El desarrollo del ciclo del cabello a menudo se compara con el de las plantas ya que el pelo emerge a la superficie gracias a la raíz bajo el cuero cabelludo. Para mantenerlo también hay que “regarlo” con complementos capilares que van desde champús hasta minoxidil, un compuesto tópico para evitar su caída y estimular el crecimiento. Para procurar cualquier cuidado o tratamiento capilar es imprescindible conocer el ciclo del cabello, tanto sus fases como los elementos que componen el folículo piloso.

Estructura del cabello.

Nuestro cuerpo está plagado de folículos pilosos o raíces del cabello, y su crecimiento dependerá de la zona en que se encuentre. Estos son de una única extensión pero con varios segmentos: la papila, la matriz y el bulbo; además de la raíz, la otra parte del cabello es aquella que nosotros vamos a ver, el tallo.

El tallo es la parte más grande del cabello y a su vez se divide en médula (donde se genera la queratina), córtex (guarda el pigmento que determina nuestro color de pelo) y cutícula (donde paran las células muertas y se van formando escamas). El ciclo del cabello se va a nutrir en base al torrente sanguíneo pues al bulbo le llega sangre y oxígeno y, según lo que comamos, proteínas, minerales y vitaminas para el pelo.

Fases del ciclo del cabello.

El crecimiento del pelo tiene un proceso bastante definido. Como las plantas, va a crecer, desarrollarse y morir. A esto se le llama ciclo del cabello o ciclo piloso, que va a sucederse uno al otro alrededor de 25 veces a lo largo de nuestra vida. Es decir, nuestro pelo va a pasar por esos ciclos que explican que encontremos pelos muertos en nuestra almohada, pero que en verdad hay otros nuevos por crecer. Cada ciclo del cabello va a pasar por las siguientes fases:

Fase anágena o de crecimiento.

Esta fase es la más activa de todas y duraría unos tres años. El 85% de nuestro cabello se encuentra en ella. Los folículos pilosos están adheridos a nuestro cuerpo ya que se localizan en la grasa subcutánea y dermis reticular. La raíz se encuentra pigmentada, abierta y desflecada. Es la fase en el que el cabello de la cabeza crece a razón de un centímetro al mes. En esta fase el cabello es más sensible, de ahí que situaciones como el estrés puedan jugar un papel muy importante y frenar el crecimiento. Es fundamental además procurar una alimentación sana y buenos cuidados del cabello.

Fase catágena o de transición.

El 1% de nuestro cabello pasa por esta fase, que dura entorno a tres semanas. En esta fase del ciclo del cabello el crecimiento se detiene, por lo que también se denomina “fase de regresión”. El bulbo del folículo se separa del torrente sanguíneo, de ahí que deje de crecer el cabello al dejar de alimentarse, y cambia de forma volviéndose cilíndrico. El cabello se libera de la raíz y comienza a salir al exterior. Es un período en el que además el pequeño grupo de células matrices está en reposo.

El ciclo del cabello: todo lo que debes saber

Fase telógena o de caída del cabello.

Este último período del ciclo del cabello dura unos tres meses. El 14% de nuestro cabello se encuentra en ese proceso por el cual se produce la temida pérdida de pelo, sea por medio del cepillado o en la ducha, o bien por su propio peso. El tallo se desprende espontáneamente y se cae. Pero no debemos preocuparnos porque es una situación completamente normal y no tiene por qué llevarnos necesariamente a la calvicie o cualquier otro tipo de alopecia, ya que se produce en todas las fases de nuestra vida. De hecho esta fase da lugar a un nuevo ciclo del cabello donde éste crece de nuevo con vigor.

No todos los pelos van a pasar al mismo tiempo por las mismas fases del ciclo del cabello. Ni mucho menos los del resto del cuerpo: mientras que gran parte del pelo de nuestra cabeza está en fase anágena, sólo el 10% del de las cejas pasan por este período. Además, la profundidad del cabello en esta fase también varía de una zona corporal a otra.

Comprueba el estado de tu pelo.

En muchos casos es difícil saber en qué estado se encuentra nuestro cabello a simple vista. Cuentas con el test del pelo de nuestra clínica capilar para que a través de ciertos datos tuyos podamos concretártelo. Te recomendamos un estudio más exhaustivo en la Clínica del Dr. Vila-Rovira en Madrid donde cuentas con la primera consulta gratuita. A través de la observación directa somos capaces de dar con una salida a tus problemas capilares. Somos expertos en diversos tratamientos como la micropigmentación o en injerto capilar. Recupera el pelo llamando al 932 417 888 o pide tu cita online en vilarovira.com.