Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Adiós al exceso de sudor tratamiento con toxina butolínica

Adiós al exceso de sudor: Tratamiento con toxina botulínica

El exceso de sudor puede suponer un grave problema en nuestra vida diaria. También llamado hiperhidrosis axilar, afecta tanto a mujeres como hombres, e incide de forma importante en la calidad de vida de los pacientes y en las relaciones socio-laborales de los mismos.

No obstante, en IVR tenemos la solución a este problema: el tratamiento con toxina botulínica.

¿Es efectiva la toxina botulínica para tratar el sudor?

Sí, lo es y mucho. La toxina botulínica produce la inhibición de la liberación de acetilcolina. Esto significa que cuando el impulso nervioso de nuestro cuerpo hace que liberemos sudor, la toxina botulínica hace que ese proceso se vea detenido.

Adios al exceso de sudor

Para ser más exactos, la toxina botulínica bloquea la función de las glándulas sudoríparas, cosa que provoca una reducción en la sudoración en las zonas en las que se aplica. Como consecuencia, no sólo se elimina la incomodidad que representan los “cercos de sudor”, sino también sus consecuencias indeseables: mal olor e inseguridad.

Este tratamiento reduce en más del 83% la sudoración al cabo de una semana de realizar el tratamiento.

La infiltración de la toxina se realiza con agujas muy finas y el tratamiento se completa en menos de una hora. Los resultados que se obtienen se prolongan durante aproximadamente 6 meses. Aunque el procedimiento tiene que repetirse después de este tiempo, generalmente cada vez se pueden espaciar más las aplicaciones.

El uso de la toxina botulínica para tratar el exceso de sudor no tiene efectos adversos relevantes, por lo que es uno de los más beneficiosos a largo plazo. Se puede aplicar en las palmas de las manos y los pies y en las axilas, que acostumbran a ser los puntos más afectados e incómodos por la hiperhidrosis.

Además, en el tratamiento con toxina botulínica para el sudor no se da en ningún momento la llamada hipersudoración compensatoria, es decir, la aparición de sudor en otras zonas no tratadas con toxina botulínica. De esta manera no hay nada que temer durante ni al final del tratamiento.

En IVR realizamos tratamientos de toxina botulínica para paliar el exceso de sudoración y podemos informarle de todo el proceso sin compromiso. Póngase en contacto con nosotros haciendo clic en el botón.

Contacto

Si te ha gustado ¡Comparte!

Contenido relacionado:

Categorías

Cambia tu aspecto y tu vida

Hay decisiones que cambian la vida, esta es la TUYA

Financiamos tu cambio

Contacta con nosotros y te daremos la información personalizada que necesitas.

Valoramos tu caso

Contacta con nosotros y te daremos la información personalizada que necesitas.