Alopecia

Un reciente estudio ha revelado que España es el segundo país del mundo con población más tendente a la alopecia. Aunque un gran porcentaje que explica este resultado se encuentra en los factores genéticos, no es menos cierto que este dato podría reflejar también que no cuidamos nuestra salud capilar lo suficiente y que llevamos unos hábitos de vida que dañan el ciclo del cabello. Existen alternativas para recuperar tu pelo, que van desde tener hábitos saludables hasta el injerto capilar.

Calvicie en datos.

La República Checa ostenta el ranking de los estados con más población afectada por la calvicie, con un 42,79%. Sin embargo nuestro país no anda muy lejos, ya que el 42,6% de los españoles sufre algún tipo de alopecia, incidiendo especialmente entre los hombres. Es una cifra elevada que debería concienciarnos de este problema puesto que afecta a nuestra imagen y a su vez incide en la confianza y seguridad que tenemos de nosotros mismos.

La alopecia es un problema capilar que se presenta incluso desde edad temprana, ya que las últimas estadísticas informan que el 30% de los jóvenes europeos son calvos, mientras que esto sólo ocurre en el 10% de los jóvenes asiáticos. ¿Por qué esta gran diferencia entre una población y otra? La etnia y la cultura marcan también el desarrollo del ciclo del cabello, desequilibrándose la balanza a favor de los orientales.

Diferencias étnicas.

Esta diferencia racial está demostrada por diversos estudios. Por un lado, los varones caucásicos son más propensos a sufrir de alopecia que los de raza asiática, negra o nativo americana. Nos referimos a la alopecia androgénica, originada por factores hereditarios. Supone el motivo mayoritario de la calvicie, aunque existen otros casos como la alopecia areata por la cual se pierde pelo en zonas más localizadas y en formas redondeadas.

Por otro lado, los factores culturales también tienen un papel importante en el tema de la calvicie. China es el país con menos población afectada por la alopecia, con un 19%. Esto podemos entenderlo también porque en este inmenso país siguen una alimentación bastante saludable, a base de té e infusiones naturales de hierbas que ayudan a evitar la caída del cabello. Por el contrario, el consumo excesivo de tabaco y alcohol es un hábito que repercute en la pérdida de pelo.

Cuida tu cabello.

Podemos detener el aumento de estas malas estadísticas si llevamos a cabo unas buenas prácticas en nuestro estilo de vida. Recupera tu pelo fuerte y con más brillo siguiendo estas pautas:

– Lava el cabello con agra fría. El uso del agua caliente lo que hace es dejar las cutículas abiertas y esto contribuye a la calvicie.

– No uses secador ni plancha del pelo. Al menos no lo apliques tan directamente sobre el cabello, puesto que podrían quemar la fibra capilar. Es más recomendable dejar que el pelo se seque al aire libre.

– Una buena alimentación. La ingesta de productos ricos en nutrientes y antioxidantes previene cualquier tipo de alopecia. Incluye en tu dieta las verduras, el pescado, el huevo o las frutas.

– Hidrátate todo lo que puedas. Bebe como mínimo dos litros de agua al día. Esto ayuda a la absorción de esos nuetrientes por nuestro organismo y, por lo tanto también por el pelo.

– Masajéate el cuero cabelludo. Utiliza la yema de tus dedos. De esta manera activas la circulación sanguínea y los nutrientes llegan con más fluidez al folículo piloso.

Solución definitiva.

Estos cambios en tu estilo de vida no son definitivos para recuperar tu pelo de manera completa. Ayudan a prevenir la caída del cabello, eso sí, pero has de ser constante con estas prácticas. Si quieres una solución más inmediata y eficaz, acude a la Clínica del Instituto Vila-Rovira. Examinando tu caso de primera mano podemos plantarte tratamientos seguros en implante capilar. Tan sólo pide tu cita online en Instituto Vila-Rovira o bien llámanos al 932 417 888.