Hola a todos,

En el post de hoy nos gustaría hablar de a importancia de los cuidados diarios para el cabello. Lo primero es que determinemos nuestro tipo de cabello y sus necesidades. Esto dependerá del grosor del cabello, de los procesos químicos que  hayamos podido usar y de la condición de nuestro cuero cabelludo. Es importante seguir unos cuidados para cabello fino, unos cuidados para cabello grueso y otros para cabello seco.

Cabello fino: se caracteriza por un diámetro pequeño en cada cabello individual. Este cabello tiende a ser liso y quizás sea más difícil de arreglar. Además, puede ser más susceptible al daño ocasionado por los procesos químicos, de corte y peinado.

Cabello grueso: tiene una densidad por centímetro cuadrado mayor. No importa si es liso, ondeado o rizado, pues el cabello grueso tiende a ser más seco que el cabello fino. Hay gran variedad de cabellos rizados, desde cilindros muy estrechos hasta ondas sueltas. Lo importante por saber sobre el cabello rizado al elegir productos es que tiende a ser más seco que el cabello liso.

Por otro lado, es importante vigilar los cuidados diarios para el cabello cuando éste ha sufrido tratamientos de coloración químicos. El tinte elimina la capa protectora externa de lípidos del cabello, dejándolo vulnerable al daño. Por lo general, el cabello seco es el resultado del uso excesivo de procesos, como la coloración, el corte y peinado o el uso excesivo de productos que contienen alcohol. Es frágil, por lo que tiende a romperse con facilidad.

Cuidados diarios para el cuero cabelludo graso

¿Qué hacer para no tener el pelo graso?

No existe el cabello graso, existe el cuero cabelludo graso. La caspa también se produce por el cuero cabelludo grasoso. Esto se debe a un número de factores, incluyendo hormonas,
deficiencias vitamínicas
y factores hereditarios. Irónicamente, también puede producirse por la sequedad del cuero cabelludo, ya que el cuerpo produce aceites excesivos para compensar. En estos casos, es adecuado aplicar champú en el cuero cabelludo directamente, no a lo largo del cabello. Lo ideal es hacerlo en donde se producen los aceites, es decir los folículos capilares ubicados debajo del cuero cabelludo. Masajear el cuero cabelludo es otro cuidado diarios para el cabello muy recomendable: con una pequeña cantidad de champú y dejar que corra a lo largo del cabello al enjuagar.  Un pequeño masaje en el cuero cabelludo ayuda a incrementar la circulación ya que mientras más sangre reciban los folículos capilares, más nutrientes reciben y con mayor rapidez! En el caso de los acondicionadores es mejor aplicarlos solo en las puntas, no en el cuero cabelludo.