Inicio-Cirugía estética-La vida después de un aumento de pecho

¿Qué pasa cuando acaba el postoperatorio después de un aumento de pecho? ¿Cómo es la vida a partir de ese momento? ¿Cambiará algo? ¿Mejorará? Hoy traemos las respuestas a todas esas preguntas que van más allá de los primeros días después de salir del quirófano.

después de un aumento de senos

Después de un aumento de pecho: los primeros días

Antes de entrar en detalle, es importante hacer una puntualización. Los cirujanos plásticos no consideramos que haya un resultado definitivo después de una aumento de pecho hasta que no haya pasado al menos un año. Es probable que incluso más tiempo. Por eso, pasados los primeros días, hay que concienciarse en ser paciente. Las mamas irán ganando poco a poco naturalidad y movilidad, pero necesitan su tiempo. Y ese es diferente en cada mujer.

Pasados los primeros días de reposo, es habitual que lo que más os preocupe es cuándo volver al trabajo después de un aumento de pecho. Pues bien, una vez más depende del paciente. Si la ocupación se desarrolla en una oficina, por ejemplo, es posible que a los 7 o 10 días puedas reincorporarte. Si tu trabajo implica, por ejemplo, coger peso o grandes esfuerzos, tendrás que esperar un poco más, según te aconseje tu médico.

En general podemos decir que la vida “normal” tras una cirugía de mamas (ya sea aumento con prótesis, elevación o reducción de senos) se retoma aproximadamente a los 15 – 30 días de la cirugía. Para entonces, podrás conducir, por ejemplo. 

¿Qué cambiará en mi vida y qué no después de un aumento de pecho?

La estética y la salud son las principales motivaciones para someterse a un aumento de pecho. Pero es evidente que las pacientes no solo se preocupan por cómo quedará su escote, sino que quieren saber si la cirugía afectará de algún modo a aspectos concretos de su vida. 

después de un aumento de pecho
  • Hacer deporte

Un mes después de un aumento de pecho podrás volver a hacer algo de deporte. Eso sí, tendrás que hacerlo de modo paulatino, poco a poco. También es recomendable evitar ejercicios que pecho, hombros y espalda. Para eso habrá que esperar un poco más, aproximadamente tres meses, y siempre si tu cirujano da el visto bueno.

Por lo demás, por supuesto que podrás volver a practicar cualquier tipo de ejercicio físico. Piensa que incluso deportistas de élite se someten a este tipo de cirugía y después continúan su vida profesional sin ningún problema.

  • Sujetador tras un aumento de pecho

Las primeras semanas después de un aumento de pecho, el cirujano te recomendará que lleves un sujetador postquirúrgico durante las 24 horas del día. A las dos o tres semanas de la intervención, podrás utilizar algún modelo de tipo deportivo. Y a partir del mes (siempre dependiendo del caso y de la paciente), podrás pasar a la lencería normal.

¿Los sujetadores con aro son aconsejables? Una vez más, no hay una respuesta única a esa pregunta. En cada caso, será el médico quien te aconseje. Habrá pacientes en las que los aros sean recomendables y en otras que no.

También es habitual la duda sobre si la paciente podrá ir sin sujetador tras un aumento de pecho. Lo cierto es que la ley de la gravedad no perdona a nadie y cuantas más trabas le pongamos, mejor. Es decir, el sujetador es recomendable siempre después de un aumento de pecho. Pero no pasa absolutamente nada si tienes un vestido superescotado que quieres lucir en una cena y ese rato vas sin él.

Para dormir, la recomendación es la misma. Pero puedes optar por modelos tipo top, que te permitan estar más cómoda y no se claven.

  • Vida sexual después de una cirugía de pecho

El sexo forma parte de nuestras vidas y así seguirá siendo después de un aumento de pecho. Es recomendable esperar unas 48 horas tras la cirugía para tener relaciones sexuales y es importante que el pecho no se presione ni se apriete en los primeros momentos. Poco a poco, cuando te vayas recuperando, tú misma verás que la vida sexual se desarrollará sin problema. Y sin miedo: las prótesis no se van a desplazar ni a romper.

Una de las dudas de las pacientes es la posible pérdida de sensibilidad de los pezones tras un aumento de pecho. Es posible que la sensibilidad varíe tras la cirugía y esto también depende de la técnica que se haya utilizado para colocar la prótesis (axila, areola o surco submamario). Es muy poco probable que las fibras nerviosas se dañen de manera permanente hasta el punto de perder la sensibilidad. Eso sí, una vez más deberás ser paciente y esperar hasta los doce meses aproximadamente para tener una sensibilidad normal.

Como la estética es uno de los motivos prioritarios para someterse a un aumento de pecho, lo cierto es que la vida sexual de las pacientes mejora mucho tras la intervención.

  • Maternidad 

Si te sometiste a un aumento de pecho y deseas ser mamá, es posible que tu cirujano te aconseje que esperes unos meses para quedarte embarazada. Por lo general es un año, el tiempo que hemos dicho que calculamos necesario para tener resultados definitivos tras una cirugía mamaria.

Una vez que nazca tu bebé, no tendrás ningún problema para amamantar.

  • Mamografías

Es otra de las preguntas estrella. ¿Podré hacerme una mamografía tras un aumento de pecho con prótesis? La respuesta es sí. La técnica y la colocación de la mama se realiza de manera ligeramente diferente, pero nada más. Por eso deberás informar al radiólogo de tu operación de pecho y comunicarle si la prótesis va colocada subglandular o submuscular. 

Si estás interesada en un aumento de pecho, no dudes en pedirnos cita sin compromiso y te informaremos de todo.