la prótesis en su lugar. Sin embargo, no se aconseja en todos los casos, porque el aro puede generar molestias o modificar el surco submamario. De modo que de nuevo debes confiar en tu especialista.

Por otra parte, si los tejidos de la paciente son fuertes y no tienen mucha elasticidad, los sujetadores sin aros son más aconsejados. Permiten que la prótesis descienda un poco tras la cirugía de mamas y el resultado sea más natural.

Sujetador para hacer deporte después de un aumento

Cuando puedas recuperar la actividad deportiva (el cirujano te dirá cuándo) será indispensable que utilices un buen sujetador deportivo si te has sometido a un aumento de pecho. Este tipo de prendas consiguen reducir el movimiento y la oscilación que se produce en los senos al entrenar. En realidad, son aconsejables para todas las mujeres que hacen deporte y no solo tras las cirugías de senos.

Dormir con sujetador

Dejarse el sujetador para dormir es obligatorio durante los primeros doce meses tras la cirugía de aumento de pecho. Esto es especialmente aconsejable en casos de mamas grandes. El mismo sujetador postoperatorio o uno deportivo serán perfectos. Después de ese tiempo, tampoco es desaconsejable seguir utilizándolo. Así le pondremos las cosas un poco más difíciles a la ley de la gravedad. Puedes escoger modelos suaves, tops de tipo camiseta o los modelos que te sean más cómodos. 

Pasado el año y medio de la cirugía, podrás ponerte los sujetadores del tipo que quieras, con aro, sin ellos, con relleno o push up. Ya sea durante el día, para hacer deporte o para dormir, es indispensable utilizar la talla de sujetador adecuada. Siete de cada diez mujeres no la llevan. De hecho, la mayoría de ellas no conocen ni qué talla es exactamente y se pierde entre números y letras de contorno y copa. Déjate aconsejar por expertos.

Si quieres información sobre la cirugía de pecho, no dudes en pedir cita con nosotros. Te atenderemos sin compromiso.

Si te ha gustado ¡Comparte!

Contenido relacionado:

Categorías

Cambia tu aspecto y tu vida

Hay decisiones que cambian la vida, esta es la TUYA

Financiamos tu cambio

Contacta con nosotros y te daremos la información personalizada que necesitas.

Valoramos tu caso

Contacta con nosotros y te daremos la información personalizada que necesitas.