Inicio-Cirugía plástica-Asimetría mamaria: cirugía para la igualación de pechos

Cuando hablamos de asimetría mamaria debe entenderse que partimos de una premisa: la simetría absoluta no existe. Ninguna mujer (ni ningún hombre) tiene las dos mamas exactamente iguales. La asimetría entre los dos lados del cuerpo es absolutamente normal, aunque en la mayoría de los casos nos resulta difícil de apreciar a simple vista.

asimetría mamariaTambién es necesario reconocer que en las mamas esta realidad es un poco más evidente que en otras partes del cuerpo. Por eso, mientras que en el resto del cuerpo pasa desapercibido generalmente, en muchos casos sí es posible observar a simple vista la asimetría mamaria.

Aún así, son pocas las pacientes que acuden a consulta únicamente por presentar una asimetría mamaria natural. Generalmente, el contacto con el cirujano viene acompañado de alguna otra situación. Repasamos a a continuación las más habituales:

Mamoplastia por motivos estéticos

Lo más frecuente es que la paciente acuda a nuestra consulta porque desea un aumento de pecho, una reducción de mamas o levantar los senos (Mastopexia). En este caso, el diagnóstico de la asimetría generalmente es realizado por el profesional, que además determina el grado de la misma (tamaño, forma).

El tratamiento de este caso dependerá, lógicamente, del grado de asimetría mamaria. En caso de una asimetría importante se pueden llegar a necesitar técnicas combinadas. Por ejemplo, realizar una reducción de uno de los pechos mientras que se realiza un aumento con prótesis en el otro, colocación de implantes de tamaño diferente, etc.

Mamas tuberosas

Las mamas tuberosas son una malformación congénita de origen desconocido que afecta al desarrollo normal de las mamas, unilateralmente o bilateralmente, y en diferentes grados.

En el caso de pacientes con mamas tuberosas, el tratamiento estará enfocado en solucionar tanto la asimetría de volumen implantando una prótesis, como en mejorar la asimetría de la forma, lo que implicará retirar el exceso de piel alrededor de la areola. También se debe realizar una plastia de la glándula mamaria, con diferentes técnicas en función de cada caso y cada mama.

Síndrome de Poland

Otra entidad que produce asimetría mamaria es el Síndrome de Poland, que normalmente se presenta con agenesia unilateral de la glándula mamaria (ésta no llega a formarse o se desarrolla mínimamente). En ocasiones puede llegar a faltar el músculo pectoral.

El tratamiento de esta malformación morfológica pasa por la inserción de un implante (una prótesis a medida), aunque a veces se requiere también el injerto de tejido graso (lipofilling).

Asimetría mamaria por factores circunstanciales

Finalmente, en ocasiones nos podemos encontrar con casos de asimetría mamaria ocasionados por factores circunstanciales. Pensamos, por ejemplo, en personas que han sufrido quemaduras, infecciones, cirugías o traumatismos en el botón mamario durante su infancia, que han alterado su desarrollo posterior. No nos olvidamos tampoco de aquellas que requieren una reconstrucción porque han un sufrido una mastectomía por cáncer.

Evidentemente, en cada uno de estos casos la cirugía reconstructiva estará condicionada por el historial del paciente y se buscará el equilibrio por diferentes medio de diferentes técnicas.


Cuando la diferencia de tamaño y/o forma entre las mamas de una mujer es muy manifiesta, se puede convertir en un verdadero problema hasta el punto de provocar una seria distorsión en la percepción de su cuerpo y en su feminidad en quien lo padece.