Uno de los temas preocupantes entre quienes desean realizarse un injerto capilar es pensar en el posible dolor durante la intervención y al ser una intervención larga (6 a 8 horas de duración) Es una inquietud bastante habitual entre quienes nos visitan a la Clínica Instituto Vila-Rovira, teniendo en cuenta que se trata de un proceso en el que se extrae pelos sanos de una zona donante a otra despoblada y se implantan uno a uno. Sin embargo en la práctica este problema deja de existir una vez comience el trasplante capilar.

¿Dolor en injerto capilar?

Nos enfrentamos a una de las grandes preguntas en este tipo de tratamientos capilares: “¿es doloroso un implante de pelo?”. La respuesta es rotundamente No, al menos en nuestra clínica de Madrid. Es cierto que el cuero cabelludo va a ser manipulado constantemente durante la intervención de microinjerto capilar, sea mediante técnica FUE como técnica FUSS. Pero para que el paciente no sienta dolor y pueda abandonar la clínica al finalizar el trasplante sin ninguna molestia, aplicamos una serie de medidas que son de probado éxito.

El injerto capilar sin dolor se consigue gracias a que antes de que de comienzo la intervención se administrara al paciente analgésicos específicamente para el cuero cabelludo por vía oral. Esta medida forma parte del estudio previo al cuadro médico del paciente que sufre de alguno de los tipos de alopecia, sea alopecia androgénica como alopecia areata.

Sin embargo en nuestra clínica capilar sabemos que a veces la administración de estos medicamentos de cara al tratamiento capilar no es suficiente. Aunque las incisiones y la leve presión en el cuero cabelludo son completamente tolerables, también es cierto que la molestia va de la la tolerancia de cada persona. El paciente puede ponerse nervioso, sentir cierta ansiedad durante la intervención o que sencillamente la intervención se haga muy larga y resulte tediosa en el microinjerto capilar. Por esta razón ofrecemos una alternativa que resulta definitiva: la sedación en trasplante de pelo con nuestro anestesista que asiste el trasplante a lo largo de todo su duración.

Injerto capilar sin ninguna molestia: ventajas de la sedación.

Ventajas de la sedación.

La sedación que habitualmente se emplea para injerto capilar, se administra a través de una inyección. Probablemente ese sea la única pequeña molestia del paciente, el pinchazo de la aguja. Y ni aún así, ya que el efecto del sedante es rápido. De este modo el dolor en trasplante de pelo es nulo y el paciente puede afrontar la intervención dormido. De esta forma el tratamiento capilar se hace mucho más corto. El paciente va a estar sedado durante toda la intervención de implante de pelo, aplicando una anestesia local específica en el área a tratar para evitar dolores en injerto capilar.

Resultados satisfactorios.

Por todo lo que acabamos de contar en el injerto capilar y sólo en nuestra clínica, estarás en las manos más expertas y descansando mientras todo el equipo trabaja en que recuperes tu pelo y por tanto tu estima y aspecto juvenil.

Los pacientes de la Clínica del Dr. Vila-Rovira están satisfechos con los resultados del trasplante de pelo contra la calvicie, pero también con la propia intervención. Compruébalo llamándonos al 932 417 888 o pide tu cita online en Instituto Vila-Rovira.