Inicio-Cirugía plástica-Una mirada que inspira

¿Qué tendrán los ojos y la mirada, que tanto inspiran y han inspirado?

Pero los ojos tienen un punto débil: el envejecimiento se manifiesta de manera especialmente cruel en ellos, ya que los párpados tienen la piel más delicada del rostro.

Ya sea por flacidez de la piel (cuando la piel del párpado superior cae por encima de su pliegue natural) o por exceso de grasa (cuando el ojo tiene un aspecto abolsado), la mirada pierde “brillo” y el rostro adquiere un aspecto triste.

En Institut Vila-Rovira queremos que tus ojos sigan brillando con luz propia. Así que este post lo dedicamos en primer lugar a ofrecerte algunos consejos para mejorar el aspecto de tu mirada, y después te hablaremos de la solución definitivala blefaroplastia.

Cuidados personales

Puedes hacer mucho para mejorar el aspecto del contorno de tus ojos. Con buenos hábitos constantes puedes evitar la retención de líquidos y el color oscuro característico en la zona de la ojera:

  • Duerme suficiente. La falta de sueño se manifiesta muy rápidamente en la zona orbicular con bolsas y ojeras.
  • Y utiliza almohada, para que la cabeza esté un poco más alta que el resto del cuerpo y evitar la hinchazón.
  • Cuida tu alimentación: que sea equilibrada, rica en frutas y verduras, y limitada en sal, para evitar la retención de líquido.
  • Bebe dos litros de agua al día. Si los tejidos no están bien hidratados interiormente, no hay nada que hacer exteriormente.
  • Algunos expertos apuntan que hacer ejercicio por la mañana favorece la eliminación de líquidos en la zona facial.
  • El tabaco nunca está suficientemente lejos. Tenemos mucha información de los efectos de este hábito y ninguno es bueno.
  • Utiliza cremas específicas para el contorno de ojos. Esta piel es diferente al resto, y por tanto tiene necesidades propias.
  • Visita al oculista ante los primeros síntomas de que algo no va bien. Por ejemplo, la sequedad ocular por problemas en la lágrima te lleva a frotar los ojos muchas veces, lo que provoca hinchazón y ojeras.
  • A los que os gustan los remedios “naturales”: lo de las rodajas de pepino (esas que aparecen en todas las películas) funciona para desinflamar de manera puntual (recuerda colocar una gasa fina entre la piel y la rodaja). También es buena idea utilizar una infusión de manzanilla (que esté fría) para aliviar cansancio.

Y cuando hay que dar un paso más…

La verdad, no existen milagros “naturales” para luchar con el paso del tiempo o con la genética, por eso a veces hay que dar un paso más. Y ese paso se llama Blefaroplastia.

Esta intervención elimina las bolsas grasas del contorno de ojos y el exceso de piel y músculo del párpado. Si se combina con un lifting, podemos corregir también patas de gallo y otras arrugas para conseguir un rejuvenecimiento de todo el rostro.

Normalmente se realiza por encima de los 35 años, cuando el rostro comienza a hacer patente el paso de los años. Y una curiosidad: es una de las operaciones de cirugía estética que más hombres se hacen, ya que es una operación sencilla que mejora mucho el aspecto de su rostro (aunque las mujeres siguen superándolos en mucho).

La blefaroplastia tiene escasas complicaciones -y en caso de haberlas, suelen ser de importancia menor- y se realiza de manera que la incisión queda totalmente oculta y no necesita puntos. El primer día se puede sentir alguna molestia o escozor, pero los analgésicos suelen ser suficientes para controlarla.

Aunque el resultado definitivo se valora a los tres meses, a la semana de la intervención  la mayor parte de pacientes regresa a la vida social y laboral (si permanece algún hematoma puede ocultarse con maquillaje).

Bueno, y después de leer esto… ¿Quién tiene excusa para no tener una mirada “inspiradora”?