Los primeros síntomas de alopecia pueden presentarse a muy temprana edad. De hecho hay personas que antes de cumplir los 20 años se acercan al espejo preocupados por las primeras entradas. Es entonces cuando muchos de ellos comienzan a plantearse soluciones para su pérdida de pelo. Entre ellas se encuentra el implante capilar. Sin embargo, ¿es esa una edad idónea para someterse a un trasplante de pelo? ¿Cuál es el momento óptimo para que un injerto capilar garantice resultados más naturales?

Según estudios estadísticos, el 25% de los hombres menores de 30 años comienzan a experimentar los primeros efectos de alopecia. Esta tasa aumenta a un 40% entre los varones de 35 años. Cuando alcanzan los 50 podemos hablar de que la mitad de la población masculina sufre calvicie. Estos índices son menores en el caso de las mujeres, aunque una vez afectadas por la menopausia éstas son más propensas a la alopecia debido a los desórdenes hormonales.

Trasplante de pelo en todas las edades.

En realidad, el injerto de pelo puede practicarse en una amplia franja de edad, entre los 18 y los 80 años. La edad no es un problema en sí para poder someterse a una intervención de trasplante capilar, independientemente del grado de alopecia que se tenga. El paciente puede acudir a la Clínica del Instituto Vila-Rovira y ponerse en manos de nuestros especialistas, ya padezca de alopecia androgénica (el tipo de alopecia más común, por motivos hereditarios) como de alopecia areata (una enfermedad cíclica por la que la pérdida de pelo es localizada).

Eso sí, el microinjerto capilar es posible siempre y cuando el paciente cumpla unos requisitos que son básicos: que goce de una buena salud, sin padecer ninguna patología que pueda poner en riesgo su seguridad y salud durante la intervención. También es importante que el paciente tenga una zona donante suficientemente densa y con un ciclo de cabello óptimo.

La ventaja de someterse a un injerto capilar a edad temprana y en una fase inicial, es que el proceso de la intervención pasa más desapercibida frente a nuestro entorno.

¿Injerto de pelo no antes de los 30?

Ahora bien, hay muchos especialistas en trasplante capilar que no recomiendan someterse a esta intervención antes de los 30 años. Y es que hasta entonces es muy posible que el paciente no haya alcanzado el grado máximo de su problema de calvicie. Queremos decir con esto que va a depender de la evolución de la caída del cabello, hasta que este proceso comience a frenarse de forma natural.

En el caso de optar por el injerto de pelo a edad temprana, es conveniente que después de la intervención el paciente continúe con tratamientos capilares que les son complementarios. Los especialistas de nuestra clínica capilar examinarán cada caso particular para proceder al tratamiento más eficaz. Entre las opciones habituales se encuentran la técnica PRP (Plasma Rico en Plaquetas), por la cual se infiltra sangre del propio paciente rico en nutrientes, o bien un tratamiento de minoxidil o finasteride contra la caída del pelo. 

La solución en tu clínica capilar.

La decisión última la tienes tú. El paso determinante es acudir al Instituto Vila-Rovira para poder calcular tu grado de alopecia y llegar proponer juntos un tratamiento que se adapte a tus necesidades. Si lo deseas, puedes realizar previamente el test de pelo disponible en https://vilarovira.com/. Llámanos al 932 417 888 y pide tu cita online en Instituto Vila-Rovira.