Inicio-Cirugía plástica-“Operación Bikini”: ¿a favor o en contra?

Puedes llamarlo “Operación Bikini” o como más te guste, pero es una realidad que pasando la Semana Santa muchas personas se ponen de nuevo objetivos sobre su aspecto físico con la meta del verano en  mente. La primavera, el buen tiempo y saber que empezamos a usar ropa más ligera son incentivos poderosos para decidirse a dar pasos activos en remodelar la figura.

 

Cirugía estética para conseguir el cuerpo que quieres

Es evidente que la cirugía estética es el aliado definitivo para alcanzar el cuerpo que deseas. Gracias a intervenciones como el aumento de pecho, la liposucción, la abdominoplastia, el aumento de glúteos, o el aumento y reducción de pantorrillas, hoy día es posible remodelar el cuerpo para conseguir la figura deseada.

La filosofía de la cirugía estética es mejorar la naturaleza de cada persona de forma discreta y natural, abordando los tratamientos desde una visión global. Nuestra recompensa es constatar cómo la autoestima y la vida de nuestros pacientes mejora al superar complejos e identificarse plenamente con su imagen.

Las próximas semanas son un buen momento para abordar una intervención, porque habrás superado el postoperatorio antes de que llegue el verano. Si es algo que tienes en mente, te recomendamos no demorar tu primera visita.

Cambiar de hábitos es muy importante

Dejando a un margen la cirugía estética y todo lo que ésta puede conseguir, queremos hacer un apunte sobre el concepto de la “Operación Bikini” y los buenos hábitos.

Muchas veces nos encontramos con personas que se marcan buenos propósitos al empezar la “Operación Bikini”, pero que acaban abandonándolos poco después. Esto se debe, casi siempre, a que se proponen realizar un cambio radical con objetivos inalcanzables (ya sea en la dieta o en los hábitos de ejercicio físico). Normalmente, esto puede mantenerse durante un periodo de tiempo corto, pero no a largo plazo.

Para conseguir el éxito, lo que debemos hacer es cambiar nuestros hábitos de forma progresiva, sin tener en mente que se trata de conductas pasajeras para llegar al verano y luego “desmadrarnos”. Más vale plantearse pocos cambios continuados, que proponerse muchos de una vez y no aguantarlos en el tiempo.

Por lo tanto, vamos a intentar desterrar el concepto de “Operación Bikini” y tratar de pensar en adherirnos a buenos hábitos para disfrutar de mejor salud todo el año. Pensar en el largo plazo te pondrá las cosas mucho más fáciles y beneficiará a tu salud en el futuro.

La consolidación de buenos hábitos es un favor que te haces a ti mismo y a tu salud, y esto es independiente a cualquier intervención de cirugía estética que tengas en mente.

En Institut Vila-Rovira te recomendamos los tratamientos para hacer realidad la imagen que deseas tener. Ponte en contacto con nosotros para más información.

Contacto