Recuperación del tono muscular

En forma a cualquier edad

tono-muscular

La experiencia de las operaciones de Cirugía Plástica y Estética nos ha evidenciado que la combinación de recuperación muscular y articular, junto con la actitud de mejorar de los pacientes, es la clave del resultado muy bueno o excelente.

Pide cita

En forma a cualquier edad

tono-muscular

La experiencia de las operaciones de Cirugía Plástica y Estética nos ha evidenciado que la combinación de recuperación muscular y articular, junto con la actitud de mejorar de los pacientes, es la clave del resultado muy bueno o excelente.

Pide cita

La opinión del experto

La experiencia de las operaciones de Cirugía Plástica y Estética nos ha evidenciado que la combinación de recuperación muscular y articular, junto con la actitud de mejorar de los pacientes, es la clave del resultado muy bueno o excelente. Finalizar el postoperatorio después del año de la operación junto con una correcta nutrición equilibrada con proteínas, hidratos de carbono y grasa nos ha demostrado que los resultados son muy superiores que cuando hace unos años no le dábamos tanta importancia.

Por todo ello, la incorporación de la Unidad de Recuperación del Tono Muscular es de suma importancia y debe ser incorporada por sistema a cualquier intervención de Cirugía Estética.

Dr. Vila-Rovira

Recupera el tono muscular

Un cambio por dentro y por fuera.

Más información
Más información

Tonificación muscular, una buena opción a cualquier edad

El cuerpo humano tiene cerca de 700 músculos con diferentes funciones. El músculo esquelético realiza el movimiento voluntario del cuerpo y mantiene la posición del mismo. Es decir, está presente en todos nuestros movimientos cotidianos (subir escaleras, caminar, mantenernos de pie, etc.). Es fundamental tener una buena salud muscular para movernos libre y efectivamente, a la vez que sentirnos bien.

Es muy habitual adentrarse en programas de entrenamiento de tonificación muscular con unos objetivos de mejora de composición corporal con la intención de mejorar la estética. Un tono muscular firme previene la flacidez y otorga una imagen saludable, un cuerpo compensado y atractivo, sea cual sea el canon de belleza.

Pero no solo a nivel de estética corporal es interesante poseer un buen tono muscular, también lo es en el ámbito de la salud en general. Mejorar la musculatura eleva el metabolismo basal, hecho que ayuda a consumir más energía y disminuir la masa grasa, fundamental para tener una buena salud cardiovascular; ayuda a mantener la masa ósea, previniendo así la osteoporosis, caídas por fragilidad y desequilibrio; nos proporciona un nivel de fuerza óptimo para realizar cualquier tarea con éxito, con menos riesgo de lesión; etc.

El envejecimiento es un acontecimiento biológico natural que conlleva un aumento de masa grasa y una disminución progresiva de la masa muscular. El descenso de la masa muscular se denomina sarcopenia. Esta degradación muscular ya se aprecia en personas de mediana edad (alrededor de los 50 años) al compararlos con individuos de 20 años de edad.

Este hecho puede asociarse a cambios en la estructura de la musculatura debida al envejecimiento, a enfermedades crónicas, a la mala nutrición o al sedentarismo.

La estrategia más efectiva para combatir este acontecimiento es ejercitarnos físicamente de forma correcta, integrando una sana nutrición.

La masa muscular del hombre constituye el 45% del peso corporal total (Buchner 1997-Evans 1996), de ahí la gran influencia positiva metabólica y funcional. Según estudios del “Centro para el control de las Enfermedades de Atlanta” (EEUU) sólo el 20-25% de los adultos mayores hace una actividad física suficiente y apenas un 5% de los hombres y un 2% de las mujeres generan un esfuerzo físico adecuado como para aumentar la masa muscular (weibel, 2000).

wellness y fitness

Estos datos demuestran en primer lugar, la gran presencia e importancia de la masa muscular en las personas a nivel de funcionalidad y salud en general. También, reflejan una pobre participación de la población en cuanto actividad física se refiere y además, una muy deficiente participación en programas de entrenamiento para mejorar la masa muscular.

El entrenamiento de fuerza es fundamental para optimizar el nivel de muscular de las personas. Existen un sinfín de sistemas y materiales de entrenamiento adaptables a cualquier nivel y edad. Podemos usar máquinas que ofrezcan resistencia externa; gomas elásticas; nuestro propio peso corporal; etc.

Por ejemplo, un press de banca (ejercicio fuerza en el cual realizamos un movimiento de presión con el fin de vencer el peso que opone la barra) con un relativo alto kilaje, puede ser muy efectivo para que un sujeto joven y con buena condición física pueda trabajar unos grupos musculares concretos. E igualmente efectivo para otro sujeto más desentrenado y/o mayor ese podría ser una serie de flexiones de brazos sin aplicar ningún tipo de carga externa, solo usando su mismo peso corporal.

Además del entrenamiento muscular, el entrenamiento cardiorrespiratorio es imprescindible a nivel de prevención y de mejora para nuestra salud en general. También existe un amplio abanico de sistemas y posibilidades: caminar; correr; nadar; etc.

Este tipo de ejercicio físico nos ayuda a disminuir masa grasa, a mejorar la capacidad pulmonar, a aumentar las cavidades del músculo cardíaco; y nos hace sentir mejor psicológicamente ya que hormonas como las endorfinas “hormona del bienestar”, son muy receptivas a este tipo de actividades.

3 o 4 horas semanales es una frecuencia óptima de entrenamiento, en las cuales podemos integrar el entrenamiento muscularcardiorrespiratorio y de flexibilidad (estiramientos). Estas horas semanales son una buena inversión para mejorar la imagen corporal, prevenir diferentes patologías: cardiovasculares; metabólicas; osteorarticulares y musculares, que nos privarían de los bienes más preciados para disfrutar de la vida, la salud en general y el movimiento es su máxima amplitud.

En nuestras manos está que esta disminución sea lo menor y más lenta posible

Bibliografía

  • Bross R, Javanbakht M, Bhasin S (1999). Anabolicinterventionsforaging-associatedsarcopenia. JourClinEndoMetab; 84(1): 3420-30Aumento de mamas con prótesis

  • Bassey EJ, Fiatarone MA, Opneill EF, Kelly M, Evans WJ, Lipsitz LA (1992). Leg extensor power and functional performance in veryoldmen and women. Clin. Sci.;82:321-327

  • Janssen I et al (2002). Lowrelativeskeletalmusclemass (sarcopenia) in olderpersonsisassociatedwithfunctionalimpairment and physicaldisability. Am Geriatr Soc. May;50(5):889-96

  • Annuzzi-Sucich M, Prestwood KM, Kenny AM (2002). Prevalence of sarcopenia and predictors of skeletalmusclemass in healthy, oldermen and women. JourGer A BiolSciMedSci.; 57(12): 772-7

  • Hormonas en el rendimiento deportivo (2012). Extraído el 15 abril de 2015 de cafder.blogspot.com

  • Evans WJ, Campbell W (1993). Sarcopenia and age-relatedchanges in bodycomposition and functionalcapacity. J. Nutr.;123:465-468

  • Chirosa LJ, Chirosa IJ, Padial, P (2000). La actividad física en la tercera edad. Revista digital de Educación física y deportes; 5(18)

  • Frontera W, Meredith C, OpReilly K, Knuttgen H, Evans WJ (1988). StrengthConditioning in oldermen; skeletalmusclehypertrophy and improvedfunction. J. Appl. Physiol.;71:644-650

  • Roig, J.L. (2002), Sarcopenia: Algo más que la disminución de la masa muscular. Extraído de http://g-se.com, el 7 de Noviembre de 2015.

PIDE CITA CON NUESTRO EQUIPO MÉDICO
Y RESUELVE TUS DUDAS



aviso legal y la política de privacidad.

PIDE CITA CON NUESTRO EQUIPO MÉDICO
Y RESUELVE TUS DUDAS


aviso legal y la política de privacidad.
Mantente al día con nuestras novedades y noticias