Examínate.

A todos se nos cae el pelo diariamente, entre 50 y 100. Es una situación completamente normal. La cosa cambia si pierdes cabello en exceso y no se recupera. Las alarmas saltan cada vez que te miras al espejo y ves que donde antes había mucho pelo ahora es una zona clareada. ¿Es un indicio de calvicie? Puede deberse a otros problemas capilares, y convendría que tomaras en cuenta también otros indicios de pérdida de pelo antes de sacar conclusiones precipitadas.

Reconoce las señales.

Evalúate el cabello con detalle. No te quedes en una mera apreciación. Plántate delante del espejo y revisa tu cuero cabelludo minuciosamente para saber si te estás quedando calvo. Examina la zona de las entradas y de la coronilla. ¿Ha retrocedido la línea cabelluda? ¿Se ha formado una especie de ‘uve’ por encima de la frente? ¿El cabello ahora es más fino? Compárate con fotos antiguas si no estás seguro.

tengo alopecia

¿Tu almohada está llena de pelos? Cuando nos levantamos podríamos notar que se han quedado sobre la almohada más pelo de lo normal. Esto puede ser un síntoma de que nuestra coronilla está empezando a clarear.

Se acumulan pelos en el desagüe de la ducha. No sólo dejamos cabellos en la cama sino también en el baño, a la hora de lavarnos la cabeza. Si el desagüe de la ducha se tapona es otro indicio de calvicie. A este respecto podemos ayudar a evitarlo cambiando ciertas pautas, al menos si eres de las personas que se aclaran el pelo con agua caliente. Y es que de esta forma los folículos se abren y el cabello se desprende con mayor facilidad. Por eso es conveniente que te limpies la cabeza con agua fría.

El pelo se vuelve graso. O más graso de lo que ya tenías. Esto es un problema que llamaríamos ‘seborrea’, llegando a despertar mal olor y generando caspa. Si esto ocurre el cuero cabelludo no respira adecuadamente y acaba cayéndose. Un buen remedio es el uso de champú neutro si queremos luchar contra la alopecia.

¿Te pica el pelo? Sufrir picores es otro de los síntomas por el que saber si te estás quedando calvo. Los picores en el pelo pueden deberse a múltiples razones, como el uso de malos champús y tintes o enfermedades como la psoriasis u hongos. En cualquier caso esto afecta a los folículos pilosos de forma negativa.

Mayor sensibilidad al tiempo atmosférico. Si habíamos convertido el pelo denso o la melena como parte de nuestra imagen habitual y aún así notamos el frío o el calor en nuestra cabeza, entonces estaríamos ante otro síntoma de calvicie. La pérdida de pelo hace que el cabello pierda espesura y la cabeza note el fenómeno climático.

Causas de calvicie.

Si has comprobado que estás en las seis anteriores situaciones, entonces podríamos hablar de un problema capilar. Las causas pueden ser muy diversas, y dependiendo de cuál sea tendría diferentes soluciones. La condición más habitual es la herencia genética, por lo que se trataría de alopecia androgénica que podríamos remediar con injertos de pelo en nuestra clínica capilar.

causas calvicie

Otras situaciones son la pérdida de pelo por estrés, una mala alimentación o el abuso de productos capilares. Por otro lado, existen enfermedades y desajustes hormonales que también podrían conducirnos a la calvicie. Sea cual sea tu caso, es altamente recomendable que acudas a un especialista para detectar realmente los motivos de por qué te estás quedando calvo y hallar el remedio.

Ponte solución.

Dependiendo de las causas de la calvicie podemos actuar de una forma u otra para recuperar el cabello de forma natural. En la Clínica del Dr. Vila-Rovira podemos estudiar tu caso para encontrar remedio a tus problemas capilares. Si aún no estás seguro de sufrir calvicie, realiza nuestro test del pelo desde casa y te mandaremos un resultado inicial sin compromiso.

En cualquier caso, lo mejor es acudir directamente a nuestra consulta. En nuestra clínica capilar cuentas con la primera visita gratuita para que nos consultes tus dudas y podamos orientarte. Pide tu cita online en nuestra clínica o bien llámanos al 932 417 888.