Conseguir unas piernas sin flacidez es posible gracias a nuestros efectivos tratamientos.

Todo lo que debes saber para conseguir unas piernas sin flacidez

La pérdida de tono y firmeza de la piel es un problema para muchas mujeres. Aunque estén delgadas. A veces incluso más que la celulitis y la grasa localizada. Recuperar unas piernas sin flacidez es posible porque tenemos los mejores tratamientos.

Buscar un único culpable de la flacidez en las piernas es complicado. Desde luego, la dieta influye de manera importante. Seguir un régimen muy estricto para perder peso en poco tiempo, logrará quizá que peses menos en la báscula, pero influirá en el descolgamiento de los tejidos y la piel.

piernas sin flacidez

Llevar una alimentación equilibrada es fundamental. Una dieta rica en muchas grasas e hidratos de carbono, y con pocas proteínas puede provocar acumulación de grasa y pérdida de firmeza de los tejidos.

Sin embargo, la dieta no es el único factor que favorece la flacidez en las piernas y otras áreas del cuerpo. Los cambios hormonales juegan un papel definitivo, por eso es habitual que este problema aparezca en las mujeres coincidiendo con la menopausia.

piernas sin flacidez

Otra de las causas principales de la flacidez del tejido muscular de las piernas se debe a la falta de ejercicio físico y al sedentarismo.

En ocasiones, la dieta es la adecuada, no hay sedentarismo y ningún otro problema y, sin embargo, la flacidez en las piernas aparece por igual. Esto se debe, simple y llanamente, al propio proceso de envejecimiento, que afecta a la piel igual que a otros órganos del cuerpo.

La herencia genética también cumple un papel importante en la forma de las piernas. Esto no quiere decir que si tu madre tuvo problemas de flacidez desde muy temprano, tú también los tengas. Simplemente te hará estar más predispuesta a ello. Pero no es un único factor a valorar. Tu estilo de vida, dieta, hábitos nocivos, deporte… todo eso también ayuda frente a la flacidez o la favorece.

El colágeno y la elastina son responsables de la firmeza de la piel

Dieta, genes, cambios hormonales, envejecimiento de la piel… todos esos factores pueden provocar la flacidez en las piernas por un motivo concreto: desestructuran el colágeno y la elastina. Se trata de dos proteínas responsables de la firmeza y el buen tono de la piel que el cuerpo produce de manera natural. Pero a partir de cierta edad, entre los 30 y los 35 años, comenzamos a perderlo. Y esa ralentización en la formación de estas sustancias se hace aún más acusada en la menopausia.

Piernas sin flacidez: un trabajo diario

Pese a la amenaza de genes y hormonas, hay factores que provocan pérdida de tono en las piernas y favorecen una piel menos tensa, y que sí está en tu mano controlar.

  • Sigue una dieta saludable, variada, baja en grasas, con importante presencia de frutas y verduras, y el aporte necesario de proteínas. No te engañes con dietas milagro. Recuperarás tu peso rápido, e incluso algún kilo de más, y favorecerás la flacidez.
  • Bebe agua suficiente. La hidratación ayuda a la elasticidad de la piel.
  • Haz deporte de manera regular. Sé activa. Nada, corre, ve andando siempre que sea posible, sube escaleras… Además, puedes incluir en tu rutina de entrenamiento algunos ejercicios que sean específicos para piernas, como sentadillas o lounches.
  • No fumes. El tabaco impide una correcta oxigenación de los tejidos.
  • Las cremas reafirmantes pueden ser de ayuda si las utilizas dos veces al día. Todo suma.

Las mejores soluciones para unas piernas sin flacidez

recuperar la firmeza de las piernas

Aún así, es muy probable que el estilo de vida saludable no sea suficiente para recuperar el buen tono de las piernas. Estamos de suerte, porque tenemos muchos tratamientos disponibles para lograr unas piernas sin flacidez, con resultados espectaculares. 

Todos ellos se dirigen a potenciar la formación de colágeno, lo que mejora la tensión de la piel.

Radiofrecuencia

Mediante la emisión de una corriente electromagnética aumenta la temperatura de la piel a nivel superficial y profundo. Esto reafirma el colágeno y existente y estimula el crecimiento del nuevo. Nuestro sistema Thermage o Thermacool es totalmente indoloro, no invasivo, no hay agujas ni cirugías.

Carboxiterapia

En este tratamiento se infiltra CO2. Debido al intercambio gaseoso, se produce una oxigenación del tejido, así se restaura la microcirculación y se estimula la síntesis de colágeno mejorando la elasticidad de la piel. 

Mesoterapia

Se trata de un tratamiento por el que se introducen determinados principios activos (vitaminas, minerales y aminoácidos) en la dermis. Con la mesoterapia se estimula la formación de colágeno, elastina y ácido hialurónico, todos ellos implicados en la firmeza de la piel.

LipoVaser

En realidad es una técnica de remodelación corporal que ha revolucionado las técnicas de lipoescultura, porque logra esculpir de forma precisa y delicada el cuerpo, logrando una gran definición. A diferencia de la liposucción tradicional, el LipoVaser emulsiona los acúmulos grasos de forma selectiva, antes de extraerlos. Y se vale de ultrasonidos que producen ondas cuyo impacto bajo la piel liberan la grasa del tejido conectivo. No es una técnica específica para la flacidez, pero su precisión es tal para grasa localizada que en muchas ocasiones mejora la tensión y firmeza de la piel de manera evidente.

Si quieres informarte de las mejores técnicas para unas piernas sin flacidez, recuerda que puedes pedirnos cita sin compromiso.