Es una equivocación pensar que cuando nos realizamos un trasplante capilar vamos a lucir melena al día siguiente o un periodo de un par de meses. El proceso del injerto de pelo requiere un tiempo. La evolución de los folículos pilosos sigue unas pautas generales, las cuales os vamos a comentar, que no son más que un reflejo del éxito del implante capilar. Para eso hay que ser paciente y tener en cuenta las siguientes fases en la evolución del cabello tras el microinjerto de pelo.

El paciente que se ha sometido a una intervención de injerto capilar no verá los resultados definitivos, por lo que es habitual, hasta nueve meses después. Está claro que cada persona es un mundo y que no todas respondemos de la misma manera, incluso en cuanto a la evolución del cabello después del trasplante de pelo. Sin embargo sí podemos fijar una suerte de calendario general de cómo se comportará el ciclo del cabello durante ese proceso.

Primeras semanas.

Es un período en el que sentiremos aún pequeñas molestias pero que son totalmente normales. Finalizada la intervención de implante capilar, notaremos que la zona receptora estará muy levemente inflamada hasta siete días después. Las diminutas costras que han quedado en cada uno de los injertos se caerán entre una y dos semanas. Mientras, procuraremos no rascarlas, ni frotarlas con vigor con la toalla, tampoco el secador de pelo con aire calinte, para evitar incomodidades innecesarias hasta que termine de cicatrizarse la zona donante, y sobre todo para evitar que pueda frustarse ninguno de los folículos trasplantados.

Segundo mes.

Quizás sea la fase más dura para el paciente en microinjerto de pelo, pues durante ese tiempo va a ver cómo el cabello trasplantado se volverá a caer. ¿No ha funcionado el injerto capilar? Pues claro que sí. Esta situación es completamente normal. Se trata de una fase conocida como ‘efecto shedding’ y del que hemos hablado con mayor detalle en este artículo. El paciente no debe preocuparse porque vuelva a sufrir pérdida de pelo, ya que el efluvio telógeno se produce debido al trauma de la intervención y es natural que ocurra para volver a crecer con mayor fuerza.

Incluso puede que el propio cabello de la zona receptora, el que ya teníamos, no el nuevo, se vea afectado temporalmente por el mismo efecto, esto tampoco debe preocuparnos pues volverá a nacer con absoluta normalidad.

Tercer al quinto mes.

El ciclo del cabello entra en su fase de crecimiento, por la cual el pelo vuelve a florecer. Notaremos como nace con vigor y que el pelo pincha pues tanto el pelo trasplantado como el que se ha caído por el estrés de la operación coinciden en su ciclo de crecimiento y por tanto se hace mucho más evidente incluso a ojos vista. 

 

Sexto mes.

El paciente habrá recuperado el 50% de la densidad capilar original. Y es que observará un crecimiento sustancial desde la intervención en injerto de pelo. Aproximadamente el cabello crece un centímetro al mes y el ciclo del pelo de crecimiento y caida es de tres meses por lo que se habrá completado en la casi totalidad de los folículos originales y de los trasplantados.

Noveno mes.

En esta etapa es cuando el paciente en microinjerto de pelo se hará más evidente el crecimiento capilar desde la intervención, entorno al 74% de recuperación. El cabello crece más grueso y más largo todavía. De esta forma va proporcionando esa apariencia que tanto se deseaba. El cabello seguirá creciendo con total naturalidad y el paciente podrá cortarlo y modularlo a su gusto.

Un año.

A los 12 meses desde la intervención de implante de pelo podrá observarse un resultado definitivo.

Todo esfuerzo tiene su recompensa, y en este caso recuperar tu pelo es el final de la meta. Da el paso y acude a la Clínica del Instituto Vila-Rovira, tu clínica capilar. Somos expertos en técnica FUE de injerto capilar, la última técnica y más avanzada en tratamientos capilares, que no deja cicatrices. Pide tu cita online en Instituto Vila-Rovira o llámanos al932 417 888 para comenzar a disfrutar de tu primera consulta.