Lipofilling, rellenos con grasa propia

Lipofilling, rellenos con grasa propia

Ya hace un tiempo que médicos y pacientes apostamos por la naturalidad, tanto en cirugía plástica como en medicina estética. Esa búsqueda de resultados naturales, nos ha ayudado a adelantar muchísimo tanto en las técnicas empleadas como en los materiales que utilizamos para los rellenos.

Hablando de rellenos, en los últimos años se está trabajando en un campo especialmente interesante con las técnicas de lipofilling lipotransferencia: una técnica quirúrgica para injertar tejido graso del propio paciente, ya sea con el objetivo de modificar el contorno del cuerpo o como material de relleno. Generalmente, la zona donante suelen ser las piernas, las caderas o la barriga.

Además de naturalidad, utilizar la grasa del propio paciente evita cualquier rechazo o incompatibilidad.

Por eso, es posible utilizarla tanto en tratamientos faciales (labios, cara y cuello) como en tratamientos corporales (aumento de pecho, brazos, tronco, abdomen, nalgas, caderas y muslos, rodillas, pantorrillas o tobillos).

El lipofilling puede ser realizado como un procedimiento primario orientado a mejorar el contorno facial o corporal, o utilizarse en combinación de otras técnicas quirúrgicas.

Por ejemplo, tras realizar un lifting facial, una abdominoplastia o un lifting de muslos, la lipotransferencia nos ayuda a tensar la piel relajada y a fortalecer las estructuras de soporte.

Uso de Lipofilling en rellenos faciales

Uso de Lipotransferencia en tratamientos corporales

En esta galería le mostramos un caso real de rejuvenecimiento facial con el procedimiento de Lipofilling:

Después de realizar una liposucción al paciente, se centrifuga el material extraído para separar los fluidos de la grasa. Esa grasa es la que se utilizará a continuación como material de relleno facial.

El resultado es una piel con una hidratación profunda mejorada y, por tanto, con mejor aspecto, más joven.

La técnica del lipofilling también puede utilizarse a nivel corporal siempre que sea necesario dar mayor volumen a ciertas partes del cuerpo. Es habitual el uso de lipotransferencia, por ejemplo, en estos tratamientos:

La técnica de implantación debe ser realizada por un cirujano experto para que la mayor parte de la grasa transferida sobreviva en la zona implantada, y así pueda mantenerse el volumen conseguido a largo plazo.

Preguntas Frecuentes

Como ocurre en casi todos los tratamientos y cirugías, los resultados definitivos se obtienen a partir de los 6 meses. Aún así, generalmente a partir del tercer mes ya podemos valorar qué porcentaje de grasa ha reabsorbido el organismo.

Se puede realizar el tratamiento con anestesia local y sedación (por tanto, en régimen ambulatorio). No obstante, dependiendo de la zona a tratar, será necesario utilizar anestesia general.

Para efectuar esta técnica se utilizan cánulas de pequeño grosor, que no dejan cicatrices ni en la zona donante ni en la receptora.

Expertos en cirugía mamaria

Disfruta del escote que siempre has querido

PIDE CITA CON NUESTRO EQUIPO MÉDICO
Y RESUELVE TUS DUDAS


aviso legal y la política de privacidad.
Mantente al día con nuestras novedades y noticias