Inicio>Cirugía estética

Artículos sobre operaciones de estética

La cercanía y la proximidad, la relación de confianza que se crea entre médico y paciente, es indispensable para alcanzar la satisfacción en las operaciones de estética. Pero a muchas personas les gusta tener la máxima información previa antes de realizar una consulta o solicitar una cita. Por eso, en nuestro blog ofrecemos información y consejos para pacientes de cirugía plástica.

Vientre flácido: ¿Qué puedo hacer?

22 de octubre de 2020|

Inicio-Cirugía estética

Al engordar o en un embarazo, la piel del abdomen se da de sí. Sin embargo, al adelgazar o dar a luz, no vuelve a su estado original. Hay casos en los que, aunque se pierda barriga, se queda el vientre flácido.

Pero hay soluciones para atajarlo.

vientre flácido

Por qué aparece el vientre flácido

Internet está lleno de artículos con consejos sobre cómo conseguir un vientre plano. Sin embargo, no tener una barriga abultada no es sinónimo de tenerla tersa y tensa. El vientre flácido es una de las principales preocupaciones a partir de cierta edad. Y particularmente en las mujeres, aunque los hombres tampoco están exentos de este problema.

El problema es que la piel del abdomen se da de sí pero, al perder peso, aunque los kilos se vayan, no vuelve al estado original. No puede contraerse. Al contrario, queda con un aspecto de flacidez y sin ningún tipo de tensión ni tersura. Como si estuviera arrugada y careciera de fuerza. Podemos hacer la comparación con una goma elástica. Al tensarse demasiado, luego nunca vuelve a su forma primigenia. Por decirlo de un modo claro, al haberse tensado demasiado y luego destensarse, da de sí y aparece el vientre flácido.

La flacidez abdominal se agrava con la edad

Por si fuera poco, la piel del vientre tiene una gran capacidad de estiramiento, ya sea cuando engordamos o por los embarazos. Sin embargo, luego es una de las que menos capacidad de retracción tiene. Esta situación se agrava con la edad. ¿Por qué?

Al envejecer, el organismo va perdiendo su capacidad de generar colágeno y elastina, las dos proteínas que ejercen de sustento de la piel. Por eso la flacidez aparece más comúnmente a partir de edades maduras y es difícil conseguir que vuelva a su imagen y estado original.

¿Se puede prevenir la flacidez abdominal?

Hay hábitos de vida que pueden ayudar a conservar la tensión de la piel del abdomen y evitar el vientre flácido. Estos son algunos de ellos:

  • Evita variaciones bruscas de peso y huye de las llamadas dietas milagro. Sigue una alimentación completa y equilibrada. Si tienes que adelgazar, ponte en manos de un experto en nutrición que trace un plan personalizado y programado de pérdida de peso y sigue sus recomendaciones.
  • Cuida la hidratación. Bebe agua de manera regular.
  • Aplica cremas y lociones hidratantes sobre la piel del abdomen regularmente. Así mantendrás la dermis hidratada y más elástica.
  • Evita hábitos nocivos como la ingesta de alcohol o el tabaco.
  • Practica ejercicio moderado de manera regular. Si no eres de ir al gimnasio, ya sabes: sube escaleras, camina mucho, bájate una parada antes del bus, etc.
  • Cuidado con la exposición solar, porque al igual que acentúa el envejecimiento de la piel del rostro, lo hace con la del vientre.
  • En los embarazos, procura no coger más peso del recomendable y sigue las recomendaciones de tu ginecólogo.
  • Evita las prendas de ropa demasiado ajustadas, que impiden una buena circulación y contribuyen a la flacidez.
flacidez abdominal

Soluciones para corregir un vientre flácido

Pese a todos esos buenos hábitos, a veces el vientre flácido aparece igualmente. Y no hay manera de ponerle solución por mucha agua que se beba, muchas cremas que se apliquen y mucho deporte que se haga. El problema es que en la flacidez abdominal también entra en juego la genética y, como hemos dicho, el envejecimiento y la menor producción de colágeno y elastina.

La piel del abdomen se da de sí pero, al perder peso, tiene poca capacidad de retracción y no vuelve al estado original

Para estos casos, la suerte es que existen toda una serie de tratamientos que han demostrado ser eficaces para solucionar el problema del vientre flácido. Entre ellos están los ultrasonidos, la mesoterapia, la carboxiterapia o la radiofrecuencia.

En los casos más graves, a veces incluso es necesario recurrir a un profesional para valorar la necesidad de practicar intervenciones quirúrgicas como la abdominoplastia. Se trata de una intervención muy demandada y con unos resultados extraordinarios.

Si te preocupa un problema de vientre flácido, lo mejor es que consultes con uno de nuestros especialistas, para conocer tu situación particular y tu caso concreto. Por ejemplo, las cirugías como la abdominoplastia no son recomendables hasta seis meses después del parto. En Vila-Rovira te informaremos de qué tratamiento es el indicado para ti.

Puedes pedirnos cita sin compromiso y estaremos encantados de atenderte.

Abdominoplastia en 2020: el porqué de la alta demanda

23 de septiembre de 2020|

Inicio-Cirugía estética

Si estás pensando en hacerte una abdominoplastia en 2020, debes saber que es una de las cirugías más solicitadas.

Te contamos el porqué de su alta demanda.

abdominoplastia en 2020

El éxito de la abdominoplastia en 2020

El motivo de la alta demanda de abdominoplastia en 2020 es sencillo. Debemos tener en cuenta que el abdomen es la zona del cuerpo donde se acumula grasa con más facilidad. Esta situación tiene difícil solución si uno pretende solventarla de manera individual. El problema afecta por igual a hombres y mujeres. En el primer caso, a partir de cierta edad los varones son tendentes a desarrollar barriga. Además, la recuperan muy pronto si logran rebajarla un poco con dietas.

En el caso de las mujeres, con los embarazos se separan los músculos abdominales. Se calcula que, tras el parto, solo en 20% consigue recuperar la zona abdominal de forma natural. Pero, en la mayoría de los casos, el vientre queda abultado y pierde su aspecto plano.

En ambos sexos, si ha habido aumento de peso y su posterior pérdida, igualmente se produce una distensión de tejidos y músculos en el abdomen, que aparece inflamado y con aspecto de “colgar”.

Una dieta sana y ejercicio físico parecerían ser las soluciones naturales para atajar la barriga. Sin embargo, no es tan sencillo. En ocasiones esos esfuerzos no son suficientes. Con el paso de los años, los tejidos se vuelven débiles y la piel pierde firmeza. Por todo ello es más difícil que permitan el sustento que ofrecían originalmente.

Y todo esto es lo que motiva la gran demanda de abdominoplastia en 2020 y en los años anteriores. Junto a las intervenciones de pecho o las liposucciones, la marcación abdominal con Lipo VASER se ha convertido en una de las cirugías más solicitadas en nuestra clínica. Los resultados son excepcionales y, junto a la silueta, los pacientes recuperan la autoestima

Qué se consigue con una abdominoplastia

Con la abdominoplastia se hace la reconstrucción del abdomen en tres planos: Extirpando la piel y la grasa acumulada (en ocasiones será conveniente añadir una liposucción), y la plicatura (técnica quirúrgica que consiste en la formación de pliegues) de los músculos rectos junto con la reconstrucción muscular.  

Como resumen, el cirujano extirpa el exceso de piel y grasa abdominal, y corrige la flacidez de los músculos, tensándolos. El abdomen recupera su aspecto firme y plano, más atractivo y estético.

Como se puede imaginar, no hablamos de una cirugía sencilla. De hecho, podríamos decir que se trata de uno de los procedimientos más complejos. Es indispensable que el paciente se ponga en manos de especialistas de larga experiencia y que acude a clínicas homologadas y con la más avanzada tecnología médica. 

Cómo es la cirugía de abdominoplastia en 2020

La abdominoplastia es una cirugía que tiene entre 3 y 5 horas de duración. Luego será necesario permanecer en la clínica un par de días o tres. La intervención necesita de anestesia general. Se lleva a cabo una incisión en la zona superior del vientre, justo por encima del vello del pubis. A través de esa incisión, el cirujano opera sobre piel, grasa y músculos. 

La cirugía del abdomen deja una cicatriz larga. Irá pasando por diferentes fases hasta quedar en la forma y color definitivos. Esto sucede alrededor de los 12 meses después de la intervención. En todo caso, por su ubicación estratégica, la cicatriz quedará siempre escondida bajo la ropa interior o la ropa de baño.

En cuanto al postoperatorio, el médico pautará medicación para la inflamación y las molestias que puedan existir. Entre cinco y siete días después de la intervención se retirarán los puntos externos; y un poco después los internos. Al retirar los vendajes, el paciente deberá empezar a llevar una faja abdominal durante el tiempo que le indique el cirujano. 

Por su ubicación estratégica, la cicatriz de la abdominoplastia queda siempre escondida bajo la ropa interior o el bañador

El tiempo de recuperación no es el mismo para cada persona. Algunos pacientes necesitan reposo entre tres y cuatro semanas, mientras que otros están listos para volver a trabajar antes de ese tiempo. Lo que sí es importante es moverse. El paciente debe empezar a caminar lo antes posible. El ejercicio físico ayuda a la recuperación.

Ponte en buenas manos

La abdominoplastia en 2020 ya es una intervención de sobra conocida y de la que tenemos larga experiencia. Son numerosísimas las cirugías de abdomen que se han llevado a cabo con éxito total y mucha satisfacción para el paciente. Sin embargo, es indispensable que este procedimiento se lleve a cabo en una clínica u hospital, en un quirófano y por parte de un cirujano experimentado, con anestesia general. Nunca debe hacerse en una consulta o algún tipo de centro de estética. Es una cirugía seria y que necesita de las condiciones de asepsia, tecnología y experiencia del cirujano. No se ponga en manos de cualquiera.

Nuestros especialistas en la clínica Vila-Rovira están a su total disposición para solventar todo tipo de dudas sobre la abdominoplastia. Al tratarse de una cirugía seria, el paciente suele tener muchas preguntas, pero también expectativas que es necesario poner en común con el cirujano, para no llamarse a error. Cada caso debe valorarse de modo individual.

Si quiere consultar sin compromiso sobre abdominoplastia, no dude en pedir cita sin compromiso.

Cirugía estética en septiembre: Por qué es una buena idea

10 de septiembre de 2020|

Inicio-Cirugía estética

La demanda de cirugía estética en septiembre siempre crece.

Y es una buena idea plantearse estas intervenciones a partir de esta fecha, por varios motivos que hoy te explicamos.

cirugia estetica en septiembre

El buen momento para una cirugía estética en septiembre

Julio y agosto suelen ser los meses preferidos para las vacaciones de los españoles. Sin embargo, el sol, la playa y las piscinas, y las altas temperaturas, no siempre son buenos aliados para un postoperatorio. Por ese motivo, es mejor idea plantearse una cirugía estética en septiembre y en los meses siguientes, del otoño a la primavera

Después de una intervención estética, el paciente tiene que descansar. Por este motivo son muchas las personas que deciden someterse a cirugía, pensando que aprovecharán sus vacaciones para el resposo. Sin embargo, cicatrices y hematomas no son buenos aliados de viajes, humedad y exposición solar.

Supongamos una persona que se somete a una cirugía estética facial, ya sea lifting, blefaroplastia (cirugía de párpados) o rinoplastia. Los hematomas van a permanecer durante dos o tres semanas. Y bajo ningún concepto pueden estar expuestas al sol. El riesgo de hiperpigmentación de cicatrices es muy alto y con difícil solución.

Si hablamos de cirugía plástica corporal, como liposucción, abdominoplastia o aumento de pecho, igualmente hay que evitar la exposición al sol en la playa o la piscina. Aunque hay apósitos de silicona que ofrecen protección total y las cicatrices también pueden protegerse con ropa, hay otros aspectos a tener en cuenta. Tras una liposucción o una abdominoplastia, es habitual que el paciente tenga que llevar una faja durante un tiempo. 

Sucede algo similar con las cirugías de pecho, sea de aumento, reducción o mastopexia. Hay que llevar un sujetador especial y, en ocasiones, una banda postoperatoria. No solo la exposición solar es el problema. También la incomodidad que pueden suponer las altas temperaturas típicas del verano.

En este sentido, los pacientes que optan por una cirugía estética en septiembre tienen bastantes de esos problemas solucionados.

cirugía plástica

Por qué hay más demanda en septiembre

Lo cierto es que es habitual que crezca la demanda de operaciones de cirugía estética en septiembre. Es algo que sucede todos los años y tiene una explicación. Es habitual que en verano se levante la mano con el tema alimentación y se abandonen otros hábitos saludables como el deporte. Muchos vuelven de sus vacaciones con unos kilitos de más y quieren recuperar su silueta. En cuanto al rostro, cuando el bronceado que hemos ganado se va, vuelven a hacerse más visibles las arrugas, bolsas en los ojos o flacidez facial. Y es un factor decisivo para querer volver a la rutina con mejor imagen.

También es cierto que muchas personas llegan a septiembre con un listado de temas pendientes para el nuevo curso. Igual que nos planteamos comer mejor, volver al gimnasio o retomar el inglés… decidimos por fin acometer ese retoque estético que llevábamos tiempo valorando.

Cirugía estética en septiembre: operaciones más demandadas

Entre las diferentes intervenciones posibles, las abdominoplastias y las liposucciones son algunas de las más demandadas para lanzarse a una cirugía estética en septiembre. Ambas están relacionadas con recuperar la silueta.

Si hablamos de las faciales, junto a los tratamientos anti arrugas, también se demandan especialmente el lifting y la blefaroplastia.

Si estás valorando alguna intervención estética de cara a septiembre o los próximos meses, el primer consejo es que te informes. Y debes hacerlo con especialistas en cirugía plástica, estética y reparadora como los de nuestra clínica Vila-Rovira. No aceptes opciones en centros que no estén acreditados, por favor. Es peligroso y todas estas intervenciones deben hacerse en un quirófano (nunca en una consulta) de un centro hospitalario o clínica, con los medios tecnológicos adecuados y el personal cualificado para ello.

Nuestros especialistas se reunirán contigo en una cita, en la que responderán una por una a todas tus dudas sobre la intervención estética en la que estás interesado, ya sea corporal o facial. Recuerda que debes explicarle muy bien qué esperas de esta intervención. Cuáles son tus expectativas. Ellos te explicarán punto por punto cómo se llevaría a cabo la operación, estudiarán tu caso concreto (porque todas las cirugías son individualizadas) y te dirán qué puedes esperar en cuanto a resultados.

Si quieres más información, pide cita sin compromiso.

Reducir pecho: Cuando el problema es la talla grande

25 de agosto de 2020|

Inicio-Cirugía estética

Las mujeres con gran volumen de mamas suelen estar a disgusto con su talla grande. Reducir pecho es posible con cirugía en nuestra clínica, para obtener una silueta más proporcionada.

reducir pecho

¿Qué lleva a las mujeres a querer reducir pecho?

Puede parecer una contradicción que, mientras unas mujeres demandan aumento de pecho con prótesis, otras que tengan talla grande de manera natural estén a disgusto. Pero lo cierto es que unas mamas grandes pueden plantear problemas que van más allá de lo físico y por eso la cirugía para reducir pecho se plantea como una solución.

Cuando el volumen de mamas es realmente excesivo, hablamos de gigantomastia. Este problema se diagnostica cuando intervención de reducción debe extraer más de 1500 gramos de tejido por mama.

Sin llegar tan lejos (la gigantomastia es una anomalía poco frecuente), un volumen de senos por encima de las proporciones normales se conoce como hipertrofia mamaria. Y supone no pocos contratiempos en el día a día de una mujer que se encuentre en esta situación. 

En el plano de la salud, un pecho muy grande puede generar dolores crónicos de espalda, porque existe un sobrepeso de las mamas. Esos dolores pueden extenderse al cuello. En ocasiones, se produce una desviación de la posición de la columna vertebral porque, algunas pacientes con pechos grandes, adoptan la postura de adelantar los hombros para hacer retroceder el tórax y así disimular el tamaño del pecho. Esa mala higiene postural acaba por pasar factura. 

Es habitual, además, que en épocas de calor como este verano, aparezcan irritaciones en la piel de las mujeres con mucho volumen de mamas.

Un pecho demasiado grande puede también plantear otros problemas en el día a día. Por ejemplo, para hacer deportes, porque puede causar molestias. Y, a nivel estético, debido a su peso, normalmente los senos aparecen caídos.

mamoplastia de reducción

Problemas de autoestima

A las consecuencias para la salud, un pecho muy grande también puede plantear contratiempos de otra índole. Hablamos de problemas de autoestima, que acaban por limitar la vida de estas mujeres. Una talla muy grande genera no pocos problemas a la hora de vestirse. Es habitual que se necesiten sujetadores de tallas especiales, que no se encuentran en las tiendas comunes. Y también suele suceder que, esa ropa interior apta para su volumen mamario, no sea tan bonita o femenina como sería de esperar.

Muchas pacientes con grandes pechos eliminan de su vestuario cierto tipo de prendas, generalmente las más ajustadas, y optan por ropas más holgadas. Algunas acaban por tener una imagen distorsionada de su cuerpo en general, porque un pecho grande suele dar la sensación de más volumen.

Cómo es la cirugía para reducir pecho

La cirugía para reducir pecho se llama mamoplastia de reducción. El objetivo es conseguir unos senos más pequeños para la paciente, de modo que su nuevo tamaño sea más proporcional al cuerpo, tanto en volumen como en forma. 

En esta cirugía, se reduce el pecho y, a la vez, se elevan la areola y el pezón. La piel, el tejido y la grasa sobrante se extirpan.

Existen varias técnicas para llevar a cabo una reducción de mamas, dependiendo de las características de la paciente. La intervención suele tener una duración de tres horas aproximadamente y se hace con anestesia general. La paciente necesita ingresar durante un día en la clínica y lo habitual es que, a las 24-48 horas reciba el alta y pueda seguir con los cuidados en su domicilio.

En esta cirugía se reduce el pecho y se elevan la areola y el pezón, para un resultado más armónico

Las cicatrices tras la cirugía pueden ser diferentes, según la técnica que se haya empleado. Puede quedar una cicatriz circular alrededor de la areola, que es la queda más disimulada. Otra posibilidad es que haya una cicatriz vertical, desde la areola hasta el surco submamario. Por último, puede ser que sea necesario una incisión en forma de T: a la cicatriz vertical se suma otra en el surco submamario. Con el tiempo y los cuidados adecuados, pueden quedar muy disimuladas.

En cuanto al postoperatorio, durante los primeros días habrá molestias para las que se pautan calmantes, pero la mejoría es mucha en menos de una semana. Lo cierto es que, con la primera menstruación tras la cirugía, puede aparecer más dolor, debido a la hinchazón del pecho durante los días de la regla.

El médico te indicará los cuidados en casa y cuándo tienes que regresar a consulta para las revisiones.

Si quieres más información sobre la operación para reducir pecho, pide cita sin compromiso.

Piernas sin flacidez

30 de julio de 2020|

Inicio-Cirugía estética

Conseguir unas piernas sin flacidez es posible gracias a nuestros efectivos tratamientos.

Todo lo que debes saber para conseguir unas piernas sin flacidez

La pérdida de tono y firmeza de la piel es un problema para muchas mujeres. Aunque estén delgadas. A veces incluso más que la celulitis y la grasa localizada. Recuperar unas piernas sin flacidez es posible porque tenemos los mejores tratamientos.

Buscar un único culpable de la flacidez en las piernas es complicado. Desde luego, la dieta influye de manera importante. Seguir un régimen muy estricto para perder peso en poco tiempo, logrará quizá que peses menos en la báscula, pero influirá en el descolgamiento de los tejidos y la piel.

piernas sin flacidez

Llevar una alimentación equilibrada es fundamental. Una dieta rica en muchas grasas e hidratos de carbono, y con pocas proteínas puede provocar acumulación de grasa y pérdida de firmeza de los tejidos.

Sin embargo, la dieta no es el único factor que favorece la flacidez en las piernas y otras áreas del cuerpo. Los cambios hormonales juegan un papel definitivo, por eso es habitual que este problema aparezca en las mujeres coincidiendo con la menopausia.

piernas sin flacidez

Otra de las causas principales de la flacidez del tejido muscular de las piernas se debe a la falta de ejercicio físico y al sedentarismo.

En ocasiones, la dieta es la adecuada, no hay sedentarismo y ningún otro problema y, sin embargo, la flacidez en las piernas aparece por igual. Esto se debe, simple y llanamente, al propio proceso de envejecimiento, que afecta a la piel igual que a otros órganos del cuerpo.

La herencia genética también cumple un papel importante en la forma de las piernas. Esto no quiere decir que si tu madre tuvo problemas de flacidez desde muy temprano, tú también los tengas. Simplemente te hará estar más predispuesta a ello. Pero no es un único factor a valorar. Tu estilo de vida, dieta, hábitos nocivos, deporte… todo eso también ayuda frente a la flacidez o la favorece.

El colágeno y la elastina son responsables de la firmeza de la piel

Dieta, genes, cambios hormonales, envejecimiento de la piel… todos esos factores pueden provocar la flacidez en las piernas por un motivo concreto: desestructuran el colágeno y la elastina. Se trata de dos proteínas responsables de la firmeza y el buen tono de la piel que el cuerpo produce de manera natural. Pero a partir de cierta edad, entre los 30 y los 35 años, comenzamos a perderlo. Y esa ralentización en la formación de estas sustancias se hace aún más acusada en la menopausia.

Piernas sin flacidez: un trabajo diario

Pese a la amenaza de genes y hormonas, hay factores que provocan pérdida de tono en las piernas y favorecen una piel menos tensa, y que sí está en tu mano controlar.

  • Sigue una dieta saludable, variada, baja en grasas, con importante presencia de frutas y verduras, y el aporte necesario de proteínas. No te engañes con dietas milagro. Recuperarás tu peso rápido, e incluso algún kilo de más, y favorecerás la flacidez.
  • Bebe agua suficiente. La hidratación ayuda a la elasticidad de la piel.
  • Haz deporte de manera regular. Sé activa. Nada, corre, ve andando siempre que sea posible, sube escaleras… Además, puedes incluir en tu rutina de entrenamiento algunos ejercicios que sean específicos para piernas, como sentadillas o lounches.
  • No fumes. El tabaco impide una correcta oxigenación de los tejidos.
  • Las cremas reafirmantes pueden ser de ayuda si las utilizas dos veces al día. Todo suma.

Las mejores soluciones para unas piernas sin flacidez

recuperar la firmeza de las piernas

Aún así, es muy probable que el estilo de vida saludable no sea suficiente para recuperar el buen tono de las piernas. Estamos de suerte, porque tenemos muchos tratamientos disponibles para lograr unas piernas sin flacidez, con resultados espectaculares. 

Todos ellos se dirigen a potenciar la formación de colágeno, lo que mejora la tensión de la piel.

Radiofrecuencia

Mediante la emisión de una corriente electromagnética aumenta la temperatura de la piel a nivel superficial y profundo. Esto reafirma el colágeno y existente y estimula el crecimiento del nuevo. Nuestro sistema Thermage o Thermacool es totalmente indoloro, no invasivo, no hay agujas ni cirugías.

Carboxiterapia

En este tratamiento se infiltra CO2. Debido al intercambio gaseoso, se produce una oxigenación del tejido, así se restaura la microcirculación y se estimula la síntesis de colágeno mejorando la elasticidad de la piel. 

Mesoterapia

Se trata de un tratamiento por el que se introducen determinados principios activos (vitaminas, minerales y aminoácidos) en la dermis. Con la mesoterapia se estimula la formación de colágeno, elastina y ácido hialurónico, todos ellos implicados en la firmeza de la piel.

LipoVaser

En realidad es una técnica de remodelación corporal que ha revolucionado las técnicas de lipoescultura, porque logra esculpir de forma precisa y delicada el cuerpo, logrando una gran definición. A diferencia de la liposucción tradicional, el LipoVaser emulsiona los acúmulos grasos de forma selectiva, antes de extraerlos. Y se vale de ultrasonidos que producen ondas cuyo impacto bajo la piel liberan la grasa del tejido conectivo. No es una técnica específica para la flacidez, pero su precisión es tal para grasa localizada que en muchas ocasiones mejora la tensión y firmeza de la piel de manera evidente.

Si quieres informarte de las mejores técnicas para unas piernas sin flacidez, recuerda que puedes pedirnos cita sin compromiso.

¿Puedo hacerme una liposucción antes de las vacaciones?

16 de julio de 2020|

Inicio-Cirugía estética

Quizá te lo llevabas pensando un tiempo y has tardado en decidirte.

No hay problema, con nuestra nueva técnica puedes hacerte una liposucción antes de las vacaciones y llegar a la playa con el cuerpo que deseas.

Lipo VASER en verano

Liposucción antes de las vacaciones: Lipo VASER es la solución

La liposucción VASER o Lipo VASER es una revolucionaria técnica de remodelación corporal. Por sus características, consigue esculpir el cuerpo al milímetro. Y eso es lo que la diferencia de otras técnicas de lipo de toda la vida. Una de sus principales diferencias es el tiempo necesario para ver resultados. Aunque no son definitivos hasta los cuatro o cinco meses, en el 80% de los pacientes ya son visibles a solo un mes de la intervención. Y eso es lo que hace posible una liposucción antes de las vacaciones. 

Eso sí, deberás seguir ciertas pautas. Aunque menos invasiva, al fin y al cabo es una intervención quirúrgica. El paciente tampoco puede pretender irse a la playa al día siguiente. De hecho, tras la operación, se debe realizar un pequeño periodo de recuperación en la clínica que generalmente es de 12 a 24 horas. El postoperatorio es menos doloroso y con menor inflamación. Esto es posible gracias a que esta técnica mantiene intactos los tejidos que no son grasa.

Después, ya en las siguientes dos o tres semanas, se puede hacer vida normal. Eso sí, habrá que evitar actividades fuertes, tales como ejercicio físico. Si eres deportista, tendrás que esperar a que el especialista te dé vía libre para retomarlo. Debes tener en cuenta que, durante un tiempo después de la operación, también se recomienda llevar una faja compresiva. Esto ayuda a la piel a contraerse en su nuevo contorno corporal. El postoperatorio suele ser más rápido en pacientes que ya tienen hábitos saludables en cuanto a alimentación y actividad física.

Cómo funciona el Lipo VASER

liposucción ultrasonidos

El Lipo VASER es una técnica de liposucción de alta definición. Con ella se logra eliminar los depósitos de grasa localizada en la zona del cuerpo escogida. Y decimos que es de alta definición porque es capaz de llegar a las zonas más pequeñas, para extraer la mayor cantidad de grasa.

Eso sí, no es la técnica de elección para grandes pérdidas de peso. Se pueden extraer entre 6 y 8 litros de grasa.

Pero está indicada en pacientes con normopeso que tienen grasa localizada y que no responde a ejercicio físico o dieta. Cartucheras, “rollito” abdominal, cintura, mentón, etc. También nalgas, muslos, rodillas, pantorrillas, pecho masculino, abdomen… El fin último es remodelar la silueta y conseguir un cuerpo tonificado y de aspecto atlético.

Para llevarla a cabo, se utiliza un equipo de aparatología (el llamado VASER), que produce una sonda ultrasónica. Esos ultrasonidos emiten una vibración. A través de ella, la grasa comienza a licuarse, se emulsiona y así posteriormente se elimina mejor que con la liposucción de toda la vida, con una aspiración que se lleva a cabo de forma controlada y muy precisa. A diferencia de otras técnicas tradicionales, con esta se actúa solamente allá donde se necesita, sin dañar los tejidos colindantes (nervios, vasos sanguíneos, fibras de colágeno, etc., quedan intactos).

Lipo VASER extrae la grasa previamente licuada de un modo seguro y eficaz

La grasa alrededor de los músculos se elimina eficazmente y la piel se retrae y se pega al músculo, al no existir grasa de por medio. De este modo, la silueta del cuerpo queda más definida.

En definitiva, si te queda un mes para irte de vacaciones cuando leas esto, aún estarás a tiempo de hacerte una remodelación corporal. Con Lipo VASER tendrás una nueva figura y eliminarás grasa de esas zonas en las que tradicionalmente se hace resistente y cuesta eliminar. Lipo VASER es una técnica muy avanzada, muy efectiva y muy segura.

Eso sí, debes contar siempre con las directrices de un experto como los de nuestra clínica, Institut Vila-Rovira. Son especialistas y estarán encantados de explicarte todos los pormenores y los pros y los contras de la intervención. Con ellos podrás consultar todas tus dudas, si tienes previsto un viaje de vacaciones en las semanas siguientes a la intervención.

Puedes pedirnos cita sin compromiso para pedir información sobre esta técnica de remodelación corporal.

Contacto

Cuándo se aconseja aumento de pecho con grasa propia

11 de junio de 2020|

Cuándo se aconseja aumento de pecho con grasa propia
Inicio-Cirugía estética

El aumento de pecho con grasa propia es una técnica de aumento de senos con resultados espectaculares y muy satisfactorios. ¿Por qué? Porque se obtiene un aumento con tacto y movilidad totalmente naturales.

Realmente, en Institut Vila-Rovira estamos convencidos de que esta es la operación de pecho del futuro ya que, en comparación con el aumento de pecho con prótesis, tiene la ventaja de que la paciente no lleva ningún cuerpo “extraño” en su cuerpo.

Durante los últimos años el lipofilling ha supuesto una revolución en la especialidad de Cirugía Estética, Plástica y Reparadora. Cada año se mejoran nuestros conocimientos a la hora de trabajar con la zona donante, de preparar la grasa y de injertarla de manera que el mayor porcentaje sobreviva en la zona implantada.

A día de hoy, contamos con cientos de casos satisfactorios en aumento de mamas con grasa propia. Esto demuestra lo mucho que se ha avanzado en lipofilling:

  • Los rellenos son muy naturales, tanto visualmente como al tacto.
  • Evitamos cualquier incompatibilidad o un posible rechazo, puesto que la grasa es autóloga (del propio paciente) y no se implanta ninguna prótesis.
  • La grasa ayuda a mejorar el aspecto general de la piel y la hidratación profunda, preparando los tejidos para afrontar de mejor manera el paso del tiempo.

Por estas razones, estamos convencidos que esta técnica aún tiene recorrido de futuro, y que se convertirá en la primera opción en determinados casos, de los que te hablamos a continuación.

Mujeres que se retiran prótesis antiguas

Las expectativas de una mujer pueden variar a lo largo de su vida. Muchas mujeres que se implantaron prótesis de pecho hace décadas, hoy apuestan por una reducción mamaria o por el cambio hacia una prótesis más discreta. En estos casos, el injerto de grasa propia para rellenar el volumen puede completar la intervención para ofrecer un resultado natural a la vez que se evita la implantación de una nueva prótesis.

Equilibrar asimetrías mamarias

El injerto de grasa propia es un procedimiento que se utiliza ampliamente para equilibrar los senos en casos de asimetría mamaria. Algunas veces se emplea como procedimiento único y otras como complemento a la implantación de una prótesis de pecho. Se utiliza, por ejemplo, en situaciones tales como mastectomía tras un cáncer de mama, Síndrome de Poland u otras asimetrías.

Rejuvenecer el escote

Una de las señales características del envejecimiento cutáneo es el vaciamiento del tejido. Es una señal que vemos fácilmente en el contorno facial. Pero también ocurre en otras partes del cuerpo, como el escote. Los rellenos de grasa propia en esta zona del cuerpo ayudan a rejuvenecer el escote, ya sea que se realice un aumento de pecho o no.

Personas con problemas de rechazo a las prótesis tradicionales

Ni que decir tiene, que el aumento de mamas con grasa propia es la solución ideal para aquellas personas que podrían presentar problemas de incompatibilidad o rechazo ante las prótesis tradicionales. Aunque se trata de un porcentaje muy reducido de mujeres, la técnica del lipofilling ha hecho posible que estas mujeres también puedan disfrutar de un seno con el volumen que desean.

En Institut Vila-Rovira somos expertos en cirugía de aumento de pecho con grasa propia. Si tienes cualquier duda sobre esta intervención o estás interesada en llevarla a cabo, contacta con nosotros.

Contacto

Prótesis redondas o anatómicas, ¿cuál elegir?

4 de junio de 2020|

Inicio-Cirugía estética

Según la forma, hay prótesis redondas o anatómicas. La elección depende de muchos factores y siempre debe consensuarse.

La forma del implante de mama: La elección entre prótesis redondas o anatómicas

Cuando vas a someterte a una cirugía de aumento de pecho con implantes, no solo importa el tamaño. También tendrás que tomar la decisión de escoger su forma entre prótesis redondas o anatómicas.

Las primeras tiene la forma de una esfera partida por la mitad. Son las que consiguen una mayor proyección de la mama y las que aportan más volumen en la parte superior, es decir, en la que queda a la vista por el escote, que queda más lleno. Y por lo tanto más llamativo.

Las prótesis anatómicas son implantes con una forma parecida a la del pecho. Por decirlo de un modo gráfico, se asemejan a una gota. Así se consigue que el aumento de mamas tenga un resultado muy natural. El pecho queda con una forma y una caída que se asemeja mucho a la original del cuerpo femenino.

Prótesis de mama Barcelona

La elección entre prótesis redondas o anatómicas no se toma únicamente por meros motivos estéticos. Aunque, evidentemente, estos también se tienen en cuenta.

Para empezar, nuestros especialistas escuchan siempre a la paciente, indagan sobre cuáles son los resultados que desea. Pero la decisión final se adopta en conjunción con otros factores como son la anatomía de la paciente, la forma original de su mama, su contorno de tórax, la forma y proyección de sus costillas. También se valora la distancia entre las mamas, la anchura del esternón y el tipo de sujetador que va a utilizar.

Todo cuenta para conseguir un resultado lo más armónico posible.

Finalmente, el cirujano recomienda una u otra forma de implante en función de toda esa información recopilada y las expectativas de la paciente.

Tipos de perfil

Junto al tamaño y la forma, además de la prótesis redonda o anatómica, otra decisión que debe adoptarse es la que se refiere al perfil del implante. Por explicarlo claramente, con perfil nos referimos a medida de proyección hacia delante que tiene la mama cuando la vemos de perfil. Hay tres tipos:

  • Alto: Con este perfil se logra un aumento de pecho que se aprecia de forma notoria, pero con resultado natural.
  • Medio: Consigue un volumen de perfil que no resulta excesivo ni evidente. Se recomienda para quienes desean un resultado muy natural.
  • Bajo:  Es el perfil de prótesis que se aconseja cuando la mama original es grande y se quiere aumentar todavía más. Así se consigue ganar volumen, pero sin excesos.
Cómo elegir el tipo de prótesis

Prótesis redondas o anatómicas: cuál me conviene más

Como decíamos más arriba, es una decisión que debe consensuarse siempre con el cirujano. No puede afirmarse con rotundidad que un tipo de prótesis según su forma sea mejor o consiga más volumen que otro. Cada caso es particular.

De forma general, las prótesis redondas se aconsejan cuando las mamas tienen alteraciones en el polo inferior, si la paciente está muy delgada o si el implante se coloca al tiempo que se hace un mastopexia o elevación de pecho, porque en estos casos el escote suele estar está muy vacío en la parte superior. Pero también se utilizan en otro tipo de pacientes.

En el caso de las anatómicas, el resultado es más natural, porque el pecho aumenta su volumen de una manera armónica a las curvas naturales del cuerpo femenino. Se recomiendan en concreto para mamas tuberosas.

Sin embargo, no hay reglas ni normas estrictas porque ya os hemos explicado todos los factores que se conjugan para elegir uno u otro tipo de forma. Por ejemplo: si tenemos una paciente que no es muy delgada y la parte superior de la mama no aparece vacía, no importará que se escoja prótesis redonda o anatómica porque, a la vista de perfil, el resultado será el mismo. La solución es específica en cada caso.

Con independencia de su forma, tamaño y perfil, el tipo de prótesis que utilizamos habitualmente en el Instituto Vila-Rovira son las cohesivas de gel. Esto significa que, en el hipotético y extrañísimo caso de que se rompieran, la prótesis no solo conservaría su forma sino que se evitaría la dispersión de la silicona por el cuerpo. Son las más seguras y las de mayor calidad en el mercado.

Si estás pensando en un aumento de pecho o en una mastopexia con implante, consulta con nuestros especialistas cuál es el tipo de prótesis que mejor se adapta a tu caso. Sabes que puedes pedirnos cita sin compromiso.

Contacto

Aumento de pecho con prótesis: ¿en qué consiste?

28 de mayo de 2020|

Aumento de pecho con prótesis: ¿en qué consiste?
Inicio-Cirugía estética

El aumento de pecho con prótesis es uno de los procedimientos más populares en clínicas especializadas en medicina y cirugía estética. ¿Por qué?

El pecho es una zona del cuerpo con especial relevancia para la mujer, porque es el principal símbolo de la feminidad. Por eso, cuando una mujer no ha desarrollado sus senos de la forma que le gustaría, en muchas ocasiones este área del cuerpo se convierte en un foco de insatisfacción. Y, en casos puntuales, incluso de inseguridad.

También existen muchas mujeres que en la juventud gozaban de un escote que las satisfacía pero que, tras pasar por el embarazo y la lactancia, sienten que su pecho se ha “vaciado”.

En cualquiera de los casos, la cirugía de aumento de pecho con prótesis puede aportar soluciones específicas a su caso de una forma rápida y satisfactoria.

El aumento de mamas con prótesis es una intervención quirúrgica de una hora aproximadamente, durante la cual se implantan unas prótesis bajo la glándula mamaria.

Cómo actuamos antes del aumento de pecho

En la primera visita con una paciente, escuchamos sus expectativas y determinamos los parámetros que nos ayudarán a escoger la mejor prótesis para su caso, aquella que permita un resultado natural y armónico con el resto del cuerpo.

También probamos diferentes medidas en “real”, ante un espejo y con un top, donde puedes evaluar cómo quedará una vez tengas implantada una prótesis u otra.

Unos días antes de operar, volvemos a vernos con la paciente para volver a ponderar las conclusiones tomadas en la primera visita.

Implantación de las prótesis

Las prótesis pueden colocarse detrás del músculo pectoral o debajo de la fascia pectoral. En función de la anatomía propia de la paciente y de su mama, se optará por una ubicación u otra.

El procedimiento a la hora de realizar la implantación de las prótesis también puede variar en función de las necesidades, abordándose desde la areola del pecho o a través de una pequeña incisión bajo el pecho. En cualquier caso, la cicatriz resultará invisible, prácticamente imperceptible.

En las visitas iniciales con el equipo médico se determina la anatomía del paciente y sus expectativas, para decidir cómo se efectuará la intervención.

Recuperación tras la intervención

Una vez finalizada la operación de aumento de mamas con prótesis, el paciente puede ser dado de alta durante el mismo día (estancia mínima de 12 horas) o al día siguiente por la mañana.

Si la intervención se ha realizado por debajo del músculo pectoral, la paciente puede sentir algunas molestias durante dos o tres días. Si se ha utilizado la técnica de bolsillo subfascial, prácticamente no sentirá dolor.

Como norma general, a la semana de la intervención se pueden retomar las actividades laborales.  y a partir de la cuarta semana se pueden iniciar actividades más enérgicas, como realizar ejercicio físico o practicar un deporte. También en este periodo se puede comenzar a tomar el sol nuevamente.

En cualquier caso, el médico pautará los plazos de recuperación.

El Dr. Vila-Rovira es un profesional de referencia en la especialidad de cirugía estética desde hace más de 30 años. Goza de reconocimiento internacional gracias a las innovaciones técnicas que ha aportado en este tiempo.

Si estás interesada en conocer más acerca del método Vilarovira para la intervención de aumento de pecho con prótesis, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Contacto

Soluciones para el pecho caído

7 de mayo de 2020|

Inicio-Cirugía estética

El pecho caído o flácido no es del gusto de ninguna mujer. Diferentes circunstancias pueden llevar a encontrarse ante esta situación, que tiene solución definitiva.

Cómo se llega a tener un pecho caído

Son varios los factores que pueden llevar a tener el pecho caído. En primer lugar, el paso de tiempo y el efecto de la gravedad son determinantes. También un exceso de volumen o haber sufrido un proceso de adelgazamiento brusco.

Es habitual además que el pecho cambie tras haber sido madre. Las variaciones de volumen durante la gestación y la lactancia provocan la distensión de la piel y de los ligamentos que sujetan el pecho que, como resultado, desciende, parece vacío o ambas cosas a la vez.

Cirugía para pecho caído Barcelona

Corrige el pecho caído con mastopexia

La solución para elevar el pecho caído, corregir la flacidez y/o remodelarlo es la cirugía plástica. Este técnica quirúrgica se llama mastopexia y consigue recuperar la belleza del pecho, su firmeza, estética armónica y proporcionada, levantarlo e incluso, si se desea, aumentar o disminuir su volumen original.

La mastopexia también puede ser útil en los casos en los que existe asimetría mamaria.

Así es la intervención

Cuando una paciente acude a nuestras consultas para informarse sobre mastopexia, siempre se realiza un examen individual de su caso, porque existen diferentes técnicas, según el grado de caída del pecho que exista, leve, moderado o severo.

En función del tipo de técnica que se aplique, las cicatrices serán diferentes. 

  • Alrededor de la areola. La incisión se hace en forma de círculo alrededor de la areola, de modo que la cicatriz queda casi imperceptible. Es posible cuando la caída del pecho es poca.
  • Debajo de la areola. La cicatriz queda en una línea vertical que va desde la areola al surco mamario. Es la más frecuente y la que se aplica en casos de caída moderada.
  • En forma de T invertida. En realidad son dos cicatrices, una que va en vertical desde la areola al surco mamario y otra que va en horizontal a lo largo del surco mamario. Es la que queda por la ejecución de una técnica para elevar un pecho muy caído.

En función de la caída, de la flacidez del pecho y de la calidad de la piel, el cirujano decide en cada caso cuál es la técnica más indicada. 

En ocasiones, la mastopexia lleva aparejada la implantación de una prótesis, bien en casos en los que se desea más talla, bien en casos en los que la anatomía de la paciente lo requiere, para un resultado más estético, para rellenar los polos superiores de la mama.

La operación para levantar un pecho caído puede efectuarse con anestesia general o anestesia local acompañada de sedación.

Recuperación de una mastopexia

La intervención dura entre dos y tres horas, y la recuperación es muy rápida. Lo habitual es que la paciente pase una noche en el hospital y al día siguiente ya pueda volver a casa. 

Durante los primeros días, la paciente lleva un vendaje que enseguida se sustituye por un sujetador específico, que tiene que utilizar durante unas cuantas semanas.

Existen tres tipos de cicatrices, en función de la técnica que se utilice, según la caída de la mama

Durante los primeros días la paciente sentirá algo de dolor, que se controla con medicación, y poco a poco pasarán a ser molestias. También es habitual apreciar sensación de tensión. 

El material de sutura es reabsorbible, por lo que no es necesario quitar los puntos. La inflamación irá disminuyendo. En 48-72 horas la mejora es muy significativa. En todo caso se recomienda llevar una vida tranquila durante los primeros días. La posibilidad de volver al trabajo o a realizar las actividades normales es diferente en cada paciente, en función del tipo de ocupaciones que tenga. Lo ideal es evitar esfuerzos durante 10-15 días y evitar levantar peso (ni coger a un niño, ni cargar bolsas de la compra, etc.).

Para hacer deporte, habrá que esperar a la recomendación del médico, pero habitualmente conviene esperar un mes o mes y medio, y luego seguir una reincorporación paulatina.

Todo ello lo irás viendo en las revisiones con el especialista.

El lipofilling 

En ocasiones, en la mastopexia se puede hacer combinada con lipofilling, es decir, con relleno de grasa autóloga (de la propia paciente), lo que evita cualquier tipo de rechazo. Esta técnica permite dar volumen y rellenar. Puede aplicarse en mujeres en quienes no están indicadas las prótesis (porque hay más riesgo de caída) y como técnica complementaria junto al uso de prótesis.

La grasa se obtiene de zonas como las pistoleras o el vientre de la paciente.

Pecho escultural mastopexia Barcelona

Lo más importante es que escuches los consejos del cirujano, para decidir qué pasos a seguir en tu caso particular para corregir un problema de pecho caído. Pídenos cita sin compromiso.

Contacto

Cargar más posts
Ir a Arriba