Inicio-Cirugía estética-Bichectomía para afinar el rostro

Una cara redonda no siempre es sinónimo de sobrepeso. Aunque lo parezca. Afinar el rostro es posible con la técnica llamada bichectomía. Es una cirugía sencilla que no deja cicatrices.

Hay personas que están en normopeso y que, sin embargo, tienen un rostro que no es acorde a esa situación. Las caras redondas, sin pómulos marcados, son un problema estético para quienes desearían un rostro más fino. Conseguir este efecto es posible con una cirugía sencilla, que se llama bichectomía. El nombre alude a la extracción de las bolas de Bichat (es el apellido del anatomista francés que las describió por primera vez).

bichectomía

Bichectomía: extraer grasa para modificar el óvalo facial

Las bolas de Bichat son unos acúmulos de grasa que están en las mejillas. Concretamente, bajo el pómulo. Son las responsables de los mofletes redondos. Las tenemos todos, pero en algunas personas se aprecian más. Eliminarlas es posible con la bichectomía. De hecho, se ha convertido en una intervención “de moda”, tras conocerse que muchos famosos se han sometido a esta cirugía.

Al eliminar las bolas de Bichat, el rostro aparece más ovalado y estilizado. Mediante la bichectomía, se consigue un resultado que modifica el contorno de la cara, que ahora aparece definida. Y, como consecuencia, rejuvenecida y con mejor aspecto. Además, es apta tanto en hombres como en mujeres, ya que se trata de resaltar el triángulo de la belleza facial. 

Extraer estos acúmulos no tiene ningún efecto sobre el organismo. Las bolas de Bichat no tienen función alguna (a excepción de facilitar la succión en bebés).

En qué consiste

La bichectomía es una cirugía sencilla, de corta duración y recuperación, aproximadamente unos treinta o cuarenta minutos de duración. Solo necesita de anestesia local. Se realiza por dentro de la cavidad oral (igual que una intervención de un dentista). Por lo tanto, no queda ninguna cicatriz ni marcas exteriores. 

Durante la cirugía se realizan sendas pequeñas incisiones en el interior de la boca, de aproximadamente un centímetro, a través de las que se extraen las bolas de Bichat.

bichectomía

Cuál es el resultado

Los efectos de la bichectomía son definitivos. No es una cirugía reversible. La grasa que se quita no se reproduce.

Este es un asunto que nuestros especialistas tratan especialmente con los pacientes. Pese a que tengan mucho interés en redefinir el óvalo facial, deben saber que a veces los resultados no son los mismos que se deseaban. O que, en el futuro, con el envejecimiento, se perderá grasa facial de modo espontáneo y la zona de las mejillas puede quedar demasiado delgada y con falta de volumen. Por eso esta cirugía se desaconseja en personas de rostros alargados o con poco volumen en los pómulos.

Con esta intervención no queda ninguna cicatriz ni marcas exteriores

Respecto a la recuperación, en los primeros días puede haber algo de inflamación. Se calcula que los resultados definitivos se pueden apreciar a partir de los 4-6 meses.

Si quieres conocer más sobre la bichectomía, puedes consultar las preguntas y respuestas más frecuentes que nos hacen en nuestras consultas o solicitar una cita para responderlas personalmente con nuestro equipo médico.

Contacto