Inicio-Preguntas y consejos-Volviendo a la rutina…

¡Qué rápido pasan las semanas! Hace “cuatro días” estábamos haciendo las maletas y ya estamos de vuelta. Y con la vuelta, viene la gran pregunta: ¿cómo volver a la rutina sin morir en el intento?

Cambia el chip

noticia.jpg

Lo primero que hay que cambiar, es la mentalidad. No se trata de volver a correr en círculos de la noche a la mañana, como si las vacaciones no hubieran existido. Pero sí es necesario entender que las últimas semanas han sido un extra puntual y que la rutina nos beneficia: dormimos el tiempo que necesitamos, comemos en un horario más pautado, etc.

No se trata de ser rígidos, pero hay que reconocer que un poco de orden y rutina nos ayudan.

Alimentación

Por mucho que te cuides en vacaciones, los días de descanso suelen afectar en la alimentación: se cambian los horarios, y se toman raciones un poco más grandes o desequilibradas en el contenido.

Para volver a retomar hábitos, no recomendamos un cambio radical, tipo ayuno extremo o dietas de “Hoy sólo fruta”. Es mejor volver a los hábitos saludables del resto del año, con comidas equilibradas.

Eso sí, ten a mano productos apetecibles pero sanos mientras regulas el cuerpo nuevamente a los horarios: fruta pelada y cortada, zanahoria y otras verduras crudas, verduras encurtidas, yogures bajos en grasa, etc.

Durante unos días también puedes tomar infusiones y zumos desintoxicantes antes de comer o entre horas.

Ejercicio

Para la mayoría de nosotros, el ejercicio es el hábito que más rápido se abandona en vacaciones. Así que probablemente, este es otro de los apartados en el que necesitarás volver a crear rutinas.

Si has estado bastantes semanas sin hacer nada o casi nada de ejercicio, no quieras recuperar el tiempo perdido en la primera sesión. Recuerda que debes volver a la actividad progresivamente, primero con sesiones más breves o ejercicios más suaves (yoga o pilates, por ejemplo), y ya irás aumentando el nivel poco a poco.

Nuestra recomendación: ponte algunos objetivos y una fecha para conseguirlos, así estarás más motivado.

Nosotros también volvemos a la rueda

En el Institut Vila-Rovira también hace unos días que hemos vuelto a nuestras costumbres y ya estamos atendiendo a los pacientes en el horario habitual.

Estos días hay algunos tratamientos indicados especialmente para ayudarte a recuperar la piel y la forma después de los excesos:

Recupera la vitalidad de la piel

Sol, calor, sudor, sal…nuestra piel sufre todas estas agresiones este verano… Una buena hidratación en profundidad hará que recuperes la vitalidad de tu piel. Te proponemos un cocktail de vitaminas con ácido hialurónico para recuperar su vitalidad.

También te podemos ayudar a acabar con la celulitis gracias a las infiltraciones de productos homeopáticos justo debajo de la piel. Estos compuestos si los vamos aplicando de forma progresiva van disolviendo la grasa acumulada mejorando visiblemente el estado de la piel (piel naranja), que queda suave y rejuvenecida.

Restaura tu silueta

Si quieres recuperar el vientre plano sin esfuerzo, puedes probar nuestros tratamientos quirúrgicos por liposucción. El abdomen es la zona del cuerpo donde se acumula grasa más fácilmente y, en ocasiones, una alimentación sana y el ejercicio no son suficientes para conseguir la figura deseada. Pueden haber cúmulos localizados de grasa, que difícilmente van a desaparecer con dieta y ejercicio. En estos casos, recomendamos la liposucción.

Rejuvenece tu mirada

Para que todo el mundo vea qué bien te han sentado las vacaciones y lo mucho que has descansado, quizás necesites que te practiquemos una blefaroplastia o cirugía de los párpados. Esta técnica consiste en disminuir la piel y la grasa sobrante de los párpados superiores e inferiores, devolviendo así juventud a la mirada y eliminando la apariencia de cansancio.

Mímate con unos mejores pechos

Nuestro equipo de cirugía plástica esta especializado también en mamoplastia de elevación y mastopexia. El pecho femenino es muy importante para la belleza de la mujer. Es un símbolo de identidad femenina que, en el caso de estar caído, puede resultar antiestético.

O quizás la playa de este verano te haya hecho ver que necesitas más pecho. En este caso, nuestros expertos están a tu disposición para practicarte una mamoplastia de aumento.

Y también podemos reducirte el tamaño de los pechos si tu problema es un exceso de senos. En este caso te practicaremos la mamoplastia de reducción.

¿Tu piel, tu cara o tu cuerpo te piden a gritos una puesta a punto? ¡Pues venga! Vamos a ponernos manos a la obra más pronto que tarde… Pide cita ya, haciendo clic aquí.