Inicio-Noticias-Mujer con cuerpo tipo Manzana

Comparativamente, es aquel cuerpo que se ha ido deformando a lo largo de la vida, por diversas causas como partos, obesidad, cambios hormonales, falta de ejercicio físico, menopausia, etc., y finalmente ha quedado redondeado como una manzana.

Si no se toman medidas, el cuerpo se va transformando en una redondez generalizada. El pecho, entre grande y enorme, se junta con el abdomen, también grande, con la pérdida de la cintura y con exceso de grasa en la espalda.

Por lo general, esta morfología tan acentuada no la encontramos en mujeres jóvenes, sucediendo entre los 35 y 55 años.

¿Qué cirugía estética potencia a las mujeres con cuerpo de  “Manzana”?

Normalmente, hay que realizar una operación total, combinando varios procedimientos de cirugía estética, un programa de nutrición y normas para cambios de conducta y hábitos personales y familiares.

La Liposucción circunferencial amplia y total incluye la espalda, el abdomen superior, las caderas, el tórax lateral derecho e izquierdo, y el abdomen inferior.

La Lipoabdominoplastia (ELMA) añadiría la eliminación de todo el delantal abdominal y la reparación de los músculos rectos abdominales. Esta intervención supone en cambio espectacular de la paciente, pasando de un cuerpo tipo Manzana a un cuerpo Reloj de Arena.

Adicionalmente, la Mamoplastia de reducción también se practica muchas veces en combinación con las anteriores. Esta reducción consiste en eliminar gran cantidad de grasa, piel y glándula mamaria. A veces incluso se reduce uno o dos kilos entre los dos pechos.