Inicio-Medicina estética-Bótox, el tratamiento perfecto contra la sudoración excesiva

Verano y sudor son dos conceptos que siempre van de la mano. Las altas temperaturas nos hacen sudar para disminuir el calor corporal mediante la transpiración, pero cuando se suda de forma excesiva y no conforme a la temperatura, sufrimos hiperhidrosis.

La hiperhidrosis es, como hemos indicado, un exceso de sudoración en las zonas donde más glándulas sudoríparas tenemos, como la cara, las axilas, las manos o los pies. La causa de esta sudoración se desconoce pero es un problema que interviene de forma negativa en nuestro día a día. Así pues, ¿cómo podemos solucionarlo?

Bótox para reducir el sudor en verano

La aplicación del bótox o toxina botulínica es de gran utilidad para tratar la sudoración excesiva en las axilas y en las palmas de las manos. Con este tratamiento se bloquea la transmisión nerviosa en la unión neuromuscular, haciendo que la sudoración cese entre el segundo y cuarto día después de la infiltración.

Sin embargo, es un bloqueo que dura cierto tiempo, con un máximo de seis meses. Tras este periodo es necesario volver a realizar infiltración para frenar la hiperhidrosis de nuevo.

botox-para-el-sudor

El tratamiento con bótox para combatir el sudor es de aplicación fácil y tiene unos efectos secundarios mínimos. Su efectividad contra la hiperhidrosis es muy elevada y se contempla como una opción intermedia entre el tratamiento conservador y la cirugía.

La aplicación se realiza con agujas finas y la duración del tratamiento es de entre 40 y 60 minutos aproximadamente. Cabe decir que realizarse este tratamiento no inhibe al paciente de sudar por otras zonas del cuerpo que no sean las tratadas. Sin embargo, sí que es verdad que no se sudará por las partes que se han filtrado.

En Institut Vila-Rovira somos especialistas en tratar la hiperhidrosis con toxina botulínica, por lo que le recomendamos que se ponga en contacto con nosotros para solicitarnos más información.

Contacto