Inicio-Cirugía estética-Cuidados en verano tras una operación de cirugía estética

cuidados cirugia verano

Si te has sometido recientemente a una operación o tratamiento de cirugía estética, quizá para aprovechar el descanso del periodo de vacaciones para hacer el postoperatorio, es importante extremar los cuidados con la llegada de los días más calurosos del año.

En primer lugar y muy importante: siempre debes seguir las recomendaciones que te haya pautado tu cirujano. Es la persona que mejor conoce su caso y establecerá protocolos y consejos que van a prevenir posibles complicaciones durante el postoperatorio o que puedan afectar al resultado final del tratamiento estético que ha realizado.

Consejos útiles tras la cirugía

  • En el caso del aumento de pecho o de reducción de mamas, es muy importante que se utilicen siempre los sujetadores adecuados y pautados por el especialista. Lo mismo ocurre con otras cirugías, como abdominoplastia o liposucción, que necesitan fajas durante el postoperatorio: deben emplearse tal y como especifique el cirujano.
  • En caso de que vayamos a un lugar muy soleado, es importante proteger la piel de los rayos solares, más aún si tenemos una cicatriz reciente. Usar ropa holgada pero cómoda, protección solar y evitar la exposición directa de la zona afectada ayudará a que el sol no nos deje una marca por hiperpigmentación o afecte al proceso habitual de cicatrización.
  • Antes de utilizar saunas, piscinas públicas, spas y otros lugares similares podemos consultar a nuestro especialista si debemos guardar alguna recomendación adicional.
  • Si pretendemos realizar algún deporte de alta intensidad o visitar un parque de atracciones, por ejemplo, siempre deberemos asegurarnos que las heridas o los puntos de sutura han cicatrizado bien y que no supone ningún impedimento. Por supuesto, siempre y cuando el especialista haya dado su visto bueno. En caso negativo, deberemos elegir otro tipo de actividades más suaves que practicar.
  • Antes de realizar un viaje, es recomendable igualmente que nuestro cirujano conozca y apruebe estos planes, y si no entrañan riesgo alguno solo nos quedará disfrutar de nuestras vacaciones al máximo.

Como puedes ver, operarse de cirugía estética en verano no entraña ningún inconveniente adicional, solo hay que tener presentes ciertas precauciones para evitar una complicación posterior, cuidar nuestra piel como lo haríamos en cualquier otra circunstancia y seguir los consejos médicos para estrenar nuestra nueva silueta este verano.