¿Por qué lucir unas cejas despobladas cuando está en nuestra mano recuperar una imagen enérgica? Es muy común la alopecia en cejas, aunque esto suele crearnos una sensación de inseguridad. Aunque son funcionales al protegernos los ojos de la luz, de nuestro sudor y de pequeñas partículas flotantes, lo cierto es que esta línea capilar va mucho más allá. El implante de cejas nos puede devolver en este 2018 la expresión de nuestras emociones y rescatar un aspecto joven.

Por qué implante de cejas.

La pérdida de pelo en las cejas ocurre por las mismas causas por las que se nos cae el cabello: la edad, la genética, la alopecia areata o por enfermedades traumáticas, a lo que se unen las depilaciones constantes que hacen que el folículo piloso sufra. Nada de esto nos debe frenar para volver a enmarcar la mirada. Someterse este 2018 al implante de cejas es la decisión más acertada. La técnica FUE (Extracción de Unidades Foliculares) es la que ofrece resultados más naturales, sin dejar cicatrices.

¿Cómo es el tratamiento?

El primer paso para recuperar el aspecto jovial es acudir a la Clínica del Instituto Vila-Rovira. La conversación con nuestros especialistas definirá qué tratamiento es el más adecuado, así como el diseño que más se ajusta a tu rostro y al resultado que quieras obtener. Éste se dibujaría sobre tu piel para tener una pequeña idea de cómo quedaría tras el implante de ceja.

La intervención de  es muy sencilla y no duraría más de dos horas. Normalmente el pelo donante se obtendría de la zona más baja de la nuca o de las patillas, ya que aquí el cabello es el más parecido al de la ceja por su finura. Se tomarían alrededor de 100 a 200 folículos pilosos por cada ceja, eliminándose posteriormente cualquier resto de grasa y tejido epidérmico para garantizar que los microinjertos capilares sean los más pequeños posibles.

Una vez hecho esto, se procedería al implante de cejas. Previamente el párpado quedaría anestesiado para evitar cualquier mínima molestia, y estaría protegido por una placa de protección. El injerto de pelo se haría de tal manera que se respetaría la dirección de su crecimiento. De esta forma se lograría el resultado más natural.

Cuidados pos quirúrgicos.

El implante de ceja es un proceso tan sencillo que puedes marcharte a casa el mismo día y hacer tu vida normal. Eso sí, deberías tomar precauciones para que preservar la garantía de sus resultados. Ante todo no maquilles tus ojos ni expongas el vello injertado directamente a la luz del sol. Ponte unas gafas y no te rasques. Su efecto secundario es el picor, y es importante no tocarse la zona intervenida para evitar la infección. Las pequeñas costras resultantes se caen solas tras una semana. También es aconsejable comer saludablemente y renunciar al picante.

Grandes resultados.

La garantía de éxito del implante de ceja es del 100%, comportándose de la misma forma como lo haría en la zona donante al no estar afectada por ninguno de los tipos de calvicie. Que no te inquiete que en las primeras dos o tres semanas se vuelva a caer el pelo, ya que es una reacción normal que conocemos como efecto shedding y del que ya hemos hablado aquí.

El folículo piloso trasplantado en las cejas volverá a crecer de forma vigorosa a partir del segundo o tercer mes, cuando por fin estaría irrigado por el propio organismo. Para entonces permanecería de por vida y de manera resistente, pudiéndose depilar de modo periódico.

Da el paso definitivo.

Un tratamiento capilar alternativo, incluso complementario al implante de cejas, es la micropigmentación capilar, recomendado especialmente para aquellos pacientes que sufren de alopecia severa. No dejes pasar el 2018 sin acudir a la Clínica del Dr. Vila-Rovira para que estudiemos tu caso y poder proponerte cuál es la mejor solución en injerto capilar para ti. No dudes en llamarnos al 97 599 66 24 para solicitar tu primera consulta gratuita, o bien pide tu cita online en Instituto Vila-Rovira.