Inicio-Medicina estética-Recuperar el volumen facial

Con el paso de los años, la piel del rostro se va afinando. Recuperar el volumen facial es posible con nuestros tratamientos.

Por qué perdemos volumen facial

El motivo por el que perdemos volumen facial a lo largo de los años es sencillo. La capa de grasa del tejido subcutáneo va adelgazando. Además, disminuye la producción de colágeno y elastina, dos proteínas que son las que ofrecen el sustento a la piel. Como resultado, la piel pierde elasticidad y se “descuelga”. El rostro va perdiendo volumen y grosor, especialmente en el tercio medio e inferior de la cara. Y además comienzan a marcarse las líneas de expresión.

Recuperar el volumen facial

Soluciones para recuperar el volumen facial

Recuperar el volumen facial es posible en el Institut Vila-Rovira, con los tratamientos disponibles a base de rellenos faciales. Estos pueden realizarse con ácido hialurónico o con grasa del propio paciente, dependiendo del caso.

Estos tratamientos permiten recuperar el volumen en las zonas en las que más se necesita. En cada paciente se realiza un estudio previo. De este modo se puede determinar con exactitud qué zonas faciales presentan mayor pérdida de volumen. Así se puede ofrecer una solución personalizada, que permite los resultados de mayor naturalidad, para un rostro rejuvenecido, descansado y en el que se suavizan las arrugas.

Relleno con ácido hialurónico

El tratamiento con ácido hialurónico es sencillo. Consiste en la infiltración en el rostro de esta sustancia natural y con propiedades reabsorbibles, con una cánula extra fina. Con ello logra actuar frente a la pérdida de volumen facial. Consigue estimular la síntesis de colágeno y tiene acción antioxidante. Así, es posible devolver la firmeza y toxicidad al rostro. La piel se rejuvenece y recupera luminosidad.

Los resultados son inmediatos, pero se aprecian aún más cuando pasan tres o cuatro semanas, porque ya ha habido tiempo para inducir la formación de colágeno.

El ácido hialurónico suele aplicarse en diferentes puntos del rostro, según se necesite. Estos pueden ser:

rellenos faciales
  • Pómulos.
  • Líneas de expresión de alrededor de los ojos (las llamadas “patas de gallo”).
  • Surco nasogeniano y líneas de marioneta.
  • Arrugas del entrecejo.
  • El “código de barras” alrededor de la boca.
  • Ojeras hundidas.
  • Contorno facial, para mejorarlo.

El tratamiento es ambulatorio y el paciente puede reincorporarse de inmediato a la vida normal.

Lipofilling o relleno con grasa propia

Otra solución del relleno para recuperar el volumen facial es el llamado lipofilling lipotransferencia. Se trata de una técnica en la que se injerta tejido graso del propio paciente.

La grasa suele obtenerse de zonas donantes como piernas, las caderas o la barriga. Ese material se centrifuga para obtener la grasa y desechar los fluidos; y así se infiltra en el rostro y el cuello.

Al tratarse de grasa del propio paciente, se elimina cualquier riesgo de rechazo.

Otras soluciones para rejuvenecer el rostro

Junto al ácido hialurónico y al lipofilling, hay otras opciones de medicina estética para que permiten recuperar el volumen facial y corregir la flacidez.

Entre ellas están:

  • Mesoterapia. Es un procedimiento médico que consiste en la infiltración de principios activos (vitaminas, minerales y aminoácidos) en la capa de la piel que se encarga de generar el tejido. En el rostro y el cuello, mejora visiblemente las zonas afectadas por la flacidez.
  • PRP. Son las siglas de Plasma Rico en Plaquetas. Este tratamiento consiste en infiltrar en el rostro plasma rico en factores de crecimiento del propio paciente, obtenido de una pequeña muestra de sangre. Consigue potenciar, acelerar y estimular la regeneración de los tejidos.
  • Hilos tensores. En este caso, se colocan hilos bajo la piel del rostro, que estimulan la producción de colágeno y así actúan frente a la flacidez.
  • Botox. Consiste en la infiltración de toxina botulínica, para eliminar las arrugas de expresión.
  • Radiofrecuencia Thermacool. Es un sistema de tensado de la piel, que puede aplicarse sobre rostro, frente, ojos, labios y líneas de contorno. Reafirma y corrige la flacidez.
contorno facial con volumen

Sin embargo, cuando el grado de flacidez es muy elevado, sobre todo en pacientes de edades más maduras, en ocasiones es necesario recurrir a la cirugía estética como solución para el rejuvenecimiento facial. El lifting sigue siendo una de las intervenciones estrella, con resultados óptimos y muy satisfactorios. En ocasiones, ese lifting puede combinarse con alguno de los tratamientos que hemos citado, como puede ser el lipofilling, para mejorar aún más los resultados.

Si quieres consultar sobre alguno de nuestros tratamientos de medicina estética para recuperar el volumen facial y tener un rostro rejuvenecido, no dudes en contactarnos.

Contacto