Existen tipos de alopecia que son poco conocidos al ser menos frecuentes, pero que sin embargo debemos conocer ya que sus consecuencias son irreversibles y dejan una zona despoblada de cabello que nos resulta anti-estético. Uno de estos tipos es la alopecia cicatrizal, que causa trastornos capilares por diversos motivos hasta llegar a la calvicie. Esta es una imagen que no deseamos tener pero que sin embargo podemos arreglar definitivamente con un injerto de pelo.

Qué es y a quién afecta.

La alopecia cicatrizal es un problema capilar que destruye los folículos pilosos, produciendo caída del cabello en la zona del cuero cabelludo afectado. Cuando afecta a lugares visibles como los brazos, las cejas, la barba o fundamentalmente la cabeza, se convierte en un problema de imagen que puede incidir en nuestra autoestima y que deseamos resolver. El trasplante capilar se nos plantea como la solución más adecuada para recuperar tu pelo y disimular las cicatrices.

Este tipo de calvicie puede presentarse tanto en hombres como en mujeres, incluso a cualquier edad aunque es menos frecuente en niños. No es uno de los tipos de alopecia más comunes como la que puede ser la alopecia androgénica, de tipo hereditario. En cambio supone cerca del 5% de los casos de calvicie.

Que la alopecia cicatrizal afecte a un amplio espectro de género y de edad se debe a que entre sus causas se cuenta un extenso número de enfermedades y circunstancias. A este respecto, podemos diferenciar dos tipos diferentes de alopecia cicatrizal:

Alopecia cicatrizal primaria o daño interno.

Afecta a las glándulas sebáceas y a las células madre, de forma que destruye los folículos pilosos desde la base. Puede producirse debido a enfermedades linfocíticas (entre la que destaca la variante de la que ya hemos hablado, la alopecia frontal fibrosante), neutrofílicas (como foliculitis o inflamación de los folículos) o mixta.

Alopecia cicatrizal secundaria o daño externo.

Engloba trastornos capilares que no se producen a partir del folículo piloso sino por agentes externos tales como infecciones o lesiones en la masa capilar, por ejemplo, puntos de sutura debido a una herida profunda o debido a una cirugía. También puede ser debido a quemaduras, marcas de nacimiento o una enfermedad de tricotilomía (impulso de arrancarse el pelo).

Cómo detectarla.

La alopecia cicatrizal puede presentarse de diversas formas, aunque no hay que confundirla con la alopecia areata ya que sus síntomas son temporales y en este caso son permanentes. La forma más palpable es aquella en la que el paciente nota síntomas claros de ardor, picor o una mayor sensibilidad al dolor en la zona afectada. Podrá apreciar cómo el cuero cabelludo se inflama, se enrojece, se descama, se apergamina, y se forman pústulas. La calvicie se desarrolla de modo progresivo y rápido.

En otros casos puede aparecer de manera gradual y pasar desapercibida durante un tiempo determinado, ya que en un principio no presenta cicatrices visibles. Recordemos que si se trata de una alopecia cicatrizal primaria el trastorno capilar va afectar a los folículos pilosos desde dentro y no lo vamos a ver. Por este motivo es conveniente realizarse una biopsia para salir de dudas.

Cómo solucionarlo.

A pesar de que la alopecia cicatrizal tiene efectos irreversibles, ya que los folículos pilosos mueren y el cuero cabelludo queda inerte, existen tratamientos capilares que recuperan tu pelo de manera definitiva. En la Clínica del Instituto Vila-Rovira trabajamos con diversos métodos en trasplante de pelo. La técnica FUE es el tratamiento capilar más avanzado, basado en el microinjerto pelo a pelo de la zona donante a la zona afectada, recubriéndola de cabello de forma natural.

Es conveniente que te pases por nuestra clínica capilar para estudiar tu caso. No todos los pacientes son aptos para algunos de los tratamientos capilares. Nuestros expertos cirujanos podrán analizar directamente tu caso y plantearte la mejor alternativa que se adapte a tus necesidades. Pide tu cita online en Instituto Vila-Rovira o bien llámanos al 932 417 888 para que concretemos tu primera visita sin compromiso.