Inicio-Cirugía plástica-Consejos para antes y después de realizarse una rinoplastia

La rinoplastia es una intervención quirúrgica en la que se resuelven diversos problemas estéticos y funcionales de la nariz. Se trata de una intervención de remodelación muy demandada, ya que la forma de la nariz es una de las causas que más trastornos psicológicos ocasiona.

La intervención tiene un doble objetivo: embellecer el perfil estético del paciente y mejorar la función respiratoria, siempre que sea necesario. No obstante, la cirugía nasal no debe “notarse” ni detectarse. La cirugía estética busca potenciar una versión más atractiva y bella del rostro, respetando la naturalidad de cada persona.

¿Qué tengo que hacer antes de realizarme una rinoplastia?

Antes de tomar la decisión final y someterse a la intervención, es importante que haya consultado directamente con el cirujano que va a encargarse de la misma, para que éste le recomiende el tratamiento más adecuado teniendo en consideración diversos factores de su caso personal. Hay dos tipos de procedimientos para esta operación (rinoplastia cerrada y rinoplastia abierta) y el profesional debe escoger el mejor para su caso, en función de las necesidades de cada paciente.

No obstante, a continuación le listamos unos consejos generales que recomendamos seguir en Institut Vila-Rovira los días previos a una rinoplastia.

  • No ingerir alimentos o bebidas durante las ocho horas previas al procedimiento.
  • No fumar ni consumir bebidas alcohólicas durante la semana previa a la intervención. Si se hiciera podría provocar problemas de cicatrización e interferir en el proceso de curación.
  • Siguiendo las instrucciones del cirujano, se podría suspender la ingesta de ciertos medicamentos unos días antes de la cirugía.

¿Cómo serán los días siguientes a realizarme una rinoplastia?

  • Cuando salga de quirófano, es muy probable que le hayamos tapado las fosas nasales para reducir la inflamación y evitar el sangrado (aunque cada caso se trata individualmente). Por lo tanto, es posible que no pueda respirar por la nariz las primeras 24 horas.
  • Los siguientes 7 días hay una serie de cuidados esenciales a respetar: no utilizar las gafas y guardar un reposo relativo, según las indicaciones de su cirujano. Por supuesto, es importante evitar golpearse la nariz durante esta primera semana.
  • Si han aparecido inflamación y/o hematomas, remiten a partir de los 7-10 días. A partir de ese momento, puede hacer vida normal, a excepción de ejercicio físico.
  • A los 40 días aproximadamente se pueden retomar las rutinas de actividad física.

En cualquier caso, es esencial seguir las pautas personalizadas de su cirujano en relación a periodos de recuperación, uso de medicamentos, actividad física y otras recomendaciones.

Desde Institut Vila-Rovira esperamos que estas recomendaciones sean útiles para nuestros pacientes. Contamos con un equipo de expertos que siempre estarán dispuestos a asesorarle en sus consultas, para lograr juntos construir esa nueva imagen tan deseada.

Contacto