A la hora de plantear realizarnos un injerto de pelo solemos sopesar las ventajas y los inconvenientes, tanto de la intervención como de los resultados finales. Es algo natural. Acudir a una clínica capilar y someterse a un trasplante de pelo es algo importante que conlleva grandes consecuencias, generalmente para bien. Pero, ¿existen también aspectos negativos acerca de las últimas técnicas capilares?

Ventajas y desventajas comunes

En realidad el único factor negativo con el que podemos encontrarnos al solicitar un microinjerto de pelo en la clínica capilar es su coste. El avance tecnológico requiere también de una inversión económica y eso se refleja en la factura final del paciente. Sin embargo, ni aún así debe suponer un problema, ya que en la Clínica del Instituto Vila-Rovira damos facilidades en la financiación de injerto capilar a coste casi cero de financiación.

Otro de los cons o frenos de las últimas técnicas capilares es el dolor. Esto es totalmente incierto. La intervención en implante de pelo no es dolorosa. Para evitarlo en el Instituto Vila-Rovira administramos al paciente sedación durante la intervención y antinflamatorios y analgésicos para que las molestias posteriores sean las mínimas posibles o incluso ninguna en absoluto, para que pueda hacer vida normal a partir del día siguiente del trasplante.

Las últimas técnicas capilares, sea la técnica FUSS como la técnica FUE, ésta última la más avanzada y no deja cicatriz, reúnen un buen número de ventajas. Por un lado se garantiza que el paciente no va a sufrir ningún tipo de reacción alérgica o cualquier otro tipo de rechazo de su injerto capilar, puesto que va a ser él mismo su propio donante extrayéndose pelo de una zona no afectada por la alopecia. Por otro lado son intervenciones ambulatorias, es decir, el paciente sólo va a estar un día en la clínica capilar y podrá volver a su rutina habitual una vez acabado el injerto de pelo.

Técnica FUSS, factores a tener en cuenta

Ahora bien, cada una de las últimas técnicas capilares también tiene sus propios pros y cons. La ventaja de la técnica FUSS (Follicular Unit Strip Surgery) radica en su principal característica, que es la extracción de una tira de la zona donante para trasplantarla al área despoblada de pelo. La intervención capilar es más rápida porque no se extrae pelo a pelo sino por bandas de cuero cabelludo.

Los pros y los contras de las técnicas capilares más avanzadas 0

Este procedimiento de la tira permite, además, que se puedan implantar hasta 10.000 pelos en un solo día. Sin embargo y al mismo tiempo, el injerto capilar basado en la tira tiene un único inconveniente. Y es que la intervención deja una cicatriz visible, si nos rapamos el pelo claro, y por eso es más aconsejable para aquellos pacientes que se dejen el cabello largo y puedan disimularlo. Además, la técnica FUSS se emplean puntos de sutura, que van a requerir cuidados especiales después de la intervención en trasplante de pelo.

¿Qué hay de la Técnica FUE?

Por el contrario, la técnica FUE no va a dejar rastros perceptibles en el cuero cabelludo. Es de las técnicas capilares más avanzadas, de forma que extrae los folículos pilosos individualmente para el injerto de pelo en la zona afectada por la calvicie sin puntos de sutura. Esto hace que el post-operatorio sea menos molesto y no requiera de mayores cuidados y atenciones.

Por el contrario, la extracción individual de los folículos pilosos hace que la intervención en implante capilar sea más larga en quirófano. Por este motivo, por el especial cuidado y el tiempo dedicado, las intervenciones con técnica FUE son las más demandadas hoy en día. Sin embargo el resultado final es compensatorio porque recupera tu pelo y regula el ciclo de cabello.

Tratamientos capilares adaptados a tu caso

Hemos analizado los pros y los contras de las últimas técnicas capilares. Los pacientes de la Clínica del Instituto Vila-Rovira en Madrid pueden tomar libremente la decisión, aunque es aconsejable tener en cuenta las recomendaciones de nuestros expertos cirujanos pues cada técnica capilar puede adaptarse mejor que otra a sus necesidades. Para comprobarlo, llama al 91 599 66 24 o pide cita online en Instituto Vila-Rovira.