La alopecia es un problema capilar que afecta tanto a hombres como a mujeres, y podríamos decir que la preocupación que ambos tienen sobre la calvicie es la misma. La imagen y la estética son motivos de peso por los que acuden nuestros pacientes a la Clínica del Instituto Vila-Rovira. Sin embargo los diferentes tipos de alopecia no les afectan por igual y deberíamos tener en cuenta las diferencias entre calvicie masculina y calvicie femenina para saber a qué nivel de alopecia nos estamos enfrentando.

Alopecia androgénica

La principal y más destacada diferencia entre calvicie masculina y calvicie femenina es que este problema capilar lo sufren más los hombres que mujeres. Uno de cada veinte hombres mayores de 21 años va a sufrir pérdida de pelo, sin importar el grado moderado o crónico del funcionamiento del ciclo del cabello. Por el contrario, sólo el 15% de las mujeres que no han llegado a los 40 años podría verse afectada por alguno de los tipos de alopecia. A partir de esa edad el porcentaje se amplía al 40%.

Esta diferencia entre la calvicie masculina y calvicie femenina viene marcada por los niveles de DHT (dihidrotestosterona) especialmente entre los hombres. Este andrógeno derivado de la testosterona está presente en los testículos, en la próstata y en los folículos pilosos, y termina por atrofiar al folículo piloso ya que reduce la circulación sanguínea que los oxigena. Esta situación es la que conduce a la alopecia androgénica.

La alopecia androgénica o hereditaria es la forma mayoritaria de calvicie. Pero las mujeres no están exentas de ella, ya que dependiendo de su código genético también su ciclo de cabello puede verse afectado por la DTH aunque en menor medida que los hombres y a edad más tardía. Esto también vendría relacionado con su entrada en la menopausia y los cambios hormonales correspondientes.

Además de esto, la alopecia androgénica no afecta a hombres y mujeres por igual en cuanto a su apariencia. Mientras que en ellos se refleja en las entradas o en la coronilla, cuando no se trata de una calvicie total, en las mujeres se reduciría más hacia a lo que llamaríamos un tipo de alopecia difusa. Nos referimos a una extensión más limitada, por lo general en la parte superior de la cabeza donde la mujer pierde densidad y el pelo se clarea dejando entrever el cuero cabelludo. 

Alopecia frontal fibrosante

Aunque la alopecia androgénica es más genérica en los hombres, la calvicie femenina también está asociada a otros tipos de alopecia que le son más propios. En concreto nos referimos a la alopecia frontal fibrosante, que en el 95% de los casos se presenta en mujeres. De todas formas esta enfermedad capilar que afecta al ciclo del cabello no es común. Afecta de tal manera al folículo piloso que crea una cicatriz y destruye su crecimiento en la llamada ‘zona de la diadema’.

Distintas escalas capilares

Como vemos, la calvicie se presenta de forma desigual en hombres y mujeres. Es por ello por lo que para estudiar el desarrollo de la alopecia en cada uno se fija en diferentes escalas. En el caso de la calvicie masculina se trabaja con la escala Norwood-Hamilton, la cual hace referencia a siete niveles de alopecia. Por el contrario, la escala Ludwig determina sólo tres  grados en el caso de la calvicie femenina.

Tratamientos capilares adaptados a tu caso

Hemos comprobado las grandes diferencias entre la calvicie femenina y la calvicie masculina, determinadas según los tipos de alopecia. En cuanto a la alopecia areta, sí es cierto que es un problema capilar que afecta indistintamente a hombres y mujeres. En cualquier caso te animamos a realizar el test del pelo de nuestra clínica capilar para determinar tu tipo de alopecia. Si deseas resultados más concretos, aprovéchate de la primera consulta gratuita en la Clínica del Dr. Vila-Rovira en Madrid. Pide tu cita online en Instituto Vila-Rovira o bien llámanos al 932 417 888 sin compromiso.