La alopecia androgénica es la más común y la que provoca la inmensa mayoría de los casos de calvicie. No cabe duda de que es la causa principal de la caída del cabello. Tras ella, la alopecia areata es otro de los tipos de calvicie más habituales. Su origen es bien distinto, y su forma de combatirla también es muy concreta. Conociendo sus características podemos hacer frente a la alopecia areata con el objetivo de recuperar tu pelo.

¿A quiénes afecta?

Este fenómeno capilar afecta indistintamente a hombres y mujeres, pudiendo darse casos incluso en niños. Lo habitual es que aparezca entre los 20 y 50 años de edad. A pesar de ser el segundo tipo de alopecia, sólo se presenta en el 2% de la población. Y cualquier parte del cuerpo es susceptible de verse afectada por la alopecia areata, aunque la que más preocupa es la que se produce en la cabeza por ser la parte más visible del cuerpo.

¿Qué es la alopecia areata?

Frente a la alopecia androgénica, cuyo origen se explica fundamentalmente por factores hereditarios, la alopecia areata es una enfermedad autoinmune. Esto es que nuestro propio sistema inmunitario ataca partes sanas de nuestro organismo como son los folículos pilosos. No obstante la destrucción no es al 100% ni de un modo uniforme. La calvicie es generalmente parcial y muy localizada y puede ser tratada, por lo que se puede recuperar el pelo si acudimos a una clínica capilar que recomiende el tratamiento específico más adecuado para cada paciente.Alopecia areata. ¿Todas las calvicies tienen el mismo origen? ¿Son todas de origen hereditario? ¿Existen otras razones para quedarse calvo?

Causas

Existen diversas razones que producen alopecia areata, que se pueden dar individualmente o en suma. Las situaciones de estrés pueden activar esos brotes, la diabetes, la dermatitis seborreica, el lupus, la enfermedad tiroidea serían asimismo otros causantes de este tipo de calvicie.

Se suele asociar la alopecia areata con los antecedentes familiares, como ocurre con la alopecia androgénica. No tiene sin embargo la misma relación, de forma que sólo uno de cada cinco afectados registran antecedentes familiares con la misma enfermedad. Es por eso que si algún pariente sufre de este tipo de alopecia no tenemos por qué preocuparnos seriamente. 

Cómo identificarla

La alopecia areata es imprevisible ya que suele aparecer súbitamente, de ahí que no se pueda prevenir. Se presenta en la cabeza formando calvas con forma redondeada que serán de distintos tamaños. El cuero cabelludo cambia a una tonalidad marfil, si bien no sufrirá ningún otro tipo de alteración. Los pelos en este caso se caen en zonas aleatorias, a diferencia de la alopecia androgénica  que es más uniforme y presenta un patrón más determinado, por la que normalmente el cabello se vuelve más fino en la primera línea del cabello, entradas o coronilla hasta caerse.

Alopecia areata. ¿Todas las calvicies tienen el mismo origen? ¿Son todas de origen hereditario? ¿Existen otras razones para quedarse calvo?

¿Tiene cura?

Esta tipo de pérdida de cabello o enfermedad capilar, es reversible, puesto que en algunos casos es temporal, recuperándose el pelo nuevamente de forma natural, sobre todo en casos de estrés emocional. Sin embargo es totalmente aconsejable acudir a nuestros médicos especialistas de nuesta clinica en Madrid, para tratar la alopecia areata desde su aparición. A su vez, es más sencillo combatirla desde un primer momento que cuando se ha perdido mucho pelo.

Los tratamientos capilares con minoxidil y finasteride son habituales contra este tipo de alopecia. El uso de estos medicamentos ha de ser constante porque de lo contrario la calvicie podría reanudar su avance.

Por otro lado el injerto de pelo no siempre es la solución más recomendable mientras la alopecia areata siga en activo o esté en sus fases más avanzadas, en cualquier caso lo mejor es acudir a nuestros expertos en pelo de nuestra clínica.

Tu mejor solución

En la Clínica del Instituto Vila-Rovira, estudiamos el caso particular de cada paciente para darle la mejor solución a sus necesidades. Tan sólo llámanos al 932 417 888 o pide tu cita online en Instituto Vila-Rovira.