Inicio-Medicina estética-Solución para el surco nasogeniano

Nos trae de cabeza. Una vez que aparece, no hay crema que valga. Sin embargo, sí existe una solución para el surco nasogeniano y es muy efectiva.

Surco nasogeniano: cómo sale (y no se va)

Son esas arrugas que salen desde el final de la nariz, a ambos lados. Y descienden hasta ambos lados de la boca. Se conocen como surco nasogeniano. También se las llama “arrugas de la risa”. Esto es así porque, durante la infancia y la juventud, solo aparecen al reírse, como las arrugas de expresión que son. Sin embargo, la cosa cambia con el tiempo.

surco nasogeniano

Las arrugas que conforman el surco nasogeniano se empiezan a formar a edades tempranas pero sólo son visibles cuando se ríe. Es decir, que si estamos serios, no aparecen. Es en la edad adulta cuando estas líneas de expresión se empiezan a visualizar también cuando no se está sonriendo. Esto sucede por igual en hombres y mujeres.

Poco a poco, el surco nasogeniano se va quedando más marcado y haciéndose más profundo. El motivo de su permanencia en el rostro, incluso cuando no se sonríe, reside en el propio proceso de envejecimiento. Con los años, se pierde tonicidad en músculos. Los tejidos se vuelven más laxos. Esto es debido a una menor producción de colágeno y elastina, considerados el “andamio” que sostiene la piel. Al no existir ese sustento, la fuerza de la gravedad hace su efecto. Y parece como si la cara se cayera hacia abajo. Como si los pómulos adelgazaran y se descolgaran, por explicarlo de algún modo sencillo. El resultado es la imagen de un rostro cansado, avejentado y triste.

¿Se puede evitar el surco nasogeniano?

La risa y la sonrisa no son los únicos culpables del surco nasogeniano. Hay otra serie factores desencadenantes que acaban por marcar estas arrugas en el rostro. Por ejemplo, la gesticulación. 

Como hemos dicho más arriba, la fuerza de la gravedad también tiene su parte de culpa, ayudada por el propio proceso de envejecimiento. Pero además hay algo más a tener en cuenta: los genes. En nuestro ADN está marcado cómo va a ser la forma de nuestro rostro.

Todos estos factores no son evitables. Es decir, no podemos hacer nada por evitarlo.

Sin embargo, nos queda un pequeño margen de maniobra para retrasar al máximo la aparición del surco nasogeniano. Y, tranquilos, que no se trata de evitar la sonrisa. Ni mucho menos. Otro de los factores que favorece la aparición temprana de esta arruga es la postura al dormir de lado, porque se favorece el pliegue de los tejidos. Imagina repetirlo, noche tras noche, a lo largo del tiempo. Indudablemente, influirá en ello. La solución evidente (que no gustará a muchos) es dormir boca arriba.

También son importantes los cuidados. Las rutinas de belleza cuentan. Y, aunque cuando el surco nasogeniano esté marcado en tu rostro, ya no habrá crema antiarrugas que pueda con él, sí es importante algo tan sencillo como la limpieza del rostro. Quitarse los restos de maquillaje, suciedad y polución a diario, y especialmente por la noche, no solo retrasará la aparición de esta arruga en concreto, sino también otras.

Qué hacer para “borrar” la arruga de la risa

Ya os decíamos que no se trata de dejar de reír. Una vez que el surconasogeniano está marcado en el rostro, la cosmética diaria no ofrece soluciones.

A lo único a lo que se puede recurrir en estos casos es a los tratamientos estéticos. Y, en concreto, a los rellenos de ácido hialurónico.

Este producto se inyecta en el rostro y tiene unas fuertes cualidades hidratantes. Ya solo eso redunda en la mejora de la imagen de la zona. Pero además, el ácido hialurónico impulsa la producción del colágeno natural, ese que habíamos dicho que se pierde con la edad.

Los resultados son visibles casi desde el primer día, pero hay que esperar un par de semanas para que sean evidentes. Eso sí, al tratarse de un relleno biocompatible y reabsorbible, sus efectos no son definitivos. Esto es así porque el propio organismo los degrada. De modo que, cuando hayan pasado unos meses (entre seis y doce aproximadamente), sera necesario repetir el tratamiento para que sus beneficios persistan.

Ácido hialurónico para las arrugas del rostro

Si buscas una solución para el surco nasogeniano y las arrugas del rostro, no dejes de pedir cita en nuestra clínica. Nuestros expertos te atenderán sin compromiso.

Contacto