No es una tarea fácil hacer frente a un problema tan delicado como la pérdida de pelo. La calvicie suele producir en nosotros un cambio muy importante en nuestra imagen. Sean cuales sean los tipos de alopecia que podamos sufrir, es una situación que se escapa de nuestro control. Es más, la caída del cabello nos afecta emocionalmente porque parece que perdemos atractivo. Sin embargo hay diferentes tratamientos capilares que ponen remedio a la calvicie, entre ellos, la micropigmentación capilar y el injerto de pelo.

Hoy existen alternativas y diversidad de tratamientos capilares.

Cuando nos planteamos hacer frente a nuestra caída de cabello, es natural que sopesemos los pros y los contras de los diferentes tratamientos capilares: ¿qué método es el mejor para mí? ¿Cuál de los dos me dejará resultados más naturales? ¿Será un tratamiento largo o habrá otro con efectos más inmediatos? Son preguntas que nos suelen hacer los pacientes en la Clínica del Instituto Vila-Rovira en Barcelona. Tanto la micropigmentación capilar como el microinjerto de pelo son dos de las soluciones contra la caída del cabello que más interés despiertan.

Ambos tratamientos capilares tienen un objetivo común: resolver la alopecia que padecemos. Sin embargo el proceso de cada uno de ellos es bien distinto, así como sus resultados. Antes de decidir someternos a cualquiera de estos métodos capilares, conviene saber más de ellos y ponerlos en la misma balanza. Es bueno conocer qué tratamiento capilar se adapta a nuestro caso, suframos tanto de alopecia androgénica o hereditaria como cualquiera de los otros tipos de alopecia.

 

Qué es la micropigmentación.

La micropigmentación capilar es una de las alternativas más demandadas frente al trasplante de pelo. Consiste en la microinyección de pigmentos naturales en el cuero cabelludo del paciente con alopecia. Su finalidad es simular un cabello rasurado en los hombres, aportando mayor masculinidad y una imagen más vital. Este look agresivo está muy de moda entre las celebrities, y cada vez son más los pacientes que lo demandan.

Las mujeres, en su caso, se interesan también por la micropigmentación capilar para disimular la pérdida de densidad capilar, provocada por la alopecia difusa. Son muchas las que acuden a este tratamiento capilar para retocar sus cejas, para que estén más perfiladas y dejarlas con una forma más a su gusto. Es de las soluciones capilares que consiguen despreocupar a los pacientes por su estética.

cejas_micropigmentación

 

Es ideal para aquellas personas que padecen de una calvicie crónica, por la cual el ciclo del cabello ha dejado de funcionar totalmente y no existen folículos pilosos. Pero también es perfecto para quienes sufren de un tipo de alopecia más localizada, en zonas concretas. La micropigmentación capilar también es muy recomendada entre quienes tienen cicatrices hipertróficas (por quemaduras, perforaciones, picaduras extremas) y quiloideas (lesiones, incisiones quirúrgicas, varicela).

Al ser un tratamiento capilar prácticamente no invasivo, atrae la atención de quienes consideran que el injerto de pelo es por el contrario un método más laborioso y costoso. Sin embargo al proporcionar esa apariencia rasurada, el paciente debe mantener cierto equilibrio en el cuero cabelludo y mantener el resto de su pelo muy corto.

 

Qué hay del injerto de pelo.

La elección entre micropigmentación capilar o injerto de pelo va a depender de cuánto cabello hemos perdido, e incluso de cuánto disponemos aún. La técnica FUE en trasplante capilar extrae pelo a pelo de una zona donante, aún con folículos pilosos vivos, y los coloca en el área despoblada. Este revolucionario método vuelve a llenar de vida el cuero cabelludo donde antes el ciclo de cabello había dejado de funcionar.

El injerto capilar es una excelente opción para aquellos que han perdido mucho cabello y quieren recobrar un cabello lleno de fuerza, especialmente si se lo quieren dejar algo más largo. Los especialistas de la Clínica del Instituto Vila-Rovira en Barcelona implantan el pelo donante en la misma dirección que en la zona original, de forma minuciosa, para que el resultado sea de lo más natural.

Esta es la principal característica del microinjerto capilar. En una o dos sesiones, dependiendo de la cantidad de folículos pilosos a trasplantar, proporciona una apariencia muy realista. Los resultados definitivos no se completarán hasta los nueve meses desde la intervención capilar, en tanto que la micropigmentación capilar ofrece una imagen inmediata por lógica.

La técnica FUE, también llamada Extracción individual de Folículos, es el método capilar en injerto de pelo más sobresaliente en su campo ya que no deja cicatriz. Es asimismo el más adecuado para pacientes que sufren de tipos de alopecia más controlados, cuya alopecia cicatrizal sea pequeña y tienen una baja densidad capilar.

 

La combinación de ambas es también una opción.

Pero debemos tener en cuenta que ambas técnicas o terapias se pueden combinar perfectamente, pues un trasplante hecho ya hace tiempo se puede reforzar con un tratamiento de micropigmentación para aparentar mayor densidad al oscurecer el cuero cabelludo con el micropigmento que asemeja pelo en inicio de crecimiento cuando rompe el cuero cabelludo.

 

Consulta a nuestros expertos.

Ante la decisión de optar por micropigmentación capilar o injerto de pelo, siempre es adecuado acudir a la clínica capilar en Barcelona y consultarlo con nuestros expertos cirujanos. Si nos planteamos la opción de trasplante capilar, puede que no sea más conveniente que la micropigmentación y a la inversa. Consultar con nuestros especialistas es básico porque ellos saben qué tratamiento dejará mejores resultados dependiendo de las características de cada paciente.

Cabe la posibilidad de complementar un tratamiento capilar con el otro para lograr un efecto mayor en la zona del cuero cabelludo a tratar. No debemos descartar nada hasta conversar con los especialistas de la Clínica Vila-Rovira. Además, la primera visita es gratuita y en ella podrás resolver estas y otras dudas que puedan surgirte. Pide tu cita online en vilarovira.com o bien llámanos al 932 417 888 sin compromiso.