Inicio-Medicina estética-«Blefaroplastia sin cirugía»: rejuvenecer la mirada sin pasar por quirófano
blefaroplastia sin cirugia

A partir de los 35 años, muchas personas presentan bolsas en el contorno de los ojos y caída en los párpados. Sin embargo, por tendencia familiar, estas primeras señales de envejecimiento pueden aparecer incluso antes. Si estás pensando en mejorar el aspecto de tus párpados, rejuvenecer la mirada sin cambios drásticos y presentar un aspecto más descansado y relajado, la «blefaroplastia sin cirugía» puede ser la opción que estás buscando.

Qué es «blefaroplastia sin cirugía»

En realidad, aunque esta es una consulta que nos llega con bastante frecuencia, no es un término exacto. La blefaroplastia ES una cirugía: es la intervención quirúrgica que se realiza para retirar las bolsas de grasa que rodean el contorno ocular y corregir los párpados caídos.

Pero existen una serie de tratamientos médico-estéticos que son ideales para aquellas personas que desean rejuvenecer su mirada sin acudir todavía a la cirugía.

Pensamos, por ejemplo, en el conocido Bótox, en los rellenos de ácido hialurónico para eliminar arruguitas o en el uso de grasa propia (lipofilling) para reducir las ojeras. Tratamientos que, aplicados por un médico estético de experiencia, ofrecen resultados naturales, duraderos y satisfactorios para rejuvenecer el contorno de ojos sin necesidad de pasar por el quirófano.

Cuándo hay que recurrir a la blefaroplastia

Los tratamientos que citamos anteriormente son efectivos y ayudan a rejuvenecer la mirada sin intervenir quirúrgicamente. Pero es necesario reconocer que si el/la paciente tiene bolsas de grasa orbicular o los párpados caídos, la medicina estética tiene ciertos límites. Por lo tanto, es el momento de pensar en la blefaroplastia.

La cirugía que realizamos sobre los párpados es una intervención sencilla en manos de un profesional de experiencia como es el Dr. Vila-Rovira. Se realiza en aproximadamente media hora, y no requiere de anestesia general. La técnica que utilizamos en Institut Vila-Rovira, blefaroplastia transconjuntival, no deja cicatrices.

En esta intervención eliminamos la grasa subyacente y el exceso de piel que envejecen la mirada. Se realiza tanto en párpado superior como inferior. En el párpado superior corregimos su caída mediante esta técnica, y en el inferior eliminamos las bolsas que nos hacen parecer más mayores y cansados.

En ocasiones, estas intervenciones no son exclusivamente motivadas por cuestiones estéticas sino de salud, por ejemplo, si hay entorpecimiento de la visión.

En cualquier caso, ya sea mediante tratamientos médico estéticos o mediante la blefaroplastia, es posible lograr un efecto rejuvenecedor en la persona sin producir cambios drásticos. En muchas ocasiones los pacientes nos refieren que su entorno solo ha notado que «ahora descansa mejor».

Contacto