Inicio-Medicina estética-Manchas faciales tras el verano

Las manchas faciales tras el verano es un problema muy común. La exposición al sol puede provocar o empeorar las hiperpigmentaciones.

Ahora que los días se acortan y que el sol no está en su momento más potente, es el momento de buscar soluciones.

manchas en la cara

El motivo por el que aparecen manchas faciales tras el verano.

En los meses que siguen al periodo de vacaciones, es habitual que en nuestra clínica se repita un tipo de consulta: cómo eliminar las manchas faciales tras el verano. La exposición al sol, habitual en el periodo vacaciones, puede provocar o a veces empeorar un problema que ya existía antes. Y esa exposición solar a veces es desmesurada y practicada sin la protección necesaria. El sol genera una mayor producción de melanina, que es el pigmento natural responsable del color de la piel (y al pelo). Cuando esa producción es excesiva, aparecen manchas.

En todo caso, no siempre la culpa no es en exclusiva del sol.  El uso de determinados medicamentos (como los anticonceptivos) o alteraciones hormonales (como en el embarazo) también pueden ser el origen de lo que conocemos como hiperpigmentaciones. Igualmente la causa puede ser el acné o incluso la propia edad.

Tipos de manchas faciales

Los tipos de manchas darían para un artículo aparte, pero lo cierto es que hay algunas más frecuentes.

  • Si se trata de manchas faciales tras el verano originadas por una excesiva exposición solar, hablamos de lentigos solares.
  • Cuando las manchas tienen su origen en la edad, las llamamos lentigos seniles. Pueden aparecer a partir de la treintena y no se van pasado el verano.
  • Si han aparecido por la toma de determinados medicamentos o por el uso de perfumes sobre la piel, antes de la exposición solar, decimos que son manchas fotosensibilizantes.
  • En el caso de que las manchas faciales hayan aparecido en lugares donde había heridas o marcas de acné, se trata de hiperpigmentación postinflamatoria.
  • Y si el origen de las manchas está en alteraciones hormonales o la toma de anticonceptivos, se llaman melasmas.

Cómo quitar las manchas faciales tras el verano

En nuestra clínica disponemos de varias soluciones para atajar las manchas faciales tras el verano u otro tipo de hiperpigmentaciones. Estudiamos cada caso de forma individualizada, para poder proponer opciones adaptadas al paciente.

Peeling químico

El peeling químico es un tratamiento no quirúrgico que consiste en exfoliación más o menos profunda de la dermis. La intención es eliminar las capas superiores de la piel, que son las que están dañadas. Es útil para eliminar manchas faciales tras el verano, pero también para otro tipo de manchas. E igualmente para arrugas, cicatrices o poros dilatados. Incluso cicatrices de acné, flacidez cutánea o estrías. Porque no es solo para la cara, también puede hacerse en otras partes del cuerpo como espalda, escote o piernas.

Para realizar el peeling químico utilizamos diferentes ácidos. Elegimos uno u otro en función del problema a solucionar. Algunos de los ácidos habituales utilizados son el glicólico, el salicílico, el fenol, el mandélico, el azelaico… Su aplicación supone el estímulo de la renovación celular, por eso durante la sesión es habitual sentir cierto picor, que al rato se desvanece.

Podemos decidir la profundidad a la que actúa el peeling (superficial, medio o profundo) en función del problema a tratar, lo que determinará también el número de sesiones necesarias.

Después del tratamiento, la piel puede quedar un poco enrojecida e incluso aparecer descamación. Pero todo ello desaparece en las siguientes horas, aunque pueden ser días si el peeling ha sido profundo.

El resultado es una piel visiblemente más lisa y con una tonalidad uniforme, aunque los resultados pueden variar de un paciente a otro. Depende del tipo de piel, del tipo de mancha, la profundidad a la que se encontrara o el tiempo que tuviera.

Láser antimanchas

Los resultados del peeling químico son fantásticos, pero no la única opción. El resurfacing es una intervención que se realiza con láser. Al igual que el peeling, realiza una acción de exfoliación: elimina las capas más superficiales de la piel, para obtener una mejor textura y una tonalidad igualada.

La tecnología láser trata lesiones pigmentadas en todas las capas de la piel, incluso en pieles oscuras. Y por supuesto es apto para tratar las manchas faciales tras el verano. 

Durante el procedimiento se dirige un haz intenso de energía de la luz (láser) a la zona pigmentada. Destruye la epidermis (que es la capa más externa de la piel) y al mismo tiempo calienta la piel subyacente (dermis). Al activar esas capas más profundas de la piel, para estimular el crecimiento de nuevas fibras de colágeno, la proteína responsable de la firmeza de la piel.

Los tratamientos láser eliminan la aparición de manchas y pigmentación dirigiéndose a la melanina en la zona oscura, despejando todas las capas de la pigmentación y revelando piel sin manchas. Los tratamientos son especialmente diseñados para la comodidad del paciente y son seguros y eficaces

El resurfacing con láser es una técnica todoterreno para restaurar la belleza y calidad de la piel. No solo elimina manchas solares, sino también otro tipo de hiperpigmentaciones como las provocadas por la edad, lesiones vasculares, secuelas de acné. También actúa sobre arrugas finas y arrugas de expresión más profundas

Luz Pulsada Intensa

Otro de los tratamientos efectivos para las manchas faciales es la Luz Pulsada Intensa o láser IPL (Intense Pulse Light). Actúa sobre eritemas (enrojecimiento de la piel por un exceso de riego sanguíneo por vasolidatación), rosácea, manchas solares, manchas seniles y otro tipo de hiperpigmentaciones como las hormonales. También actúa frente a las arrugas, la falta de tono y vitalidad, de modo que su efecto es rejuvenecedor para la piel.

La Luz Pulsada Intensa es efectiva porque calienta de manera selectiva las manchas faciales y afecta mínimamente los tejidos circundantes. La potencia de esta tecnología se ajusta de menta individual, dependiendo del caso a tratar, del tipo de mancha facial, la profundidad a la que se encuentra o el tipo de piel del paciente. Por eso es un tratamiento a medida. Los resultados se aprecian desde la primera sesión. Se necesitarán más o menos en función del caso a tratar.

Si quiere informarse sobre estos tratamientos para tratar las manchas faciales tras el verano u otro tipo de hiperpigmentaciones, no dude en pedir cita sin compromiso.