Cómo disimular las entradas del pelo

Hola a todos,

en el post de hoy voy a hablaros de un tema por el que me preguntáis mucho, es el tema de las entradas, ya sea con 16 años, 20 años o con más edad. Las entradas de pelo están definidas primero por la forma de nuestra frente, la cual está marcada por nuestra herencia genética, es decir, podemos tenerlas más o menos marcadas de nacimiento y no por ello debemos asociar siempre unas entradas de pelo muy abiertas o marcadas a un trastorno de alopecia o calvicie.

Luego no se habla de tipos de entradas, se habla primero de tipos de frentes.

Es decir, si tenemos una frente más cuadrada, ovalada, alargada, etc., ésta puede definir nuestras entradas y ello afecta lógicamente a las entradas de pelo tanto en hombres como en mujeres. En el caso de las mujeres, muchas recurren a pintarlas con lápiz para disimularlas o incluso recurren a la micropigmentación, una técnica que por cierto utilizamos también en la clínica del Institutlo Vila-Rovira.

Otras técnicas más caseras que nos permiten disimular distintos tipos de entradas son diferentes peinados: no es recomendable dejar el cabello muy largo, ya que el pelo tendría demasiado peso, se abriría y las entradas serían aún más evidentes. Debería buscarse un corto relativo y evitando peinarlo hacia atrás y muy tirante. La coletas muy tirantes por ejemplo, marcan mucho las entradas y no son buenas para la salud del cabello. Pero como siempre os digo, todo en su justa medida, nunca es un problema.

En el caso de los hombres el peinado adecuado para disimular  entradas o alopecia en esa zona, es dejar crecer un poco mas el pelo del flequillo, de este modo  el pelo de las sienes ayuda a dar la sensación de que hay más cantidad de cabello. Podéis fijarlo con cera y completar así el peinado. Disimular la falta de pelo en la coronilla también os preocupa mucho: este problema también suele aparecer en chicos jóvenes, donde la zona de la coronilla de la cabeza comienza a clarear porque el pelo se afina. Lo mejor es dejar el cabello corto para que no se note tanto el contraste entre la zona de mas pelo y la zona donde no abunda, además el cabello corto parece más grueso por lo que disimulará mejor este problema.

Cuando la pérdida de densidad es continuada y llamativa, es decir, cuando hablamos de alopecias de tipo I o II, es entonces cuando debemos empezar a preocuparnos por empezar por aplicar los tratamientos correctos. Como siempre os digo, empezad por vida sana y buenos hábitos y luego en la clínica podremos aplicar el tratamiento más adecuado según cada caso.

Si éstos no nos dan el resultado óptimo, es en ese momento cuando debemos plantearnos la microcirugía o el trasplante capilar.

La cirugía capilar es una alternativa para todas aquellas personas que desean recuperar la densidad capilar perdida por el paso del tiempo (alopecia androgénica) o que sufren alopecia a consecuencia de determinadas patologías sistémicas u otro tipo de intervenciones. Ni la operación ni el procedimiento son dolorosos y las técnicas más utilizadas y sobre las cuales os he hablado en muchos post son las denominadas FUSS y FUE.

Espero que os sirva de ayuda y mil gracias por leernos!

Hasta la semana que viene!