La micropigmentacion capilar es una solución indolora contra el problema de calvicie.

Pero comencemos por el principio. ¿Qué es la micropigmentación capilar? Es un tratamiento estético que sustituye o complementa al injerto de pelo mediante la perfecta imitación del folículo capilar. Se realiza con el implante de pigmentos naturales en la capa superficial del cuero cabelludo mediante una micro aguja. A simple vista esta técnica puede parecer dolorosa. De hecho muchos pacientes interesados nos consultan sobre posibles molestias, así que aprovechamos este post para ofrecer detalles sobre este tratamiento que tan buenos resultados está aportando a quienes lo aplican.

Esta técnica capilar no invasiva recupera el pelo de manera artificial, procurando un efecto óptico de cabello rapado o de cabello denso. Muchos afectados por la calvicie o quienes tienen pérdida de pelo irreversible son los que más recurren a la micropigmentación capilar. También es una solución para la caída de cabello en mujeres, pues aunque éstas no sufren una calvicie total, esta técnica capilar les ayuda a oscurecer un cuero cabelludo que de otro modo clarearía en exceso.

Diferencias con el tatuaje.

Hemos de decir que no duele, pese a que es un procedimiento similar al tatuaje. Aunque la sensación de la aguja se asemeja mucho a la del tatuador, la percepción producida por la micropigmentacion capilar es bastante menor: mientras que para realizar un tatuaje el implante del pigmento profundiza hasta 7 milímetros bajo la piel, la micropigmentación capilar no llega a más de 2 milímetros. De esta forma se evita precisamente que haya dolor porque el pigmento no se expande, logrando un punto perfecto.

Esta diferencia con la técnica del tatuaje también se explica porque las agujas y máquinas que se emplean son más finas y sutiles. Podemos hablar entonces de microagujas capilares. A través de ellas se introduce el pigmento bajo la piel, impulsadas de manera mecánica. En cambio si se hiciera el implante de forma manual la molestia sería mayor.

Reducción de malestar.

El trabajo de cualquier aguja, sea del tamaño que sea, va a ser percibida por el paciente. Pero la sensación de la micropigmentación capilar no es dolorosa. Si bien es cierto que puede causar alguna pequeña molestia, su tolerancia variará en cada paciente. Es natural que el cuero cabelludo reaccione con estímulos molestos al ser liberado el pigmento, y el área tratada se inflame mínimamente. Por todo ello podemos hablar de molestias ligeras, sólo durante la sesión, pero nunca de dolor.

Esa sensación de malestar durante la técnica esta técnica puede ser reducida con ciertos cuidados. Es posible aplicar una crema anestésica previa al tratamiento para el paciente que sea más sensible. Aunque por lo general tanto los pigmentos como la aparatología aplicados durante la esta técnica capilar minimizan en sí cualquier sensación de malestar.

Consigue excelentes resultados.

Los pacientes que eligen la micropigmentación capilar como alternativa o complemento al trasplante de pelo para combatir el problema de calvicie quedan muy satisfechos con un resultado extraordinariamente natural.

micropigmentacion capilar

En la Clínica del Institutoy Vila-Rovira utilizamos técnicas para que el tratamiento sea indoloro. Pide tu cita online en Instituto Vila-Rovira y en la primera visita gratis analizaremos tu caso. Y es que cada paciente recibe un trato personalizado, ajustándonos a sus concretas necesidades y planteando la mejor solución.