¿Piensas que el proceso de injerto capilar es complicado?

Es cierto que al tratarse de un tratamiento en medicina capilar debemos tomar determinadas precauciones. Pero, en realidad, tanto la intervención como el pos operatorio son bastante sencillos y permiten que sigas haciendo tu vida diaria con tranquilidad. Si sufres de problemas de calvicie y estás planteándote someterte a un trasplante de pelo, primero debes conocer los pasos que debes dar para rejuvenecer tu imagen y volver a tener el aspecto que tenías antes de que comenzara la caída del pelo.

Test del pelo.

Sabemos que dar el primer paso hacia un proceso de injerto capilar no es fácil. Hay muchos indecisos que por cuestión de confianza no terminan de tomar la decisión y en algunos casos ésta puede tomar hasta años. El Instituto Vila-Rovira te ofrece realizar el test del pelo cómodamente desde casa, con total confidencialidad, en nuestro test capilar. Te enviaremos los resultados en un plazo aproximado de cinco días. Aunque te animamos a vencer tus temores y que vengas personalmente al centro capilar. Así nuestros especialistas te podrán examinar para una valoración más concreta.

Consulta.

Una vez hayas pedido tu primera consulta gratuita en nuestra clínica capilar, pondremos a nuestros profesionales a tu disposición para analizar detalladamente tu caso. Nadie mejor que ellos te pueden proporcionar información sobre las causas de la pérdida de pelo y cómo devolver la densidad a tu cuero cabelludo. También debes sentirte libre para preguntar todas las dudas que tengas, así como sobre los posibles efectos secundarios. De esta forma nuestros médicos podrán decirte cuál es tu tipo de calvicie y qué implante de pelo se adecua a tus necesidades.

 

proceso de injerto capilar

 

 

Preparatorio.

La intervención de microinjertos capilares es ambulatoria y no requiere ingreso. Es decir, que vuelves a casa el mismo día de la operación. Sin embargo es sumamente importante realizarse pruebas médicas antes del iniciar el proceso de injerto capilar, con el fin de prevenir posibles incompatibilidades por alergia u otro tipo de enfermedad. Además, es aconsejable tomar algunas precauciones antes de la intervención como evitar situaciones de estrés, una prolongada exposición solar o no consumir alimentos o bebidas que puedan ser indigestas o estimulen el sangrado.

La operación.

El injerto de pelo va a depender del paciente, del estado de su calvicie, de los resultados que quiera obtener, incluso del tipo de tratamiento. Por este motivo la intervención podría prolongarse de dos a ocho horas aproximadamente, o bien hasta varias sesiones. En cualquier caso comienza con las desinfección del cuero cabelludo del paciente y la aplicación de un anestésico para minimizar la sensibilidad de la piel donde se extraerán los folículos.

La extracción de folículos pilosos va a depender del tipo de injerto capilar, sea por medio de la técnica FUSS o de la más novedosa de todas, la técnica FUE. Una vez extraídos cuidadosamente las unidades foliculares, se conservan en una solución salina mientras el paciente y el equipo médico se toman un descanso para la siguiente fase del implante capilar. La zona a trasplantar pasará también por el mismo proceso de desinfección y anestesia para proceder posteriormente al injerto de pelo uno a uno.

Cuidados posquirúrgicos.

El cuidado personal del paciente después de la operación también es fundamental, debiendo de actuar con las mismas pautas que en el pre-operatorio. No debes asustarte si ves que aparecen pequeñas costras en la zona del trasplante capilar. Es una reacción habitual y desaparecerá entre una o dos semanas después.

El pelo injertado comenzaría a crecer entre las 6 a 15 semanas posteriores a la intervención, aproximadamente. Sin embargo es posible que vuelva a caerse debido al efecto conocido como ‘shock loss’. Como os explicamos en este artículo anterior, el también denominado ‘efecto shedding’ es una reacción natural del pelo debido al trauma por el cambio capilar. Es bueno que ocurra porque quiere decir que después volverá a crecer con más vigor.