Inicio-Medicina estética-«Lifting facial» o «Lifting sin cirugía», ¿cuál me conviene?

El paso del tiempo es inexorable y la edad se acaba notando en nuestro rostro, en el de todos. Por eso, a todos nos llega un momento en el que queremos rejuvenecer nuestra cara, devolverle la energía, el brillo y la esencia que los años le han arrebatado.

Cuando la cara no refleja la edad que sentimos en nuestro interior, ha llegado el momento de pensar en ello. Es en ese momento, cuando muchos se plantean: ¿Qué será mejor? ¿El lifting con cirugía o un lifting sin cirugía? ¿Cuál te ofrecerá mejores resultados y más duraderos? Resolvemos tus dudas.

El lifting no ha muerto, ni mucho menos. Aunque es cierto que gracias a los mejores cuidados y a la medicina estética, la edad media se ha retrasado. Por ejemplo, los hilos tensores ofrecen buenos resultados si presentas una flacidez leve.

Aun así, cada año son más las mujeres que optan por esta técnica para conseguir resultados definitivos. Y es necesario reconocer que la excelencia de los resultados que obtenemos con una intervención no han podido ser superados por ningún tratamiento no invasivo.

Según tu edad y el estado de tu rostro, se puede optar por una intervención parcial. Por ejemplo, una intervención de estética facial muy común y con resultados excelentes es la blefaroplastia (cirugía de los párpados).

Sin embargo, es probable que llegue un momento en que la mejor opción sea un lifting facial integral (cara y cuello) con el que recuperar la belleza y la juventud cuando la medicina estética se encuentre limitada.

Algunas personas tienen dudas sobre el lifting, pensando que éste podría modificar la expresión de su cara. El secreto para conseguir un resultado natural no está en estirar la piel, sino en realizar una intervención en profundidad. Y debe tenerse presente que el exceso de algunas técnicas no invasivas -como los rellenos faciales- también podrían modificar algunos rasgos faciales.

Contacto