Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Todos los datos sobre la cirugía de aumento de glúteos

Todos los datos sobre la cirugía de aumento de glúteos

La cirugía de aumento de glúteos es una técnica cada vez más demandada. Los gustos en estética han cambiado. Las tendencias apuestan por una silueta de cintura muy estrecha y trasero con volumen. Así lo han popularizado rostros conocidos por todos. Hablamos de las Kardashian o las cantantes Niki Minaj y Beyoncé.

Hay muchísimos ejercicios para ejercitar los músculos glúteos. Sin embargo, a veces no son suficientes. Para quienes desean un aumento importante, lo más indicado es recurrir a clínicas especializadas en cirugía plástica como la nuestra.

aumento de gluteos 2

Cómo es la cirugía de aumento de glúteos

En la actualidad hay dos técnicas de cirugía de aumento de glúteos que dan muy buenos resultados. Pueden utilizarse en solitario e incluso combinadas, para obtener lo mejor de cada uno. Hablamos de la cirugía con prótesis y del lipofilling o relleno con grasa propia.

Cirugía de aumento de glúteos con prótesis

La cirugía de aumento de glúteos con prótesis es una intervención quirúrgica. Como tal, ha de ser practicada por un cirujano plástico, en un quirófano de hospital y con anestesia general. Para colocar el implante de aumento se realiza una incisión en el pliegue inter glúteo. Precisamente esa ubicación ayudará a que la cicatriz sea prácticamente imperceptible el día de mañana.

El implante se coloca en el interior del músculo glúteo mayor. Literalmente se le disecciona y se implanta la prótesis en su interior. Con esta inserción, los resultados son mejores que cuando la prótesis implanta sobre el músculo o debajo de él.

Moldeado de glúteos con grasa

La segunda técnica de cirugía de aumento de glúteos es el lipofilling. Es decir, el aumento con grasa de otra parte del cuerpo del propio paciente. Previamente se extrae con una liposucción. Luego esa grasa se somete a un procesado y posteriormente se infiltra en las nalgas. 

En este caso se necesita que haya una cierta cantidad mínima de grasa infiltrada (entre 300 y 400 cm3) para asegurar los resultados. Esto sucede porque aproximadamente el 30 % de esa grasa injertada será reabsorbida. Los resultados definitivos se aprecian en seis meses aproximadamente. Pero con cada paciente es diferente. En cualquier caso, si el paciente así lo quiere, se puede realizar un nuevo lipofilling pasados al menos seis meses del primero.

¿Qué técnica es mejor?

Las dos técnicas ofrecen resultados muy buenos, pero hay ciertas consideraciones a tener en cuenta antes de elegir.

La cirugía de aumento de glúteos con implantes es mejor cuando el paciente desea un aumento de volumen importante. También será la técnica de preferencia en caso de que el paciente sea muy delgado y se pueda recurrir al lipofilling al no existir suficiente grasa propia sobrante.

protesis de gluteos

Con el lipofilling los resultados son menos evidentes, pero más naturales. Es la técnica ideal para pacientes que, junto a la mejora de sus glúteos, desean eliminar acúmulos grasos en otra zona del cuerpo, como flancos o abdomen. De este modo, en la misma intervención se consigue una mejora de la silueta, al remodelar el contorno corporal. Por último, el aumento de glúteos con grasa propia es una intervención quirúrgica, pero al haber pequeñas incisiones, la recuperación es más rápida y menos molesta.

Sin embargo, en muchas ocasiones no elegimos entre una técnica u otra, sino que combinamos ambas. Los resultados son óptimos porque se consigue el aumento de glúteos que el paciente desea con las prótesis. Al mismo tiempo, el contorno de la nalga se mejora gracias al lipofilling.

El tamaño de los nuevos glúteos: así se decide

Una vez que el paciente adopta la decisión de someterse a una cirugía para aumentar el volumen de las nalgas, hay que hablar del tamaño. En la clínica Vila-Rovira se realiza una estudio previo del paciente y se analizan diferentes parámetros de la anatomía, su musculatura y su constitución corporal. También se escuchan los deseos del paciente sobre el resultado final.

Con todo ello se adopta una decisión sobre cuál será el nuevo volumen. Habitualmente el tamaño de los implantes oscila entre los 250 y los 400 cm3. Sobrepasar esas dimensiones no siempre está aconsejado. Los resultados serán menos naturales. Y también habrá más riesgos en el postoperatorio.

Aumento de glúteos sin cirugía

También existe la posibilidad de llevar a cabo un aumento de glúteos sin cirugía. Se realiza con rellenos de ácido hialurónico, que se infiltran en las nalgas.

No hace falta intervención quirúrgica. Es un procedimiento ambulatorio que se lleva a cabo con anestesia local y sedación.

Está indicado para personas que no desean someterse a cirugía y quieren resultados discretos, que no impliquen un nuevo gran volumen.

Si deseas más información sobre las soluciones para aumentar el volumen de tus glúteos, pide cita con nosotros. Te atenderemos sin compromiso.

Crédito imágenes: Unsplash.

Si te ha gustado ¡Comparte!

Contenido relacionado:

Categorías

Cambia tu aspecto y tu vida

Hay decisiones que cambian la vida, esta es la TUYA

Financiamos tu cambio

Contacta con nosotros y te daremos la información personalizada que necesitas.

Valoramos tu caso

Contacta con nosotros y te daremos la información personalizada que necesitas.