Inicio-Medicina estética, Preguntas y consejos-¿Se puede amamantar el pecho con implantes?

Muchas mujeres que aún no han sido madres no se sienten a gusto con sus mamas. Sin embargo, no se deciden a hacerse el retoque estético debido a que algunas de ellas tienen miedo a que no sea posible amamantar con implantes de pecho a su futuro bebé.

¿Afecta a la lactancia aumentar o reducir las mamas? ¿Es compatible que una mujer se sienta confiada con su propio cuerpo sin afectar las funciones naturales de este? Esperamos contestarte todas tus dudas en cuanto a este tema en las siguientes líneas.

Amamantar tras la operación: ¿sí o no?

Vamos a ser directos: por supuesto que sí, se puede amamantar tras una operación de aumento o reducción de pecho. Esto es así incluso cuando se han empleado implantes de silicona para la mamoplastia.

Tal y como se concibe en la actualidad una cirugía de estas características, durante la operación no se atraviesa la glándula mamaria (o región mamaria), que es el almacén natural de la leche materna. Como los implantes se posicionan tras el músculo pectoral, tampoco afecta al pezón de ninguna manera.

¿Es necesario retocarse las mamas tras el embarazo?

Tal pregunta no es exclusiva de las mujeres que se han hecho previamente una operación, pues independientemente de ello el pecho acostumbra a cambiar su geometría durante el embarazo. La piel tiende a destensarse al tener que ocupar más espacio. Así que es probable que sí sea necesario operarse tras el embarazo para asegurar su buena estética.

Aún y así, la respuesta no es rotunda pues cada mujer y cada piel es diferente.

En Institut Vila-Rovira estudiamos cada caso en particular y somos honestos con el proceso que necesita tu cuerpo para estar saludable y a tu gusto al mismo tiempo.

Contáctanos para saber más.

Contacto