Si tienes dudas, te ayudamos a resolverlas.

La medicina estética no busca, como único objetivo, un mero cambio físico. La medicina estética lo que busca es ser un apoyo para quien quiere un cambio en su vida. El hecho de sentirnos más jóvenes supone volver a recuperar la fuerza que tuvimos en la juventud. Ese empuje que nos apartaba el miedo y el cansancio, y nos convencía de ser capaces de lograr cualquier cosa que nos propusiéramos.

Los signos de paso de los años, como es la calvicie, pueden provocar que dejemos de confiar en nuestras posibilidades reales. También, por tanto, que demos por perdidas algunas batallas sin haber, siquiera, luchado en ellas. No es cuestión de dar a la juventud un valor total y quitárselo a la madurez. Es cuestión de retomar las energías de la juventud y aplicarle la experiencia que nos ha ido dando la vida. Estos dos elementos (energía + experiencia) son la base más sólida para el éxito y para la realización personal.

La medicina estética tiene que ver, por tanto, con la felicidad. Una persona realizada en su vida privada y profesional, es una persona que vive con intensidad, con optimismo y, además, es capaz de transmitírselo a quienes la rodean. No se debe olvidar que el autocuidado, como parte de un amor propio sano, es la forma de prepararnos para darnos a los demás.

belleza y pelo

Nuestra fuerza y vitalidad son imprescindibles para las personas que más queremos. Existe mucha diferencia para nuestros seres queridos si nuestra actitud es fuerte o débil. Nuestra forma de ser no pasa desapercibida para nadie. Es lo que nos define y lo que ofrecemos. Debemos ser conscientes, incluso, que algo dejamos en cada persona que conocemos. Decía el Yogi Bhajan: eres muy poderoso, siempre y cuando sepas lo poderoso que eres.

Tener esa fuerza y autoestima necesita, de forma imprescindible, de una imagen de nosotros mismos con la que nos sintamos identificados.

Los síntomas del envejecimiento no suelen ayudar. De alguna forma una persona no puede estar cómoda sin su propia aprobación. Por eso la pregunta que debemos hacernos es: ¿cuál es el precio de la autoestima?, ¿cuánto estamos dispuestos a pagar para sentirnos bien, para tener una fuerza que podamos transmitir a los demás?

En la Clínica de Trasplante de Pelo del Instituto Vila-Rovira los implantes han dejado de estar al alcance sólo de las personas con una capacidad económica más alta. Para ello ofrecen una financiación propia, sin intereses, con el fin de que los pacientes puedan hacer frente a sus trasplantes en un plazo de doce meses.

El Doctor Vila-Rovira recomienda un estudio concreto de cada paciente. Como en cualquier otra intervención, teniendo en cuenta, además, que afecta a una parte tan visible como es la cabeza, la imagen que otros tienen de nosotros y la propia que nosotros tenemos al vernos reflejados en un espejo.

El mercado ofrece soluciones más económicas, pero que implican en muchos casos el traslado a otros países, en relación con el trasplantes de pelo. Existe una dañina guerra de precios entre un determinado tipo de clínicas que ha ido en detrimento de la calidad de los trasplantes. Los pacientes no salen satisfechos ni con el resultado ni con el seguimiento o la falta del mismo, o con un principio tan básico como la libre elección de Médico.

El equipo médico debe contar con la formación, la experiencia, los medios y el tiempo necesario para afrontar cada intervención con las mayores garantías.

También encontrarse cerca de sus pacientes para realizar directamente el seguimiento de la intervención o, en su caso, tranquilizarles ante cualquier reacción habitual pero que les resulte inesperada en la fase postquirúrgica. La solución más razonable y sensata es pues buscar el mejor equipo médico cerca de casa y financiar el injerto capilar si así lo requiere nuestra economía.

De esa forma se logra el objetivo principal que es obtener los resultados que esperamos tanto a corto como a largo plazo. Por otra parte la financiación permite contratar una intervención de alta medicina. La Clínica de Trasplante de Pelo del Instituto Vila-Rovira, con experiencia de más de treinta años y reconocido prestigio tanto nacional como internacional, ofrece a sus pacientes su probada profesionalidad, su eficacia y trato esmerado, y una línea de crédito que hace sus intervenciones asequibles.