Nuestra imagen es un elemento esencial porque refleja nuestra personalidad. Por eso es absolutamente lógico que tengamos una preocupación especial por cómo nos ven y por cómo nos vemos a nosotros mismos. El cabello es una parte importante de la imagen, y en cuanto notamos la mínima pérdida de pelo o cambio nos sobresaltamos. Puede que sea una falsa alarma o que realmente comencemos a sufrir alguno de los tipos de alopecia. Debemos hacernos las preguntas adecuadas para saber si tendremos alopecia con más claridad, además de venir a nuestra consulta gratuita para tener un diagnóstico profesional.

 

¿Dejamos muchos pelos en la almohada o en la ducha?

Hay que tener en cuenta que la caída de cabello es totalmente natural. en 24 horas se nos suele caer entre 50 y 100 pelos, es totalmente normal, esto forma parte del funcionamiento regular del ciclo de cabello. Además, si tenemos el pelo largo es mayor esa sensación de que podríamos padecer algún tipo de calvicie. Por eso no debemos sobresaltarnos si vemos unos pocos cabellos sobre la almohada o en el peine.

La preocupación sobre si sufrimos cierto tipo de alopecia vendrá cuando esa pérdida de pelo supere esa cantidad (100). Para comprobarlo, limpia la almohada antes de acostarte y separa los restos del peine previamente al cepillado. De esta forma podemos calcular con mayor exactitud el número de cabellos que se nos desprenden al día. Si aún tienes dudas, puedes realizar el test del pelo online de nuestra clínica capilar gratuitamente y sin compromiso.

 

síntoma de caída de pelo

¿Qué edad tenemos?

Es comprensible que a mayor edad, mayores riegos de padecer calvicie. Nuestro organismo cambia con el paso del tiempo y aumentan las posibilidades de que los folículos pilosos dejen de funcionar con normalidad. Esto está fuertemente relacionado con la alopecia androgénica, basada en el código genético y en el desajuste hormonal.

En el caso de las mujeres, los cambios en el organismo a partir de la menopausia representan una respuesta clara para saber si tenemos alopecia. Lo que no es habitual es la pérdida de pelo crónica entre los jóvenes, aunque el 25% de los mayores de 21 años comienzan a notar los primeros síntomas de calvicie. Si ocurre en adolescentes, estamos ante una situación relacionada con alguna enfermedad o tratamiento médico que hay que tratar de atajar lo antes posible poniéndose en las manos adecuadas.

 

¿Nuestros parientes sufren calvicie?

La alopecia androgénica representa el 95% de los casos de calvicie. Por eso no es «descabellado»:) pensar que si nuestros padres o abuelos han padecido alopecia, nosotros corramos esa misma suerte. La calvicie masculina es mucho mayor que la pérdida de pelo entre las mujeres, aunque también están predispuestas a la alopecia al heredar cierto porcentaje de andrógenos masculinos.

Para saber si tendremos alopecia de cierto riesgo basta con examinar a nuestros parientes de primer y segundo grado, especialmente a nuestro padre y abuelo materno. Qué tipo de alopecia tienen, en qué grado (entradas, coronilla, calvicie total) e incluso para aclarar más dudas podemos preguntarles cuándo notaron los primeros síntomas de calvicie.

 

¿Ha perdido volumen nuestro pelo?

En el caso de la calvicie masculina podemos saber si tendremos alopecia cuando la línea capilar está retrocediendo. Lo más frecuente es que la alopecia comience por la línea frontal y produzca las conocidas entradas. El pelo se vuelve más corto y más fino sobre todo en la zona de la coronilla, otro tipo de patrón claro de alopecia. Paralelamente o con posterioridad, se podría despejar la coronilla, como decíamos, zona donde los folículos pilosos son también más sensibles a los cambios hormonales. La calvicie podría extenderse hasta la pérdida de pelo total.

Por el contrario, si vemos que la caída de cabello deja claros redondeados en el cuero cabelludo estamos ante un caso de alopecia areata, que suele ser temporal y que no tiene fácil solución quirúrgica, hay más bien que revertir el origen. En el caso de calvicie femenina podemos comprobarlo en la densidad del cabello. Ponte delante de un espejo y observa si la parte frontal y central comienza a clarear. Si también sufres de este tipo de alopecia difusa, acude a nuestra clínica capilar en Madrid para plantearte el mejor tratamiento capilar que se adapte a tus necesidades y recobrar esa imagen vital.

 

¿Podría padecer alguna enfermedad?

A pesar de que la alopecia androgénica marca el mayor porcentaje de los tipos de alopecia, no hay que desestimar cualquier otra causa o razón. El ciclo del cabello también puede ser dañado por falta de nutrientes y vitaminas, por trastornos de las glándulas endocrinas, anemia u otras enfermedades. Realízate un análisis de sangre para salir de dudas.

 

Si respondiendo afirmativamente a estas preguntas para saber si tendremos alopecia comprobamos que, en efecto, sufrimos pérdida de pelo, acude a nuestra clínica capilar en Madrid. Dispones de la primera consulta gratuita para que nuestros expertos cirujanos examinen personalmente tu caso y puedan plantearte la mejor solución capilar. La Clínica del Instituto Vila-Rovira dispone de la técnica FUE en injerto capilar, el tratamiento definitivo que recupera tu pelo. Pide cita online en o llámanos al 932 417 888.