Reducción de pantorrillas

Líneas más suaves

Reducción de pantorrillas Vilarovira

Es una intervención que permite reducir el tamaño de las pantorrillas, los resultados son muy naturales mejorando así la autoestima del paciente.

Reducción de Pantorrillas

Financiamos tu intervención desde 75€/mes

Información sobre Reducción de Pantorrillas

Las piernas en general, y las pantorrillas en particular, son una de las partes del cuerpo más expuestas a la vista. No extraña, por tanto, que tras el torso sea señalada como la parte del cuerpo que más inseguridad genera en muchas mujeres, por encima incluso de pecho, glúteos o brazos.

Cuando la definición de los músculos es demasiado agresiva o el volumen total es demasiado grande, el conjunto estético presenta carencias de suavidad en las líneas, tan vinculadas con la feminidad.

Los tratamientos para la reducción de pantorrillas abordan esta situación, mejorando la apariencia estética y ayudando a la mujer a ganar en confianza y autoestima.

Cualquier intervención en esta zona del cuerpo será muy visible. Por tanto, es nuestro consejo que el paciente escoja con cuidado las manos del equipo en qué confiará.

Los procedimientos que indicamos a continuación no deben ser realizados por cualquier cirujano, sino únicamente los que han completado su formación en Cirugía Plástica Reconstructiva.

Los resultados son muy naturales mejorando así la autoestima del paciente.

Procedimientos

Reducción de pantorrillas con Botox

La toxina botulínica, más conocida como Botox(R), es un tratamiento no invasivo para la reducción de las pantorrillas.

Infiltrada directamente sobre la musculatura, esta toxina disminuye la actividad de contracción del músculo. De esta manera, ayudamos a afinar y reducir el volumen de la musculatura. Por decirlo así, «desactivamos» los músculos que queremos atenuar, casi siempre los gemelos, consiguiendo el objetivo de remodelar el contorno de la pierna.

Los resultados de este tratamiento son temporales, y deben repetirse cada 3-6 meses aproximadamente. Esta situación nos proporciona una ventaja añadida para el paciente, que es la posibilidad de «visualizar» el resultado de una reducción de pantorrillas antes de plantearse un tratamiento permanente en el futuro.

La aplicación del Botox apenas produce molestias y es un tratamiento rápido, efectivo y sin cicatriz, que se realiza en una hora. No restringe el movimiento de la pantorrilla por lo que no requiere de baja funcional.

Reducción de pantorrillas con radiofrecuencia

La radiofrecuencia nos permite reducir de forma precisa y selectiva parte de los gemelos, modelando la pantorrilla pero manteniendo la función de la musculatura (tanto gémelos como sóleos).

El procedimiento consiste en localizar los nervios motores de la musculatura de la pantorilla y disminuir el impulso nervioso que le llega a las fibras. De esta manera, se provoca una atrofia selectiva que se traduce en una disminución del volumen de forma progresiva.

El procedimiento es mínimamente invasivo, ya que únicamente es necesario realizar una mini-incisión en la parte posterior de la rodilla con el fin de localizar los nervios motores. Las fibras musculares quedan intactas tras el tratamiento.

El tratamiento se realiza bajo sedación para asegurar la inmovilidad del paciente, ya que es una técnica que requiere de máxima precisión. La recuperación es mínima y muy rápida.

Reducción de pantorrillas con neurectomía

La neurectomía selectiva se basa en un principio similar al anterior: evitar la contracción muscular para generar una atrofia selectiva, que da como resultado una pérdida de volumen en la pantorrilla, más suavidad en las líneas y un adelgazamiento selectivo de los músculos. En este caso, sin embargo, se actúa sobre los nervios mediante intervención quirúrgica.

Con este procedimiento podemos modelar tanto el sóleo como los dos músculos gemelos de cada pantorrilla. Se actúa únicamente sobre zonas musculares concretas, por lo que la función del músculo permanece inalterada.

La intervención se realiza bajo sedación y sin necesidad de ingreso hospitalario. La incisión para realizar la cirugía es mínima. El afinamiento de la musculatura se produce de forma progresiva.

Reducción y remodelación quirúrgica de las pantorrillas

La remodelación muscular de la pantorrilla con cirugía es la opción para tratar músculos hipertrofiados o que no guardan armonía con el resto de la pierna. Se realiza eliminando musculatura de forma selectiva en piernas excesivamente voluminosas.

Esta intervención permite reducir hasta 7 cm de diámetro en cada pantorrilla y sus resultados son altamente predecibles, se obtienen de forma inmediata y son definitivos.

Es un proceso completamente contrastado y seguro. La intervención se realiza por medio de endoscopia desde una incisión de 2 cm (aunque en algunos casos puede ser un poco más larga) a la altura del pliegue de la pantorrilla, por la parte trasera de la rodilla, lo que favorece que la cicatriz sea imperceptible.

La operación dura entre 2 y 3 horas. Se realiza bajo anestesia completa, pero suave, por un equipo de anestesistas especialmente formado para esta intervención, ya que es necesario que la musculatura esté muy relajada para que el doctor pueda modelarla. De forma general, el/la paciente deberá permanecer una noche de ingreso hospitalario.

Reducción de pantorrillas con liposucción

La gran mayoría de los casos de pantorrillas voluminosas que abordamos son debidas a un exceso de musculatura. Sin embargo, en un 5% de las ocasiones, el problema está originado por un exceso de tejido adiposo. Además, en un 25% de los casos, puede deberse a un factor mixto (exceso de músculo y grasa). En ambas situaciones, la liposucción puede ser el tratamiento (de forma exclusiva o en combinación con otra técnica) que nos permita conseguir un afinamiento de las pantorrillas. Sobre todo, cuando el exceso de volumen se encuentra en la zona del tendón de Aquiles o en los tobillos.

La liposucción es un procedimiento definitivo que nos permite eliminar los depósitos de grasa. Para realizar una liposucción en el área de las pantorrillas es necesario utilizar técnicas y cánulas específicas, y por eso es tan importante confiar en una unidad especializada en este tipo de intervención.

Las incisiones de esta liposucción son de solamente 4 mm, por lo que las cicatrices serán mínimas y totalmente imperceptibles. En función del tipo de pantorrilla, la intervención puede realizarse con anestesia local o completa.

El resultado de la intervención es permanente, la recuperación es rápida y no se limita la función de la pierna, por lo que no requiere de una prolongada baja médica.

La grasa extraída de la zona puede injertarse en el propio paciente, si es necesario (más información sobre Lipofilling).

Unidad de fríoterapia

Postoperatorios más rápidos

PIDE CITA CON NUESTRO EQUIPO MÉDICO
Y RESUELVE TUS DUDAS


aviso legal y la política de privacidad.
Mantente al día con nuestras novedades y noticias