Inicio-Preguntas y consejos-Cómo cuidar las cicatrices en verano

Sabemos que el sol es uno de sus principales enemigos. Pero no el único. Para cuidar las cicatrices en verano, sigue estos consejos.

Qué sucede con las cicatrices en verano

Playa, sol, humedad… todos esos factores habituales en verano pueden ser enemigos de una buena cicatrización.

eliminar cicatrices

Lo fundamental para cuidar las cicatrices en verano es evitar la exposición al sol. Es uno de sus principales enemigos. Especialmente si no han pasado seis meses desde que se formó la cicatriz. De otro modo, el sol incrementa la vascularización de la zona, y puede generar una hiperpigmentación postinflamatoria. Eso provocará que, no solo la cicatriz, a veces también la piel colindante, tome un color oscurecido que puede llegar a ser definitivo.

Si la cicatriz que te preocupa tiene menos de un mes y te coincide con las vacaciones, a la precaución de evitar el sol debes sumar otras. Intenta no bañarte en piscinas ni playas (piensa que el agua podría contener algunas bacterias). Si ya ha pasado un mes, puedes bañarte, pero mejor no hacer baños prolongados. Y, cuando salgas, es importante que seques bien la zona, para que no quede humedad.

Una vez que pasen seis meses, aunque la recomendación sigue siendo la de evitar el sol, ya no hace falta la prohibición total. Eso sí, deberás utilizar el factor de protección solar más alto (también si es invierno) y renovarlo periódicamente.

cicatriz de cirugía

Cómo evolucionan las cicatrices

Una cicatriz va pasando por diferentes fases hasta llegar a su maduración definitiva. Esto se produce entre los 18 y los 24 meses posteriores a su creación, fuera cual fuera el motivo que la hizo aparecer. En los casos que nos ocupan, hay pacientes que se someten a intervenciones de cirugía estética unos meses antes de irse de vacaciones. El aumento de pecho o la liposucción son dos ejemplos bastante comunes. Esto supone que llega el momento de irse a la playa cuando aún no se ha terminado el proceso del que os hablamos. Por eso es importante poner especial atención en cuidar las cicatrices en verano.

En la evolución de una cicatriz influyen diferentes factores. Entre ellos, la genética, el tipo de piel, la localización o su tamaño. Al principio, las cicatrices están rojas y duras al tacto. Con el paso del tiempo, la colagenasa (una enzima que rompe las fibras de colágeno) del cuerpo, fragmenta las fibras de colágeno haciéndolas más movibles. De ese modo, dejan de estar tan rígidas y tan duras, y van tomando un aspecto más blanquecino. 

En la evolución de una cicatriz influyen diferentes factores. Entre ellos, la genética, el tipo de piel, la localización o su tamaño

Llegados a este punto, podemos decir que el tejido se ha regenerado, pero eso no significa que esté todo hecho. Debemos seguir cuidándolo, para que su coloración vaya, poco a poco, equilibrándose con la del resto de la piel de la zona.

Cómo cuidar la piel con cicatrices

eliminar cicatriz cirugía

Hay que cuidar las cicatrices en verano y el resto del año, porque son un tejido vivo. Es importante la constancia. Sigue estos consejos que te indicamos a continuación:

  • Hidrata y regenera: A diario, aplica productos hidratantes y con capacidad regeneradora de la piel. Utiliza cosméticos con ingredientes como el Aloe vera, el aceite de Rosa Mosqueta, la centella asiática o el ácido hialurónico. Todos ellos favorecen la regeneración celular.
  • Evita la exposición al sol por completo los seis primeros meses. A partir de ese momento, utiliza la protección solar más alta, SPF50. Hay protectores solares en formato stick especialmente recomendables para aplicar sobre las cicatrices, porque permanecen más tiempo sobre la piel.
  • Vigila la cicatriz: estará rosa al principio y blanca a partir de los 12-18 meses. Pero además debes vigilar que esté plana. Si el tejido se abulta, debes consultar lo antes posible con el especialista. Una de las recomendaciones en esos casos es aplicar apósitos de silicona. En realidad, no llevan ningún principio activo, pero funcionan por una ligera presoterapia, frenando el abultamiento de la piel. Además, ofrecen protección solar total. Hay que llevarlos puestos durante todo el tiempo que aguante el adhesivo (suele ser una semana aproximadamente). Cuando esto suceda, hay que reemplazarlos.

¿Es posible eliminar una cicatriz?

Eliminar una cicatriz por completo no siempre es una opción. Hay pacientes que evolucionarán mucho mejor que otros, porque la cicatrización depende de todos esos factores que hemos mencionados arriba. Pero hay opciones terapéuticas para intentar mejorar su aspecto, que son muy efectivas. Infiltraciones, láser o carboxiterapia son algunas opciones. También los PRP (factores de crecimiento), la terapia de estimulación de colágeno (dermaroller), los rellenos (para cicatrices hundidas) o la dermomicropigmentación.

Si quieres informarte sobre nuestras técnicas para borrar cicatrices, no dudes en pedir cita con nosotros. Te atendermos sin compromiso.