Inicio-Cirugía plástica-Cirugía estética: cómo evitar complicaciones y falsas expectativas

cirugia estetica

En Institut Vila-Rovira hemos comprobado que, en la mayoría de casos de nuestros pacientes, la cirugía estética supone un punto de inflexión, un gran impacto en la vida de quien se somete a una operación para corregir algún punto de su aspecto que le incomoda.

Desafortunadamente, hay que reconocer que en algunas ocasiones los resultados obtenidos no se corresponden con lo que esperaba la persona. Por ejemplo, lo vemos en pacientes que acuden a nuestra clínica después de una primera cirugía en otro centro médico, de la que no han quedado satisfechos. Estas situaciones pueden reducirse muchísimo cuando se evitan las falsas expectativas por parte del paciente y se toman las decisiones adecuadas a la hora de escoger équipo médico.

Cómo evitar falsas expectativas en cirugía estética

A la hora de plantearnos una intervención estética, es importante seguir algunos consejos para no crearnos falsas expectativas.

Un aspecto primordial a tener en cuenta al someternos a cirugía estética es la comunicación con el médico. El cirujano posee una visión realista y, generalmente, conoce los límites de lo que es posible y lo que no. Además, es quien sabe lo que conviene a cada paciente. Por ello, es imprescindible realizar una entrevista previa entre médico y paciente para afrontar la operación desde el realismo.

Es por este motivo, que en Institut Vila-Rovira el paciente se entrevista desde la primera visita con el doctor, para que puedas hablarle con sinceridad, plantear todas tus dudas y preguntas. Que la primera visita sea así, en vez de con un «comercial» enfocado en convencerte a que cierres la operación de inmediato, es fundamental para evitar falsas expectativas.

Un segundo punto para evitar el descontento con tu intervención es ser realista. Es totalmente desaconsejable seguir el ejemplo de la estrella mediática de turno, porque hay que tener en cuenta que cada cuerpo y cada rostro son distintos. Seguir el impulso de querer ser como nuestra actriz favorita o como un famoso, podría acabar en catástrofe.

Un tercer error que nos puede crear falsas expectativas frente a la cirugía estética es el dejarse llevar por los selfies como elemento de juicio de nuestro rostro, algo que cada vez observamos más los profesionales. En efecto, un selfie no aporta la información suficiente para tomar decisiones en cuanto a transformar el rostro, ya que depende de una luz y una perspectiva que no siempre se corresponden con la realidad. Es el cirujano estético quien hace una evaluación realista de las necesidades del paciente, a través de una entrevista cara a cara, sin dejarse llevar por fotografías.

Cómo evitar complicaciones en cirugía estética

Además de las falsas expectativas, es necesario reconocer que también se puede dar el caso de que se presenten complicaciones. Afortundamente, en las intervenciones de nuestra especialidad aparecen en pocas ocasiones, pero siempre existe un riesgo. Por ejemplo, nos hemos encontrado muchas veces con pacientes que necesitan una segunda operación de pecho, después de complicaciones en la primera. ¿Cómo podemos minimizar estas situaciones?

En cirugía estética, al igual que en muchos otros aspectos de la vida, lo barato sale caro. No olvidemos que en el ejercicio de nuestra epsecialidad se requiere de un instrumental, de instalaciones y de un equipo técnico cualificado. Todo ello tiene un coste elevado.

Por tanto, en cirugía estética es aconsejable huir de ofertas y de clínicas low cost, ya que en muchas ocasiones se ofrecen tales precios por debajo de coste reduciendo el presupuesto en aspectos importantes relacionados con la salud.

Realmente, la cirugía estética es una herramienta formidable para mejorar aquellos elementos de nuestro aspecto que no nos satisfacen. Si tienes en cuenta los puntos que hemos comentado, seguro que la experiencia será positiva.

Contacto