Inicio-Cirugía plástica-Quién es el candidato ideal para una blefaroplastia

La blefaroplastia, o cirugía de los párpados, consiste en la extracción de las bolsas de grasa y el exceso de piel de la zona que rodea y enmarca al ojo, que, en el caso de muchas personas, se presenta en cantidad elevada. Nuestra clínica de cirugía estética se halla especializada en este tipo de corrección por la vía transconjutival (a través de la mucosa del párpado) que no deja cicatriz.

candidato blefaroplastia

Esta intervención mejora la mirada, evitando un aspecto de envejecimiento o de cansancio en el rostro. Asimismo, cabe señalar que, en algunos casos, incluso el excesivo grosor de párpados puede interferir en la correcta visión del paciente.

Cuándo plantearse la blefaroplastia

Un buen candidato para la blefaroplastia es toda aquella persona que, con independencia de su género, se sienta incómoda debido a la imagen de «cansancio persistente» que presenta su mirada, y posea unas expectativas realistas acerca de su apariencia. Por ello, se ha de recalcar que la perfección absoluta no existe.

En cualquier caso, a partir de los treinta y cinco o cuarenta años es cuando empiezan a presentarse estos primeros síntomas que pueden llevar a plantearse la cirugía de los párpados.

No obstante, puede darse el caso de individuos con una determinada tendencia a presentar bolsas de ojos a causa de su herencia genética que antes de esta edad se sometan a la intervención.

Preguntas sobre la cirugía de los párpados

La intervención se realiza con anestesia local más sedación de forma habitual, también puede realizarse bajo anestesia general por deseo del paciente. La intervención tiene una duración de 1 hora, y después del tiempo de recuperación, el/la paciente puede regresar a su domicilio sin necesidad de ingreso hospitalario.

Se recomienda también mantener la cabeza elevada, así como el empleo de compresas frías para calmar la inflamación. Los colirios y un correcto lavado de ojos también le resultarán esenciales en el protocolo que se debe seguir.

Los ojos estarán hinchados y con hematomas durante unos 7-10 días, pero pueden disimularse con maquillaje si es preciso.

A partir del 7º día se retiran los puntos y se puede retomar la actividad habitual, siempre bajo las indicaciones de su médico. Los resultados óptimos y definitivos se obtienen en un periodo de 2 a 3 meses.