El minoxidil es uno de los únicos medicamentos recomendados por la comunidad científica contra la calvicie. Su efectividad está comprobada y contrastada gracias tanto por los estudios médicos como por parte de los cientos de miles de usuarios a nivel mundial, y han visto cómo su ciclo del cabello ha retomado su vitalidad en el caso del minoxidil, incluso estimulando el crecimiento de pelo nuevo y parando la caída del cabello en el caso de otros fármacos. Las funciones de estos medicamentos, tienen particularidades que vamos a precisar.

¿Para qué son recetados?

Puede suceder que a un paciente de nuestra clínica capilar, se le recete minoxidil. Este tipo de medicamentos sólo son útiles en las primeras fases de la alopecia androgénica, el tipo de alopecia mayoritario y que viene causada por factores hereditarios.

Pero un elemento común a ambos tratamientos es que para que obtengamos resultados visibles y constatables es imprescindible que el folículo piloso tenga aún vida.

Curiosamente el poder regenerativo capilar tanto de un medicamento como de otro fue descubierto por casualidad. Con ello queremos decir que sus funciones revitalizadoras y terapéuticas en el ciclo del cabello se produjeron como efectos secundarios de otros tratamientos que se estaban estudiando o desarrollando. Una vez comprobado que el principio activo consigue beneficios para el pelo, empezaron a ser prescritos como soluciones contra la alopecia androgénica.

¿Qué funciones hacen los tratamientos tópicos y orales contra la calvicie? 0

Funciones del minoxidil.

Como hemos dicho, aunque la finalidad común es la de hacer frente a la calvicie, no cumplen la misma función ni se utilizan de la misma forma. El minoxidil es un tratamiento tópico, ya que se aplica sobre la piel y cuero cabelludo en aquella zona donde se pretende revitalizar el cabello. Al ser un vasodilatador, en origen era recetado para corregir la hipertensión arterial. Al observarse que además provocaba crecimiento del vello, la fórmula se enriqueció con una solución hidroalcohólica para ser recetado también para los tipos de alopecia.

Tanto hombres como mujeres pueden usar el minoxidil para mitigar y resolver sus problemas de calvicie, aunque en cantidades distintas. Para la alopecia masculina suele recomendarse la solución al 5% y para la alopecia femenina, al 3% o 4% para que el crecimiento del pelo en ellas no llegue a provocar hirsutismo o desarrollo anormal de vello. Aunque el minoxidil existe en formato de espuma, generalmente se vende como una loción aplicada directamente sobre el cabello en forma líquida aplicada con un difusor.

La posología del minoxidil es sencilla al emplearse una vez al día, generalmente antes de dormir. Se extiende sobre el cuero cabelludo con un suave masaje para facilitar su penetración.

Lo que se consigue con el tratamiento a base de minoxidil es que las papilas que contienen los capilares arteriales y venosos se dilaten, estimulando la microcirculación capilar y el flujo sanguíneo con lo que el pelo recupera fuerza y se puede dar caso de crecimiento de pelo nuevo.

Nuestros médicos de la Clínica del Instituto Vila-Rovira, recetarán la posología personalmente a cada paciente advirtiéndoles de los posibles efectos secundarios, que serán distintos en hombres y mujeres.

¿Qué funciones hacen los tratamientos tópicos y orales contra la calvicie? 1

Soluciones contra la calvicie.

El uso del minoxodil y de otros medicamentos similares, debe ser muy constante y requiere paciencia, ya que los resultados no se mostrarán hasta el año de su inicio. Estos medicamentos no son tratamientos definitivos como lo es el injerto capilar contra la alopecia. El microinjerto de pelo es una alternativa más sencilla y práctica. Infórmate en la Clínica del Dr. Vila-Rovira, bien llamándonos al 932 417 888 o pide tu cita online en Instituto Vila-Rovira.