Hola a todos una semana más!

Seguro que algunos ya estáis de vacaciones y otros…a punto!.

Muchos de nuestros pacientes nos preguntan por qué se cae más el pelo en verano y si se trata de una caída estacional cuyos efectos pueden ser motivo de preocupación a largo plazo. Veréis, cuando llega esta época es muy importante tener buenos hábitos y escoger buenos productos solares para el pelo, ya que el cabello en verano sufre por muchos y diferentes motivos que os contaremos en este post.

El periodo estival puede ser una época muy perjudicial para nuestro cabello si no lo cuidamos y modificamos nuestros hábitos frente a los agentes que pueden dañarlo: la exposición solar, el sudor, el cloro y el agua salina.

El exceso de exposición solar es la causa más frecuente de alteración estructural en el tallo del pelo. Las radiaciones ultravioletas (UV) inducen la degradación de la queratina y otras proteínas del cabello produciendo cambios morfológicos del mismo, debilitándolo, pudiéndolo hacer más quebradizo, áspero y con pérdida de rigidez. Otro de los efectos de las radiaciones UV son cambios bioquímicos en la coloración al degradar el pigmento del cabello, perdiendo brillo y fotoenvejeciendose. Por el contrario, la melanina protege a nuestro cabello de estas radiaciones UV, como consecuencia, son más perjudiciales para los cabellos teñidos.

Las quemaduras solares en el cuero cabelludo pueden producir perdida del cabello por alopecias tras acromías cicatriciales en la piel quemada. Las alteraciones del cuero cabelludo por los rayos UV son muy diversas y pueden llegar a ser tan graves como la fotocarcinogénesis.

El cloro y ácidos de las piscinas en el pelo no sólo pueden dañar la coloración sino también la calidad y fuerza del cabello por degradación de la cutícula.

El sudor excesivo en el cuero cabelludo, por su carácter salino, al igual que el agua del mar y la arena que podemos acumular, tienden a resecar el cabello y pueden debilitar su color natural.

Es muy importante mantener un especial cuidado del cabello en esta época del año. Los principales consejos serían:

  • Lavad el cabello a diario, o las veces que sean necesarias a la semana según el tipo de cabello, especialmente después de sudoración intensa. Es muy importante aclarar el cabello con abundante agua tras bañarnos en aguas salinas o en piscinas con aguas cloradas. Proteger el pelo del cloro de la piscina es muy importante.
  • Evitad productos y cosméticos agresivos, así como abusar del secador de pelo.
  • La medida más eficaz de protección ante la exposición solar y cuál es el mejor protector del cuero cabelludo es el uso de sobreros o gorros. ¿Sabíais que existen protectores solares para el cabello? El uso de fotoprotectores solares puede y debe extenderse al cabello, siendo más recomendable en aerosol.
  • Es muy importante cuidar la alimentación e hidratación, con una dieta especialmente rica en frutas y verduras para contrarrestar los efectos oxidantes sobre nuestro organismo.

Debemos acudir al médico especialista en tricología sobre todo en el caso de quemadura solar del cuero cabelludo o ante un cuadro agudo de caída del cabello. También debemos pedir consejo y diagnóstico si tras el verano comenzamos a observar una disminución considerable de la calidad del cabello o se muestra quebradizo.

Muchas gracias por leernos!