Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Rescata tu piel tras el verano

Rescata tu piel tras el verano

Demasiado sol, el viento, agua de mar o de piscina afectan al estado de salud de la dermis. Esto provoca que se vuelva frágil y sensible. Y que aparezca deshidratada. Por eso hay que hacer unos cuidados extra y cuidar la piel tras el verano.

piel tras el verano

Qué le pasa a la piel tras el verano

Las esperamos todo el año. En las vacaciones descansamos, disfrutamos, hacemos las cosas que nos apetecen. Y nos las merecemos tras un año trabajando duro. En muchísimas ocasiones ese tiempo de descanso se pasa en lugares con mayor exposición al sol. Y se frecuentan piscinas o vamos a la playa. Ese disfrute pasa factura a la piel tras el verano.

Los principales problemas con los que podemos encontrarnos a la vuelta son:

  • Deshidratación
  • Arrugas provocadas por el fotoenvejecimiento
  • Manchas solares
  • Falta de luminosidad
  • Rebrote de los casos de acné, en los pacientes aquejados por esta patología

Piel deshidratada

La dermis tiene una capacidad natural de hidratación. Pero, como sabemos, esta se puede ver alterada por agresiones externas durante todo el año y especialmente en verano. Y esto es así porque uno de los principales agresores es el sol. Y en fechas estivales estamos más expuestos. Ese exceso de radiación favorece la deshidratación. Por este motivo la piel aparece reseca, descamada y con sensación de tirantez.

Arrugas

Se deben al exceso a la exposición a las radiaciones solares. El sol provoca fotoenvejecimiento, es decir, un envejecimiento prematuro de las células. Esto se refleja en la aparición de más líneas de expresión y en la acentuación y brote de las arrugas.

Manchas solares

Acabar con las manchas solares es una de las principales necesidades a la hora de rescatar la piel tras el verano. Anti estéticas, suelen ser uno de los mayores problemas de nuestros pacientes en esta época del año. El sol puede en primer lugar provocar que aparezcan hiperpigmentaciones. En segundo lugar, también puede favorecer que empeoren las que existían previamente.

Falta de luminosidad

¿A quién no le ha pasado? Volvemos del verano y, aunque estemos bronceados, la piel se ve apagada. No tiene luz. Está cetrina. La deshidratación de la que hablábamos antes es una de las culpables. Pero también la acumulación de células muertas en la epidermis e impiden que la piel refleje la luz. Por eso se ve apagada. Además, esta capa de células muertas crean una especia de alfombra en el rostro, que impide incluso que penetren bien los productos de tratamiento, aunque seamos cumplidores en su utilización.

tratamientos despues de vacaciones

Empeoramiento del acné

Sabemos que el sol tiene un efecto antiinflamatorio e inmunomodulador . Por eso, las personas aquejadas de acné están acostumbradas a que su patología mejore en vacaciones, cuando han estado en la playa o expuestas al sol. Sin embargo, esto no significa que se hayan curado. De hecho, lo normal es que surja un rebrote sobre la piel tras el verano. Aunque el sol y el agua sequen la piel y por tanto los granitos desaparezcan momentáneamente, el problema persiste. Porque con ese mismo sol, la piel se engrosa y se produce una hiperqueratosis. Y este es uno de los factores causantes del acné.

Tratamientos para rescatar la piel tras el verano

Una vez que volvemos de las vacaciones, es buen momento para rescatar la piel tras el verano. Momento de recurrir a los mejores tratamientos para una piel fortalecida, reparada, hidratada y luminosa.

  • Resurfacing con láser: es una técnica efectiva frente a las arrugas faciales, que también elimina líneas de expresión, lesiones vasculares, manchas y secuelas de acné (cicatrices y marcas). Lo consigue eliminando las capas superficiales de la piel.
  • El láser facial trata lesiones pigmentadas en todas las capas de la piel. Elimina arrugas y líneas de expresión. Mejora la textura y la apariencia del rostro, que aparece más liso y con un tono unificado.
  • Las infiltraciones de vitaminas ofrecen resultados rápidos y claramente perceptibles. Se aplican mediante microinyecciones con cócteles personalizados, según las necesidades de cada paciente.
  • Las infiltraciones de ácido hialurónico son uno de los métodos preferidos para reforzar la hidratación. El estado y aspecto de la piel registra una mejora evidente. Recupera su volumen, se difuminan arrugas y líneas de expresión, y aparece revitalizada.

Si estás pensando en mejorar la belleza y la salud de tu piel tras el verano, pídenos cita sin compromiso y te asesoraremos.

Si te ha gustado ¡Comparte!

Contenido relacionado:

Categorías

Cambia tu aspecto y tu vida

Hay decisiones que cambian la vida, esta es la TUYA

Financiamos tu cambio

Contacta con nosotros y te daremos la información personalizada que necesitas.

Valoramos tu caso

Contacta con nosotros y te daremos la información personalizada que necesitas.